Las virtudes para una buena confesión

|



En las primeras semanas del blog publicamos las cinco condiciones para confesares bien. Pero para hacer una buena confesión, Santo Tomás de Aquino, señalaba una serie de virtudes que pueden ayudar para que nuestras confesiones sean más fructuosas.

La confesión debe ser simple, humilde, pura, fiel, frecuente, clara, discreta, voluntaria, sin discutir, integra, secreta, arrepentida, pronta, fuerte, acusadora y dispuesta a obedecer.

No todas las cualidades tienen la misma importancia pero todas son muy útiles para que mejoremos en la recepción, no lo olvides, de este sacramento del que el Cardenal Dolan en el pasado Sínodo denomino el Sacramento el Sacramento de la nueva evangelización.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *