PUBLICIDAD

Una Piedra

|

Fue el primer instrumento que comenzamos a usar los hombres, en el Paleolítico: ‘una piedra’. Desde la prehistoria, el sílex fue nuestra única herramienta. Allí estaba: disponible, usable para todos… ¡pero sólo a un troglodita listo se le ocurrió cogerla, pulirla y usarla!

Multiuso: “El distraído, tropezó con ella. El violento, la utilizó como proyectil. El emprendedor, construyó con ella. El campesino, la usó de asiento. Para los niños, fue un juguete. David mató con ella a Goliat. Miguel Ángel sacó de ella las más bellas esculturas”

En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra: sino en cómo la usaron. “No existe piedra en tu camino, que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento”.

Hablamos de ‘duro como una piedra’, ‘frío como una piedra’, ‘firme como una piedra’… Para construir muros, aisladores o cimientos… sirven estupendamente piedras brutas, que aunque parezcan inservibles, son utilísimas para proteger, sostener o tabicar.

¿Insuperable? Eso es SUBJETIVO: lo que a unos les frena, a otros les anima. La misma piedra ruda, puedes usarla como rueda de molino, rompeolas contra el mar, base firme…

¿Dificultades? ¡Son RETOS“La fuerza, cuando crece, es ante la dificultad” [Virtus in infirmitate perficitur. 2 Cor 12:9]. Cuando el deporte te empieza a costar, y te obliga a tener que vencerte y te fuerza a superarte… Ahí es dónde de verdad te estás robusteciendo y poniendo fuerte, cuando te están creciendo tu musculatura y tu energía.

¿Esfuerzos? ¡Son SUPERACIONES! Sin metas, no se avanza. Sin luchas, no hay victorias. Sin batallas, no hay triunfos. Hacen falta entablar esas pequeñas guerras contra los propios defectos. Cansándote y luchando por vencerte, es como te robusteces y mejoras. “Haz que las contrariedades te alienten, y que los obstáculos te engrandezcan”.

¿Imposible? Según PARA QUIÉN. ¡No se lo digas a uno de Bilbao! -“Patxi: ¿A que no hay huevos para…?” Y a Patxi no le frena ya… ni la US Navy, hasta que consiga hacerlo. Este es el lema de mi empresa: “¿Imposibles? En el acto. ¿Milagros? Tardamos un poco”.

¿Qué algo te Cuesta? Eso se arregla muy fácil: es sólo cuestión de echarle más ganas. Sin esforzarte, fijo que fracasas. Luccando, vas arreglándolo “Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino”. Gabriela Mistral.

¿Qué te ponen pegas? Hay solución: pasa. “Y si te mean, tú di que llueve”. Como decía Epícteto de Frigia (55 a.C.): “¿Qué ganarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien, imita a la piedra y no oigas las injurias que te dirijan tus enemigos”.

Algo que parecía un incordio, una lata, una tarea pesada y aburrida… puede convertirse ¡hasta en un deporte! – En Euskadi, seguimos usando las piedras para competir en alzadas de deporte rural, echando risas: levantadores de piedra,harrijasotzaileak. “Perurena alza la piedra de 300 kilos” http://www.youtube.com/watch?v=s93wrXuZWbc (11/02/2013)

El valor de alguien, no está en su inteligencia, riqueza, fuerza, belleza… ¡Está en el uso que haga de ello! Y eso, en castellano, se llama “echarle güevos”, o dicho más fino, poner “virtudes”. Algunos nos llamamos ‘Pedro’, procedente del griego ´petra’: que significa “piedra”. “Una sola piedra, puede desmoronar un edificio”. Francisco de Quevedo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.