Infovaticana
Dos puntos importantes de Amoris Laetitia
Michael Collins

Dos puntos importantes de Amoris Laetitia

Gabriel Ariza
22 Abril, 2016

242. Los Padres indicaron que «un discernimiento particular es indispensable para acompañar pastoralmente a los separados, los divorciados, los abandonados. Hay que acoger y valorar especialmente el dolor de quienes han sufrido injustamente la separación, el divorcio o el abandono, o bien, se han visto obligados a romper la convivencia por los maltratos del cónyuge. El perdón por la injusticia sufrida no es fácil, pero es un camino que la gracia hace posible. De aquí la necesidad de una pastoral de la reconciliación y de la mediación, a través de centros de escucha especializados que habría que establecer en las diócesis»[259]. Al mismo tiempo, «hay que alentar a las personas divorciadas que no se han vuelto a casar —que a menudo son testigos de la fidelidad matrimonial— a encontrar en la Eucaristía el alimento que las sostenga en su estado. La comunidad local y los pastores deben acompañar a estas personas con solicitud, sobre todo cuando hay hijos o su situación de pobreza es grave»[260]. Un fracaso familiar se vuelve mucho más traumático y doloroso cuando hay pobreza, porque hay muchos menos recursos para reorientar la existencia. Una persona pobre que pierde el ámbito de la tutela de la familia queda doblemente expuesta al abandono y a todo tipo de riesgos para su integridad.

243. A las personas divorciadas que viven en nueva unión, es importante hacerles sentir que son parte de la Iglesia, que «no están excomulgadas» y no son tratadas como tales, porque siempre integran la comunión eclesial[261]. Estas situaciones «exigen un atento discernimiento y un acompañamiento con gran respeto, evitando todo lenguaje y actitud que las haga sentir discriminadas, y promoviendo su participación en la vida de la comunidad. Para la comunidad cristiana, hacerse cargo de ellos no implica un debilitamiento de su fe y de su testimonio acerca de la indisolubilidad matrimonial, es más, en ese cuidado expresa precisamente su caridad»[262].

Gabriel Ariza


3 COMMENTS ON THIS POST To “Dos puntos importantes de Amoris Laetitia”

  1. joel dice:

    Señor Ariza jr, permítame decirle que con su expurgo de blogs se hace usted reductor de cabezas y se queda en casi nada. Debo pensar que se debe a razones económicas de rentabilidad porque de otra manera no se explica. Pero aun así parece la manera mejor de ir achicándose hasta verse avocado al cierre.
    Se supone que no es por neutralizar a La Cgüeña porque compromisos o mandamientos superiores le obliguen a una maldad así. O por competencia de una emulación mal entendida que no soporta la buena acogida ajena. Es que ni facilita ni las entradas mensuales o al menos cuando se llega a unas cifras significativas de usuarios.
    Si la causa fuera impedir el acceso directo a los blogs sin pasarse por InfoVaticana que se vería perjudicada y orillada siendo la financiadora, la solución sería la de RD que usted conoce bien en cuya página aparecen los blogs al margen y los editoriales propios y propuestas de noticias relevantes en el centro, todo con la máxima facilidad de acceso e incluso también de comentarios con mínimas censuras de sistema.
    Usted suele tener buen olfato para introducir buenos temas y su Portada es notable pudiendo ir a más si no se reduce a ser unilateral o mostrar una línea errática
    Repito que me parece una equivocación periodística, pero también de sentido común comercial, no mantener una línea de criterio en este caso católico, y de cuando en cuando contraerse y dar la sensación de poco respeto a los usuarios.
    Espero sepa comprenderme al hacerle esta mi reflexión con la mejor buena voluntad.
    Gracias

  2. Me gusto esta entrada.

    Para mi forma de pensar hay muchos que:

    1. Hacen partido frente a esta cuestión, unos dicen que es magisterio otros dicen que no.

    2. Hay otros que prefieren ni leer al Papa, solo quieren seguir con lo que ya saben o profundizar mejor en la tradición de la Iglesia y el magisterio.

    3. Otros que no leen la exhortación, sino se quedan con comentarios a la misma y no van a la fuente.

    4. Otros que leen la exhortación con prudencia oran a Dios por ello.

    5. Otros que solo oran y oran.

    6. Y otras opiniones que aun no se han escuchado.

    N.B: Las personas más sensatas para mí son la 4 y la 5, que prefieren que Dios haga madurar mas el tema, con esto no digo que lo otros no tengas su aporte claro que lo tienen.

    Por otra parte me gustaría tener un blog en esta página, me gustaría que lo crearan mi correo es diegodfgo@yahoo.es , espero ser admitido estoy en comunión con la Iglesia. Para hacer aportes como este.

  3. Lluís dice:

    Que Dios perdone a Francisco todo el daño que está haciendo a la almas, y el gran número de almas que se están condenando eternamente por culpa de su confusión, ambigüedad y “lío”.