Infovaticana
Manuel Guerra

Los extraterrestres y la fe cristiana

Gabriel Ariza
11 Enero, 2016

Cuando la fe religiosa decae, crece la creencia ideológica, pseudorreligiosa. Una de sus manifestaciones es la creencia en lo relacionado con los extraterrestres, que sigue de actualidad. Según la encuesta de Armando Miguel Gómez, “La sociedad española 1992-1993” (Alianza, Madrid, p. 455), el 20% de los entrevistados creían en la existencia de los extraterrestres y que ya se han puesto en comunicación con nosotros. Como complemento bibliográfico cf. los nombres de las sectas enunciadas en esta bitácora o artículo de Internet y los nombres de personajes relacionados con ellas, así como las palabras; “abducidos, canalismo, contactados, espiritismo, extraterrestres, escritura automática, locución, paragrafías, parapsicología, posesión, profecías incumplidas (síndrome de las), sexualidad, suicidio, telepatía, ufónico, uiyá, viajes astrales”, etc., en mi “Diccionario enciclopédico de las sectas  (B.A.C., Madrid 2013 -5ª edición) y la bibliografía citada en cada una de ellas.

  1. ALGUNOS TECNICISMOS Y UN POCO DE HISTORIA

1.1. Extraterrestres, exoplanetas, extrasolares, planetas “Extraterrestres” son los supuestos habitantes de otros planetas, que se comunicarían de diversas formas con los terrestres o habitantes de la Tierra. Los planetas gravitan alrededor del Sol (“planetas solares”: Marte, Mercurio, Júpiter, etc.,) y en torno a estrellas distintas del Sol. Estos son los llamados “exoplanetas” (“exo” = “fuera” en griego) o “extrasolares”. El primero de los planetas extrasolares fue descubierto en 1995. Su número será innumerable. El de los conocidos hasta ahora  asciende a más de dos mil. La palabra “planeta”, en este contexto, se entiende en su acepción astronómica y en la vulgar (“cuerpo sólido celeste que gira alrededor de una estrella y que se hace visible por la luz que refleja”), así como en uno más amplio, que abarca también a los satélites (“cuerpo celeste que gravita en torno a un planeta”), etc. 1.2. UFO, OVNI,OVNIs, ufónico,  ufología La “ciencia” que estudia todo lo relacionado con lo extraterrestre se llama “ufología”, nombre compuesto del término de origen griego: “logía” (= “exposición”) y del inglés UFO, acrónimo de “Unidentified Fliyng Object”, en español “Objetos Volantes No Identificados (en acrónino: OVNI en singular, OVNIs en plural). Fueron clasificados así en junio de 1947 cuando Kenneth Arnold declaró haber visto naves volantes en el cielo del Monte Rainier (Estado de Washington, EE.UU). Él y George Adamski (en 1946) fueron los primeros en comunicar la percepción de naves volantes. 1.3. Visionado, contacto, contactado, abducido “Visionado”, en el contexto ufónico consiste en lo simplemente visto y también en lo creído real aunque solo sea inventado por la imaginación e inteligencia humana. “Contactado” es el individuo que cree y dice haberse puesto en contacto o comunicación con seres extraterrestres. Según los real o supuestamente afectados, los ”contactos” o comunicaciones pueden ser físicos (relaciones directas, presenciales), mediúmnicas (sesiones espiritistas), mediante “posesión” (cf. 3.4.4, etc.,), telepáticos (cf. cf. 3.4.3), mediante paragrafía o escritura automática (cf.3.4.3), la uiyá (ui-já, oui-ja), epistolar, telefónica, electrónica. En esta bitácora pueden verse casos de estas formas de contactos. “Abducidos”, los “conducidos” o “llevados” por supuestos extraterrestres “desde” (“ab” en latín)  donde se encuentran en la Tierra a una nave espacial y en ella a otro planeta. Se explicite o no, estos tecnicismos deben ir precedidos de “supuestos, supuestamente” en textos y contextos ufónicos mientras no se demuestre su realidad objetiva. 1.4. El lenguaje de los extraterrestres Según la definición ya clásica de F. de Saussure, lenguaje es la suma de la lengua (conjunto de signos de índole psíquica, exterior al individuo, a disposición de una colectividad) y del habla (el ejercicio individual del lenguaje). Si los extraterrestres se comunican con los humanos, deben hacerlo por medio de algún lenguaje; a veces lo exteriorizan por medio de la escritura automática (cf. 3.4.3). Algunos hablan del lenguaje y de escritura en el sentido pleno de estos términos, pero se trata de una lengua y de su escritura inventadas por las personas supuestamente contactados, por ejemplo la ummita (cf. 3.4.4). ). Daniel Gagliardo, fundador del Grupo Uksim (con centros Argentina, Brasil, EE.UU, España, Uruguay, año 2015) ha “elaborado” también una lengua cósmica, llamada Irdin, vigente en su Centro de Servicio Planetario, ubicado en un paraje sugerente e ideal entre las desérticas montañas de Córdoba (Argentina); una de sus palabras sería Uksim. Puede leer el artículo completo aquí.  

Gabriel Ariza