PUBLICIDAD

Una sorpresa para el obispo

|
El obispo diocesano de Teramo-Altri, Don Michele Seccia, estaba realizando una visita pastoral a la comunidad de Silvi, en la región italiana de Abruzzo. En el inicio de la primavera, el 21 de marzo, experimentó un “milagro luminoso” en aquella localidad. Al visitar la iglesia de la Asunción, confiada a los franciscanos, en los alrededores de Silvi Marina, una ciudad de veraneo en el Adriático, había unos niños musulmanes recitando suras del Corán en árabe. La representación insólita, que en muchos aspectos remite a una mentalidad pseudo-interreligiosa e ingenuamente encantadora, se desarrolló delante del sagrario. El obispo, que no participó del programa, se encontró con un hecho consumado, conforme informó el sitio Messa in Latino. No se sabe lo que el obispo comentó al respecto…

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.