PUBLICIDAD

Sentido del humor

|

No cabe duda de que la vida moderna con sus prisas y agobios no favorece a desarrollar el sentido del humor. El buen humor parece más propio de otras épocas más tranquilas donde florecían el género de las zarzuelas o las comedias teatrales. Este tiempo nuestro es más proclive al estrés, a las ansiedades, a los nervios rotos, y estas disposicio­nes de ánimo no son compatibles con esa paz inte­rior de donde brota el buen humor. Sin sentido del humor la vida desemboca en tragedia
Los grandes problemas, a veces, deben ser resueltos con una sonrisa. El buen humor es la panacea para muchos males propios de la convivencia. Reírse a tiempo de una pequeña contradicción es haber dado con la mejor solución para superarla. La risa impide que magnifiquemos los hechos adversos y les demos más importancia de la que en realidad tienen
Una buena pedagogía debería enseñarnos a no tomar muy en serio muchas de nuestras acciones. La mayoría de las cosas tienen la importancia que nosotros queramos darles, y con frecuencia les damos una entidad superior a la suya. Es un princi­pio de sabiduría saber aquilatar la realidad en su medida justa, darle el valor debido. De esta forma, no habrá sorpresas que nos decepcionen, no estare­mos fracasando constantemente. Es verdad que el sentido del humor en parte nos viene dado por nuestro temperamento, pero depende de nuestra decisión temporal el que sepamos convertirlo en un elemento primordial a la hora de interpretar la vida.
 No es fácil adoptar esta postura, porque un requisito sine qua non para que crezca el buen humor es la paz interior, y este tipo de paz es difícil de adquirir porque depende de la posesión de valores espiritua­les, para cuya obtención se necesita del factor tiem­po. Siempre tropezamos con los valores morales, porque son en ellos donde a fin de cuentas se resuelve la vida humana. No hay otras recetas para hacer de la convivencia fuente de felicidad. El buen humor es una consecuencia y no puede darse sin la causa de donde procede. Y esta causa es -como hemos dicho- la paz interior.
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.