PUBLICIDAD

PROTOLEFEBVRIANA

|
«Sedme hombre viril y no tímido.» 
«Aprended pues del verdadero padre y pastor.» 
«Y no miréis a ninguna contradicción que tengáis… mas, como hombre varonil y sin temor alguno, venid.»  
«Mirad, por lo que amáis vuestra vida, que en ello no cometáis negligencia: ni os burléis de las operaciones del Espíritu Santo, que se os exigen, pues lo podéis hacer… Yo, si estuviera en vos, temería, que el divino juicio cayese sobre mí. Y por ello os ruego dulcísimamente de parte de Cristo crucificado, que seáis obediente a la voluntad de Dios…» 
«No hay, pues, que dormir más, sino varonilmente y sin negligencia, para gloria y alabanza del nombre de Dios, hacer lo que pudiereis, hasta la muerte.»
«… [P]or lo menos, santísimo Padre, sean arrancados de vuestra santidad el desordenado vivir y los mentecatos modos y costumbres de aquéllos.» 
«Y no esperéis tanto que haya de llegar primero la muerte.. porque os aseguro que, si no se pone algún otro remedio, la enfermedad crecerá.»
Con estas palabras se refería a los Papas Gregorio XI y Urbano VI, la señorita Caterina di Jacopo Benincasa de Siena. De haber vivido en nuestros tiempos, don Iraburu y los infocatólicos la denigrarían como filo-lefebvriana. ¿¡Dónde se ha visto no «interpretar benignamente» los «gestos» de los Papas. «respetando como es debido al Vicario de Cristo?! ¡Qué desfachatez lo de esta mujercita!
Lástima que, a pesar de los iraburianos e infocatólicos, Caterina se convirtió en Santa Catalina de Siena, canonizada el 29 de junio de 1461 por el Papa Pío II, santa de la Iglesia Universal. Es más, el beato Pío IX la proclamó Patrona secundaria de Roma (1866), San Pío X la hizo primero modelo (1903) y luego patrona (1914) de la Acción Católica, el siervo de Dios Pío XII la creó Patrona de Italia (1939), Pablo VI la nombra Doctora de la Iglesia (1970) y el siervo de Dios Juan Pablo II la proclama Co-Patrona de Europa (1999).
Una lástima que los iraburianos se vean una vez más contradecidos por la Iglesia, pre y post Concilio Vaticano II.
Sancta Catharina Sienensis
Ora pro nobis
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.