PUBLICIDAD

De preámbulos y ruidos

|


Et exoritur procella magna venti, 
et fluctus se mittebant in navem, 
ita ut iam impleretur navis. 

Como dice el bueno de Isaac, hay algunos que hacen ruido, mucho ruido. Entonces, para intentar poner un poco las cosas en orden, entresacamos lo que creemos es fundamental de la tan cacareada como poco leída entrevista que el obispo Fellay concedió a la agencia DICI:
Resulta que el Preámbulo doctrinal que se nos entregó es un documento que, como indica la nota que lo acompaña, puede recibir aclaraciones y modificaciones. No es un texto definitivo. Dentro de poco vamos a entregar una respuesta a este documento…
Es verdad que no podemos avalar este Preámbulo doctrinal, aunque se prevea un margen para una «legítima discusión» sobre ciertos puntos del Concilio. ¿Cuál es la extensión de ese margen? La propuesta que voy a hacer en estos días a las autoridades romanas y su respuesta nos permitirán evaluar las posibilidades que nos dejan. Y sea cual sea el resultado de estas conversaciones, el documento final que se haya aceptado o rechazado se dará a conocer públicamente.

Como la nota que lo acompaña prevé la posibilidad de hacer aclaraciones, me parece necesario pedirlas en lugar de rechazarlas a priori, lo cual no constituye prejuicio alguno sobre la respuesta que vamos a dar.
Para nosotros, hijos espirituales de Mons. Lefebvre –que siempre se negó a hacer una Iglesia paralela y que quiso siempre permanecer fiel a la Roma eterna–, no hay dificultad alguna en adherir plenamente a todos los artículos del Credo.

…El propio Papa está experimentando la disidencia de varias conferencias episcopales sobre este tema [el pro multis] entre otros muchos, cosa que puede permitirle entender fácilmente la feroz oposición que habrá indudablemente contra la Fraternidad San Pío X por parte de los obispos en sus diócesis. Se dice que Benedicto XVI desea personalmente una solución canónica; pues tendrá que querer igualmente adoptar los medios que la hagan realmente eficaz.
Por su parte, ya Mons. Guido Pozzo, secretario de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei” y, por tanto, uno de los pocos capacitados para hablar con propiedad de las negociaciones de la Santa Sede con la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X, dijo en otra entrevista hace casi dos meses respecto al Preámbulo doctrinal:
Ellos [la FSSPX] siempre tienen la posibilidad de pedir algunas precisiones o aclaraciones, que, de nuestra parte, proveeremos ciertamente dentro de un tiempo razonable. [02:01]
Bueno, justamente es lo que dice el obispo Fellay que hará: pedir aclaraciones y precisiones.
Entonces, ¿por qué el empeño de tantos en hacer tanto ruido como hacen InfoCatólica o ACI Prensa confundiendo y engañando con textos sacados de contexto y “hervidos” junto a comentarios que sólo buscan provocar escándalo y perplejidad en los fieles de a pie que no tienen porqué estar enterados de los pormenores de negociaciones que llevan ya más de 35 años?
Será que, como dijo el obispo Fellay,
…La Fraternidad San Pío X ya no es la única que ve los problemas doctrinales que plantea Vaticano II. Este movimiento se va extendiendo y ya no se va a detener.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.