Todo Artificial

|

A mis queridos amigos de INVOTICANA

Me dirijo a ustedes para agradecerles la labor informativa que llevan adelante y como están poniendo voz a los muchos católicos que padecemos la escandalosa situación provocada en Almería y el caos en el que ha sumido a la Iglesia Diocesana, Mons. Gómez Cantero y su gobierno de palmeros.

Me preguntaba alguno de ustedes y de mis amigos más íntimos: ¿por qué llevo tiempo sin pedirles que publiquen nada en su medio? Ni a ustedes directamente, ni a Don Francisco José, a quien tengo en gran estima.

<

No lo he hecho, porque en Almería no hay lo que podríamos definir como: “cierta susceptibilidad” sino que al frente de la Iglesia de Almería, con sonrisa cómica, mirada sarcástica y falsa humildad se ha instalado un régimen “estalinista.”

Eso produce una situación de acoso de un pequeño grupúsculo de clérigos a los laicos que diferimos de lo establecido. Y supone graves problemas a los sacerdotes que ellos intuyen que pueden estar detrás. 

Yo soy ya un anciano, pero Almería es pequeña y tengo nietos que van a un colegio de la diócesis (por cierto asolado). Es por ello, y aunque mañana algún bufón que tuvo a bien presentarnos una tesis de 700 páginas compuesta de “chascarrillos” sugiera que voy de cabeza a la caldera de satán por diferir de este gobierno y por no decir mi nombre (para que me puedan cortar la cabeza) he decidido escribir alguna cosa que me sugiere este circo, al que asisto atónito desde la distancia. 

Hace años, le sugerí a D. Rosendo, que EPD,  que no se fiase tanto de la bondad fingida del que fue su vicario general. No le sentó muy bien a D. Rosendo, pero siempre me mantuve en ello. Hoy lamentablemente veo que no me equivocaba. Siendo este, hoy Obispo, quien mueve los hilos y quien ha elevado al gobierno al que siempre fue su alumno preferido. El que ha sido y es vicario judicial y además, contra derecho, secretario canciller. 

Este sacerdote, conocido profundamente por el clero por: su ansia de poder, su actitud crítica, sus muchas calumnias… es el hombre fuerte de Cantero. Cómo ustedes no recordarán, fue muy joven a Roma con otro paisano y la gran decepción, para Mons. Beltrán, vino cuando el que permanecería en la carrera diplomática fuese el paisano y no su pupilo. Sin ironía, de verdad, creo que pudo mezclarse en su contra sus formas o sus gestos. 

Pues aquí seguimos y desde el pasado día 13 de marzo, en el que me contuve porque no sabía si era mejor reír o llorar, sólo una exclamación ronda mi mente: ¡todo artificial!

Cuentan que en tiempos de Franco llevaban autobuses a la plaza de Oriente para aplaudir al Caudillo. Hoy en los mítines políticos se llenan autobuses y después se invita a una cerveza. Pues, para ir con los tiempos,  en estos tiempos llevan autobuses a la Catedral de Almería para aplaudir al líder. Un personalismo absolutamente bochornoso. Leí lo que publicaron en este medio y había estado en ese espectáculo. Sólo sentía vergüenza en cabeza ajena y vergüenza por ver a lo que se ha sometido a nuestra Iglesia.  

El canciller, con esa cara de pueblerino con ansias de ínfulas cuando ha cesado de pelear con el otro, también de pueblo, el sr. Fundador de Providentia. Una vez victorioso, instalado en las dependencias reservadas para el sr. Nuncio en Palacio episcopal y empoderado nuevamente, tras su autonombramiento para la causa de los Santos (cargo que ejerció diez años, pero ahora se lo otorga para buscar los puntos que le faltan para ser como su padrino). 

En todo eso, donde lo menos importante para estos descreídos es Dios. Para los tontos y condenados como yo,  no ha pasado desapercibido la operación de lavado de cara y blanqueo que algunos sacerdotes de la curia están llevando a cabo para tapar la desastrosa gestión de gobierno del que la desgobierna. El canciller gobierna y sus vicarios, general y de pastoral, le hacen las palmas a Cantero. Aún me pregunto: ¿Quién encargó la tarta que sopló bajo un manto de estrellas mientras escuchaba la tuna su excelencia? ¡Hasta lloró de emoción! 

En esos mismos ambientes curiales ya se empieza decir que el Obispo no sabe gobernar o mejor no está capacitado, que está en manos… y lo que omito por no ser mal educado. Pero, sobre todo, su canciller, que es el que hace y deshace ante la admiración y pavor del clero.

Quizás por ello su fiel Sancho (es triste que el vicario general sea tan torpe como el propio obispo) ante la previsión del escaso número de fieles que pudiesen acudir a la catedral para celebrar, curiosamente la toma de posesión de Obispo Coadjutor; primera vez, en la historia de la Iglesia que eso se celebra y precisamente un hombre tan “humilde y bondadoso”. Pues fue necesario contratar autobuses, no sabemos si también con bocadillo, para aplaudir y hacer la ola. 

Este equipo de palmeros,  saben que no está bien nada, que está todo feo y que hay una división tal como nunca se había visto. El hecho de celebrar la toma de posesión de Obispo Coadjutor es tan absurdo como la misma celebración que se llevó acabo. En el calendario litúrgico de cualquier diócesis del mundo se celebra el día del obispo que siempre, excepto en Almería, coincide con la ordenación del Obispo.

El mismo Obispo, como quien se prepara su “cumple”, llamó a Teruel para que el obispo del lugar se trajese un autobús. Añoraba Teruel ya que, como él dice, allí los “curas le aplaudían” y aquí le hacen sufrir.

Había que hacer un lavado de cara tras la desastrosa gestión desde que comenzó a reinar, había que lavar la cara a los desprecios hacia el Obispo emérito de Boma, y los desprecios que no faltan cada día hacia el obispo emérito (¿por cierto que fue de él, vive?). El líder aprovecha cualquier reunión y cualquier ocasión para criticar, hablar mal, e incitar al odio hacia el obispo emérito: sea por una lavadora, sea por una puerta, sea por una sede, sea por lo que comió la pasada semana, sea porque vive. Es de una bajeza moral, de una desvergüenza y de un sentido anticristiano que un Obispo se preste a eso, que en lugar de intentar conseguir saber quién soy para perseguirme lo que tendría que pedir a Dios es la humildad de su conversión o pedirme cita en la consulta, porque es afectivamente de libro sus muchas patologías. 

Al final de la misa de ensalzamiento del líder se invitó a que los asistentes esperasen en la puerta para desplegar la pancarta que había hecho un sacerdote diocesano, párroco muy cerca de la capital, cantarle el cumpleaños feliz, soplar la vela de la tarta y que la tuna le cantase y mientras SE “humilde y bondadoso” se emocionaba.

Nunca algo tan artificial y adulterado se había vivido en la catedral. Nunca se había aprovechado una misa para semejante acto personalista. Desde la entrada hasta la bendición final se puede calificar de pasteloso, meloso… creí por un momento que estaba en la serie, que popularmente conocemos “del cuéntame” o que habían resucitado los pantalones de campana. En ese ambiente tan nostálgico, me habría venido bien un opiáceo de aquellos con los que tontee en Granada cuando estudiaba y corría delante de los grises. 

Para despedirme, fue grande la carcajada que se me escapó al leer en lo que dicen que es la página web del obispado de Almería, que hubo 100 curas. ¡qué simpáticos! Ya puestos a mentir, yo habría puesto que fueron 1.000. Por no extenderme más, prometo que otro día escribo unas líneas sobre el miedo del clero al líder y la situación pastoral de la diócesis.

Sigo siendo psicólogo 

Trabajo terapia gratis para Obispos

24 de marzo del 2022

ALMERÍA 

¿Hasta dónde estoy de tontos?  ¡No lo digo porque puede sonar mal!

Comentarios
2 comentarios en “Todo Artificial
  1. Las Nancys negras les decimos en Almería. Antes uno cuando quería reír ponía los morancos o se iba al circo. Hoy gracias a la amabilidad de este obispo, sólo es necesario mirar la página diocesana o esperar cada día a ver qué se le ocurre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *