PUBLICIDAD

Envidia de Sosa Wagner

|

Anda uno pensando lo útil que sería o lo a gusto que se quedaría describiendo la universidad que le ha tocado vivir, de la que no tiene muchos puntos de comparación, pues frente a la visión de los grandes maestros siempre la he conocido igual. Bueno realmente mi conciencia de la universidad se ha formado a medida que venía la fragmentación autonómica, la expansión retributiva del PAS, Bolonia, los sistemas de calidad, la frustración ante los proyectos, la universidad turística en Iberoamérica, el género y las cuotas, la supuesta revisión por pares…..

Y pensaba que pese a mi falta de gracia escribiendo, alguien me atribuyo una prosa académica como terrible defecto, lograría alguna vez transmitir mis descubrimientos, quizás de forma novelada. Pero he aquí que Francisco Sosa Wagner publica su Novela ácida universitaria y me pasa lo que me paso al leer los escolios de don Colacho, todo lo dice mas y mejor.

No he terminado y no se si encontraré descrita  la impresión que produce en el profesor viejo el ver convertida una asignatura de doscientos años en unas habilidades de redacción y búsqueda de bases de datos; pero esa, que será probablemente mi última experiencia, no da para una novela. Quizás para una glosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *