PUBLICIDAD

Cómo organizar una esplendorosa liturgia de Viernes Santo en una gran catedral: sugerencias

|
Como acabamos de vivir el Viernes Santo, quiero sugerir al clero que me pueda estar leyendo cómo organizaría yo la liturgia del Viernes Santo en una gran catedral. Nunca se sabe quién te lee y si a alguien le pueden ser útiles estas líneas. 

Toda esta ceremonia catedralicia que voy a describir no requiere del cambio ritual de ningún rito respecto a la normal que se hace en cualquier iglesia. Lo único que tendría que consultar el obispo a la Congregación del Culto es el cambio sugerido de las vestimentas y la inserción de la representación histórica de la que hablo en la procesión final. Ambas cosas las explico después. El resto de esta liturgia es la misma ceremonia de cualquier iglesia con los mismos ritos.
El obispo y los celebrantes se dirigen en procesión hacia el presbiterio. Delante del altar se postran un tiempo. Después continúan procesionalmente hacia el coro de los canónigos. Allí tiene lugar la Liturgia de Palabra y el sermón. Si no hubiera un gran coro de canónigos, se colocarán en el mismo centro de la nave central varios bancos de forma coral con la cátedra presidiendo un extremo.
Después de la Liturgia de la Palabra se dirigen en procesión ante la representación de la Cruz y el Crucificado que, a tamaño natural, se habrá colocado a la entrada de la catedral, dentro de esta, cerca de la puerta.
Delante de la cruz se coloca el obispo flanqueado de dos presbíteros. Dos acólitos se colocan delante de esos dos presbíteros, entre los dos harán la oración universal. El resto del clero y acólitos se colocarán detrás del obispo y los dos presbíteros. Parte del pueblo fiel rodeará a los celebrantes y la cruz. Sólo una parte, porque todos no cabrían en el atrio. Será muy bello hacer esas plegarias ante el Crucificado.
Acto seguido un diácono tomará una cruz realmente preciosa, mejor si es de plata y cuajada con piedras semipreciosas e inscripciones (la voy a llamar aquí la “cruz de plata”) y la llevará desde el atrio hasta el altar, cantando en tres lugares distintos Mirad el árbol de la Cruz
La Cruz de Plata será depositada sobre el altar en forma horizontal, porque varios hombres (revestidos con túnicas) traerán una cruz de tamaño natural y las sostendrán al comienzo de los escalones del presbiterio. Allí será besada por cien personas previamente designadas. Dada la magnitud de asistentes, los demás contemplarán la escena desde sus lugares.
Acabada la veneración de la cruz, ésta será colocada en posición vertical ante el altar. El altar será revestido. Se colocarán las velas y finalmente la Cruz de Plata se colocará de nuevo, horizontalmente, sobre el altar.
En ese momento los tres celebrantes principales, se sacarán las capas pluviales rojas y se colocarán las casullas rojas.
Todo estará calculado para que la procesión con los copones conteniendo la Eucaristía lleguen al altar desde el monumento. Se realizarán las oraciones previas a la comunión.
Acabada la comunión de los fieles, los celebrantes principales se colocarán capas pluviales negras y el resto de los sacerdotes estolas negras. Los diáconos se colocarán dalmáticas negras.
En procesión, se llevará la Eucaristía a la reproducción del sepulcro de Jesús.
La procesión la abrirá un diácono con la Cruz de Plata rodeado de dos ciriales y seguido de cuatro acólitos con alba. A ellos les seguirán tres hombres (vestidos de época) que representarán a san Juan, Nicodemo y José de Arimatea y tres mujeres, representando a las tres marías. Seis hombres más portarán una sábana con un bulto dentro con forma de hombre. A ellos les seguirán el clero portando la Eucaristía.
Esta procesión, única en toda la diócesis, combinará la posibilidad de ver una representación histórica con la realidad teológica. En una sola procesión solemne se tendrán ambas cosas.
Al llegar al sepulcro, se colocarán los copones sobre la losa, se correrá la piedra que cierra la entrada y se sellará la piedra.

Allí, ante la puerta del sepulcro, el obispo hará la oración conclusiva.
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *