PUBLICIDAD

El Papa Francisco, otra víctima de la Leyenda Negra, por Eduardo García Serrano

|

El Papa Francisco, jesuita argentino, olvida, o ignora, en su homilía sobre la independencia americana que fue España la que liberó con el Evangelio a los nativos hispanoamericanos. Gracias a España hoy la Iglesia tiene un papa argentino.

El Papa Francisco, en la misa celebrada en el Parque del Bicentenario de Quito, en su visita oficial a Ecuador, ha evidenciado en sus palabras que en su concepción de España y de la Conquista y Evangelización de América, él también es una víctima de la Leyenda Negra y que su visión de los sucesivos procesos históricos de independencia de las diferentes naciones hispanoamericanas está contaminada por la propaganda masónica, pues fueron precisamente los criollos masones los que lideraron aquellos procesos independentistas, contrarios a la voluntad de las poblaciones índigenas, a las que el Papa ta amorosamente defiende, que identificaban, con razón, en su permanencia en la Mater Hispania la garantía de sus libertades frente a las élites y la oligarquía criolla, que el Papa Francisco denuncia. Multisecular paradoja de la que finalmente surge la doctrina herética de la Teología de la Liberación, que ensalza el indigenismo como lo que nunca fue: el motor de la independencia hispanoamericana, poniendole a Cristo el rostro del Che Guevara y vistiendo a los sacerdotes de coronel tapioca.

El Papa Francisco, apelando en su homilia a «ese susurro de Jesús en la Última Cena» ensalza «el Bicentenario de aquel grito de independencia de Hispanoamérica. Ese fue un grito nacido de la conciencia de falta de libertades, de estar siendo exprimidos, saqueados, sometidos a conveniencias circunstanciales  de los poderosos de turno». En esa frase de Su Santidad reside todo el galimatías histórico cultural de un papa argentino que parece ignorar que lo es, además de por la inapelable decisión del Espíritu Santo, gracias a que España evangelizó el continente en el que el vino al mundo, en la misma medida que su antecesor en la Silla de PedroBenedicto XVI, llegó al papado gracias a que España se desangró en los Paises Bajos y en Alemania para que el catolicismo no fuera expulsado del norte de Europa por la Reforma protestante. Si alguna deuda tiene la Iglesia Católica con España es precisamente la de la universalidad territorial y espiruitual de la única religión verdadera.

Los Reyes Católicos crearon ese corpus legal que son las Leyes de Indias en las que se reconoce la filiación divina de los habitantes de los territorios descubiertos más allá del Atlántico, se conmina a los españoles a tratarlos como hermanos en la Fe, a pagarles un salario justo por su trabajo y se  advierte de las duras penas que aguardan a aquellos españoles que maltraten o den muerte a los nativos. La diferencia entre la conquista española y la anglosajona es que, cuando los españoles llegaban a un nuevo territorio, lo primero que construían era una iglesia, una escuela y una universidad para los nativos. Cuando eran los anglosajones los primeros en llegar a un nuevo territorio, sus primeras edificaciones eran un Banco y una lonja de esclavos. En el siglo XIX, Santidad, los masones de las lonjas de esclavos y los bancos expulsaron de Hispanoamérica, en contra de la voluntad de los nativos, a quien defendió con el Evangelio en la mano y en sus actos a los indígenas que veían a España como a la madre protectora de sus libertades y de su dignidad.

Santidad, «de ese grito nacido de la conciencia de falta de libertad de los oprimidos, saqueados y exprimidos» al que apela en su homilía surgió precisamente la liberación que España y el Evangelio les llevaron para romper las cadenas que esclavizaban a los nativos americanos a los atroces ritos y dioses paganos a los que eran sacrificados. Del mismo modo, Santidad, en el que Cristo expulsó a latigazos a los mercaderes del Templo, Hernán Cortés trepó a la cúspide de las pirámides aztecas para evitar que les arrancasen en vivo el corazón a las víctimas propiciatorias que ofrecían a sus dioses oscuros y sanguinarios. Lo hizo con la espada, sí, tal y como Cristo lo hizo con el látigo. Y donde antes solo había horrorn y barbarie, Hernán Cortés puso a la Virgen de Guadalupe. Con todo respeto, Santidad, España no saqueó a los nativos americanos, los hizo libres con la Luz del Evangelio y dignificó sus vidas alfabetizándoles y haciéndoles hermanos y compatriotas de una misma nación,pues España jamás tuvo colonias, sino provincias del ultramar de tal manera que un indio andino, amazónico o de la Pampa, era tan español como un nativo de Soria. La esclavitud para todos ellos vino después, precisamente con los procesos de independencia liderados por los masones. Al ensalzarlos, Santidad, menosprecia la Verdad y la libertad que España y la Iglesia Católica, de la que usted es la cabeza visible, llevaron al Nuevo Mundo.

Comentarios
0 comentarios en “El Papa Francisco, otra víctima de la Leyenda Negra, por Eduardo García Serrano
  1. Qué manera de hablar humedades. Que de espíritus mediocres con una enorme carga de odio y rencor exponiendo asquerosamente elucubraciones de sus mentalidades putrefactas hacia la figura del Santo Padre Francisco. Al que le quepa el sayo que se lo ponga. Estos comentarios malintencionados, deja en evidencia a los burócratas carreristas vaticanos y echa por tierra su psicología de «príncipes de la Iglesia». Y pone contra las cuerdas a cardenales y obispos que viven en palacios y viajan en grandes coches con chófer y secretario personal. El nuevo estilo de ser papa que inaugura Francisco está anclado en la bondad y en la humanización. Un Papa que es y se presenta como humano y como bueno. Incluso como «indisciplinado» y hasta como «pecador». Por eso, entre tras cosas, evoca a Juan XXIII, el Papa Bueno. Porque, como dice Mark Twain, «la bondad es el idioma que el sordo oye y el ciego ve». O como señala, el teólogo José María Castillo, «lo que más me llama la atención del Papa Francisco es su bondad. Una bondad que no se predica, ni se enseña, ni se impone. La bondad se contagia. El que es bondadoso crea un clima de bondad. Y eso cambia la vida. La de uno. Y la de los demás».

  2. Yo creo que el Papa no es victima de la Leyenda negra sino de su propia soberbia y de su propia ignorancia. Algo tan sencillo como eso.

  3. Cuando España descubre el Nuevo Mundo no lo hace más que por casualidad, pues los navegantes buscaban la ruta a las Indias por poniente.

    Al llegar a una tierra desconocida la toman en nombre de sus reyes, los católicos Isabel y Fernando, como era lo normal en la época en todo el mundo conocido.

    Una vez allí la preocupación por evangelizar fue pareja a la de descubrir recursos y obtener oro, como también era lo normal en una nación imperial con vocación misionera y guardiana de la Fe. La Fe, la cultura y la lengua se convirtieron en el mayor tesoro de aquellos pueblos indígenas que vivían en permanentes luchas y bajo reyes crueles y opresores. Aquello no debía ser ningún paraíso.

    Que los españoles trajimos a la metrópoli los recursos allí hallados es lo normal, pues la monarquia hispana tenía frentes de guerra y de misión evangelizadora en todo el planeta, y ese esfuerzo exige recursos cada vez mayores.

    Que nadie olvide el ingente esfuerzo económico y demográfico protagonizado por Castilla, porque hoy, escuchando a los aldeanistas catalanes, cualquiera diría que fueron ellos los navegantes del Atlántico.

    Resumiendo, estoy totalmente de acuerdo con García Serrano en lo escrito aquí. Este papa es muy impulsivo e imprudente, quizá por su carácter llano, que le lleva a mal calcular las consecuencias de sus palabras y actos. No me parece de recibo pedir perdón por la evangelización católica de América de esa forma tan vaga e injusta. Aún no he oído a ningún jerarca calvinista, luterano, anglicano musulmán o judío disculparse por las barbaridades cometidas por ellos contra los católicos a lo largo de la historia, siendo éstas bastante más crueles y más numerosas que las de la Inquisición. Con leer a Julián Juderías uno sale rápidamente del error de la Leyenda Negra. Es un libro muy fácil de conseguir y de leer. Quizá alguien debería hacerle llegar uno al Santo Padre.

  4. La verdadera cuestión es que domina más en las palabras de Bergoglio, si la ignorancia, la mentira ( pues puede que esté mintiendo para halagar al pueblo y hacerse el justo) o el resentimiento de un comunista.
    España no cometió ningún genocidio, sino que realizó la mayor obra realizada por los seres humanos en la historia de la Tierra, algo digno de admiración y que deberían enseñar en todos los colegios sin manipulación. Si los jóvenes de hoy, que me dan tanta lástima, conocieran su pasado, estarían orgullosísimos de ser españoles.
    Los auténticos genocidios los practicaron los criollos a partir de la independencia, uno de los cuales se realizó ante los ojos de Bergoglio, durante los años 1976-1983 por la Dictadura Argentina entonces reinante y ante los cuales, se cruzó de brazos. Es el propio Bergoglio, el que tendría que pedir perdón en su propio nombre y no de la Iglesia, ante su inoperancia por tan magno genocidio.
    Como hoy a la mayoría no les gusta leer y estamos en verano, pueden ver un ejemplo de los genocidios realizados tras la independencia en Hispanoamérica con la película «Patagonia Rebelde». O si quieren ver una espectacular película venezolana que muestra como los indígenas, mestizos, mulatos , los más pobres y tullidos estaban a favor de la Corona de España y en contra de la independencia pueden ver la espectacular película venezolana «Taita Boves» y que pasen un buen rato aprendiendo historia.
    Quienes tienen que pedir perdón son sus amigos los masones, que dominaban el sector criollo, todos al servicio del imperialismo inglés. También deberían pedir perdón sus amigos del todopoderoso «lobby judío bonaerense» por el brutal e infame trafico de negros que practicaron durante siglos.
    Quienes están en el fondo de todos los genocidios son el «Lobby sionista de Sudamerica» que practica la subversión permanente, no vaya a ser que los hispanoamericanos tomen verdadera conciencia de que quienes son y surgiera de nuevo una Hispanidad. Esta debe quedar bien enterrada para el resto de los siglos, por la mentira y la desinformación, como la que practica quien también se avergüenza de la Silla de Pedro, porque la ha dejado vacía, para visitas de turistas, pero eso sí, con mucho dinero, no vaya a ser que no le quede nada para darle a los mendigos, que a él tanto le preocupan. Esta lección debió aprenderla Bergoglio del siguiente relato evangélico: «Entonces María, tomando una libra de perfume de nardo puro que costaba mucho, ungió los pies de Jesús, y se los secó con los cabellos y la casa se llenó con la fragancia del perfume. Y Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que le iba a entregar, dijo: ¿Por qué no se vendió este perfume por trescientos denarios y se dio a los pobres?»
    10-Julio- 2015

  5. Mis cuatro abuelos eran españoles, asi que no tengo sangre ni indigena ni criolla en mis venas. Tengo muchos parientes españoles, por lo que guardo por España un cariño filial. Pero, seamos sinceros, venir a insinuar que el proceso de colonizacion de España en Hispanoamerica tuvo como unico objetivo la evangelizacion de los nativos, es un eror. Resulta que ahora no habia en ello objetivos economicos y expansionistas? Eran todos misioneros los que venian? Vamos señor, que soy española de sangre que sino de territorio, pero eso no me lo trago. Despues dice que fueron los masones latinoamericanos los que llevaron adelante los procesos de independencia. Si y no. Pues de quienes descendian tales masones? De los españoles! O de españoles mezclados con indios (los llamados criollos). Y tampoco todos eran masones. La masoneria ha querido difundir la vil patraña de que El. Gral. don Jose de San Martin era mason, y eso es FALSO. Pero claro, es muy conveniente para tales masones intentar legitimar su negra causa asociandola a ese hombre probo y cabal que fue el Gral. San Martin. El Gral. Manuel Belgrano era un catolico integro, no era mason y murio en la pobreza absoluta. No acepto que se diga que todos los proceres de nuestra independencia eran masones. Y acaso no es una legitima aspiracion de los pueblos colonizados querer independizarse de un rey, que por bueno y católico que fuese, reinaba a mas de 10000 km y cuyos representantes, los virreyes, no siempre eran tan dignos de encomio? Vamos señor, leyenda negra no, pero cuentos de hadas, tampoco.

  6. Soy ecuatoriano, historiador, profesor universitario, católico, admiro a España y la amo, he publicado algún libro sobre nuestra independencia, así como artículos. En infinidad de documentos de la época (1808-1813), cuando se inicia la primera etapa de nuestro duro camino hacia la independencia, nuestros antepasados se quejaban de la opresión que pesaba sobre sus espaldas, del desprecio de los peninsulares por los americanos, de la falta de equidad en el reparto de cargos públicos. Considero que, aunque hubiese exageración, propia del momento político, en mi país ese era el clima de los cincuenta años previos a la Independencia. PERO, con mayúscula, añado que, también en base a la revisión de centenares de documentos originales, puedo afirmar que en el Ecuador la masonería no intervino en el proceso, en los años indicados, pese al afán de los masones de apropiarse de la gesta. El asunto cambió cuando, fracasado el primer intento por debilidad y desunión entre los líderes, tuvieron nuestros antepasados que pedir ayuda externa. Con ella llegaron los masones (1820-1822).

  7. Gracias D. Eduardo García Serrano por su artículo rememorando la historia.
    Otro Papa nos llamó: «tierra de María». Tierra de El Pilar, de Guadalupe, de Covadonga, de la Virgen de los Reyes, de Guadalupe otra vez, pero ya en América.
    No tenemos otra opción que seguir El Camino, buscar la Verdad y alcanzar la Vida.
    Debemos rezar mas aún por el Papa.

  8. Querido » Santo Padre», despues de insultarnos en todas las manera, hipocritas, cuenta rosario, conejos, caras de vinagre, etc.etc.etc.,( me aburre contar todos los hermoso epitetos con los que nos ha nominado a los catolicos en su inglorioso pontificado), ahora nos llama exprimidores, pues bien, como catolico y español. por lo tanto «Exprimidor» a partir de este momento y por respeto a los «exprimidores muertos y que ya no pueden defenderse, que entregaron su vida por España y Santa Madre Iglesia, la Catolica Apostolica y Romana con ejemplo de extraordinaria entrega, sacrificio y santidad, a partir de ahora no dare a esta Nueva Iglesia que usted promueve, ni un centimo,ni en la declaracion de la renta, ni como limosna. Esperare pacientemente que la Catedra de Pedro vuelva a se de Pedro representante en la tierra de Nuestro Señor Jesucristo en cuyo Nombre y bajo la Cruz por la que nos redimio se bautizaron Las Americas

  9. Desde luego. Víctima de la leyenda negra. Por ende, parece que ni la iglesia más hermosa y entrañable es capaz de inspirarle al Papa para hablar de Dios. Hoy (o ayer, digo lo que he visto en la tele hoy), entre dorados, con el poso de la devoción de siglos, los fieles expectantes, todo pura emoción, cuando todo estaba listo para que hablaran hasta los ángeles, va y se lanza con su discurso social, paro, empleo,» jóvenes que ni estudian ni trabajan»… Dan ganas de preguntarse, ¿alguna vez ha sentido la pura emoción de la presencia de Dios?, que hasta los más pecadores alguna vez experimentamos…?

  10. Eduardo,
    Haces un gran servicio a la verdad histórica de la
    obra misionera -que eso fue- de España en América.
    Muchas gracias en nombre de los misioneros españoles
    vivos y difuntos, que llevaron la fe a aquellas tierras hermanas.
    ………………………
    Los tópicos de la “Teología de la liberación”
    han desfigurado tanto ese dato,
    y han contagiado la enseñanza católica
    en muchos seminarios latinoamericanos,
    que ni el mismo papa jesuita parece percatarse
    de que su homilía es un eco de la obra de
    otro jesuita, JONH SOBRINO, cuyas obras fueron
    desautorizadas y censuradas por la
    Congregación para la Doctrina de la Fe hace ya muchos años.
    …………………..
    Copio un resumen de esa censura a continuación:
    ……………………..
    CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE
    NOTIFICACIÓN : sobre las obras del P. Jon SOBRINO S.J
    Jesucristo liberador. Lectura histórico-teológica de Jesús de Nazaret (Madrid, 1991)
    y La fe en Jesucristo. Ensayo desde las víctimas (San Salvador, 1999).
    ……………………..
    Después de un primer examen de los volúmenes, Jesucristo liberador. Lectura histórico-teológica de Jesús de Nazaret (Jesucristo) y La fe en Jesucristo. Ensayo desde las víctimas (La fe), del R.P. Jon Sobrino S.J., la Congregación para la Doctrina de la Fe, a causa de las imprecisiones y errores en ellos encontrados, en el mes de octubre de 2001, tomó la decisión de emprender un estudio ulterior y más profundo de dichas obras. Dada la amplia divulgación de estos escritos y el uso de los mismos en Seminarios y otros centros de estudio, sobre todo en América Latina, se decidió seguir para este estudio el “procedimiento urgente” regulado en los artículos 23-27 de la Agendi Ratio in Doctrinarum Examine.
    …………………………..
    Como resultado de tal examen, en el mes de julio de 2004 se envió al Autor, a través del R.P. Peter Hans Kolvenbach S.J., Prepósito General de la Compañía de Jesús, un elenco de proposiciones erróneas o peligrosas encontradas en los libros citados.
    ……………………………
    En su libro Jesucristo liberador, el P. Jon Sobrino afirma: “La “Iglesia de los pobres es […] el lugar eclesial de la cristología, por ser una realidad configurada por los pobres” (p. 51).
    “El lugar social, es pues, el más decisivo para la fe, el más decisivo para configurar el modo de pensar cristológico y el que exige y facilita la ruptura epistemológica”, afirma Sobrino.
    —————————————-
    Pero el lugar eclesial de la cristología no puede ser la “Iglesia de los pobres” sino la fe apostólica transmitida por la Iglesia a todas las generaciones.
    El teólogo, por su vocación particular en la Iglesia, ha de tener constantemente presente que la teología es ciencia de la fe.
    Otros puntos de partida para la labor teológica correrán el riesgo de la arbitrariedad y terminarán por desvirtuar los contenidos de la fe misma.
    —————————–
    La teología nace de la obediencia al impulso de la verdad que tiende a comunicarse y del amor que desea conocer cada vez mejor a aquel que ama, Dios mismo, cuya bondad hemos reconocido en el acto de fe. Por eso, la reflexión teológica no puede tener otra matriz que la fe de la Iglesia.
    ————————-
    Solamente a partir de la fe eclesial, el teólogo puede adquirir, en comunión con el Magisterio, una inteligencia más profunda de la palabra de Dios contenida en la Escritura y transmitida por la Tradición viva de la Iglesia.
    —————————————–
    El fin de la presente Notificación es, precisamente, hacer notar a todos los fieles la fecundidad de una reflexión teológica que no teme desarrollarse dentro del flujo vital de la Tradición eclesial.
    ————————————–
    El Sumo Pontífice Benedicto XVI, durante la Audiencia concedida al suscrito Cardenal Prefecto el 13 de octubre de 2006, ha aprobado la presente Notificación, decidida en la Sesión Ordinaria del Dicasterio, y ha ordenado que sea publicada.
    Dado en Roma, en la sede de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el 26 de noviembre de 2006, Fiesta de N. S. Jesucristo Rey del Universo.
    William Cardenal Levada
    Prefecto
    ———————————————-
    CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE
    NOTA EXPLICATIVA
    A LA NOTIFICACIÓN SOBRE LAS OBRAS DEL P. JON SOBRINO S. J.
    Es función propia de la Congregación para la Doctrina de la Fe promover y tutelar la doctrina sobre la fe y las costumbres en todo el orbe católico. En tal modo se quiere servir a la fe del pueblo de Dios y en particular a sus miembros más sencillos y pobres.
    La preocupación por los más sencillos y pobres es, desde el inicio, uno de los rasgos que caracteriza la misión de la Iglesia.
    …………………………
    Si es cierto, como también lo ha recordado el Santo Padre, que «la primera pobreza de los pueblos es no conocer a Cristo» (Benedicto XVI, Mensaje para la Cuaresma 2006), entonces todos los hombres tienen derecho a conocer al Señor Jesús, que es «esperanza de las naciones y salvador de los pueblos», y a mayor razón cada cristiano tiene derecho de conocer de modo adecuado, auténtico e integral, la verdad que la Iglesia confiesa y expresa acerca de Cristo. Ese derecho es el fundamento del deber correspondiente del magisterio eclesial de intervenir cada vez que la verdad es puesta en peligro o negada.
    ………………………………..
    Por todo ello, la Congregación se ha visto en el deber de publicar la Notificación sobre algunas obras del P. Jon Sobrino S.I. en las cuales se han encontrado diversas proposiciones erróneas o peligrosas que pueden causar daño a los fieles.
    …………………..
    El P. Sobrino, en sus obras, manifiesta preocupación por la situación de los pobres y oprimidos especialmente en América Latina. Esta preocupación es ciertamente la de la Iglesia entera. Dicha opción no es exclusiva. Ésta es la razón por la que la Iglesia no puede expresarla mediante categorías sociológicas o ideológicas reductivas, que harían de esta preferencia una opción partidista y de naturaleza conflictiva.
    ……………………………..
    Estas afirmaciones muestran con claridad la posición de la Iglesia en este complejo problema: Las desigualdades inicuas y las opresiones de todo tipo que afectan hoy a millones de hombres y mujeres están en abierta contradicción con el Evangelio de Cristo y no pueden dejar tranquila la conciencia de ningún cristiano.
    ……………………….
    La Iglesia, dócil al Espíritu, avanza con fidelidad por los caminos de la liberación auténtica. Sus miembros son conscientes de sus flaquezas y de sus retrasos en esta búsqueda. Pero una multitud de cristianos, ya desde el tiempo de los Apóstoles, han dedicado sus fuerzas y sus vidas a la liberación de toda forma de opresión y a la promoción de la dignidad humana. La experiencia de los santos y el ejemplo de tantas obras de servicio al prójimo constituyen un estímulo y una luz para las iniciativas liberadoras que se imponen hoy.
    ………………………………..
    Por lo tanto, con esta Notificación, se espera ofrecer a los pastores y a los fieles un criterio seguro, fundado en la doctrina de la Iglesia para un juicio recto acerca de estas cuestiones, muy relevantes tanto desde el punto de vista teológico como pastoral.
    ————————————
    Uno puede preguntarse si el papa Francisco conoce y respeta
    la notificación de la Congregación para la doctrina de la fe,
    si es consciente de que debe mantener la continuidad magisterial,
    y si no cae en la cuenta -a no ser que trate de hacerlo espresamente-
    de que con sus palabras está propiciando la
    “ruptura epistemológica” postulada por el jesuita Sobrino.

  11. No creo que el Papa minusvalore la evangelización de los pueblos amerindios. Si bien es cierto que la masonería fue el hilo conductor de los procesos de independencia, no lo es menos que la mayoría de los que debieron aunar a esas provincias entorno a la metrópolis apenas movieron un dedo por hacerlo.
    .
    Fijese sino en la Reconquista española, 800 años con los moros en la península y las mayores batallas fueron las internas. La obra de la Reina Católica y su Confesor Cisneros debería ser enmarcada en oro en cualquier libro de historia.
    .
    Fernando de Aragón era un gañán miserable que ya en vida de Isabel dejaba mucho que desear. Él y algunos de sus bastardos catalanes tienen mucho que decir sobre la pérdida de aquellas provincias y la expulsión de los judíos. Fíjese en su legado en el Mediterráneo: mafia marsellesa, mafia italiana, corrupción cubana, sumisión al francés, al inglés y a día de hoy al alemán.
    .
    Cosas de la envidia atroz de un pueblo no muy dotado intelectualmente. No busque culpables fuera cuando los tiene dentro.

  12. No creo que el Papa minusvalore la evangelización de los pueblos amerindios. Si bien es cierto que la masonería fue el hilo conductor de los procesos de independencia, no lo es menos que la mayoría de los que debieron aunar a esas provincias entorno a la metrópolis apenas movieron un dedo por hacerlo.
    .
    Fijese sino en la Reconquista española, 800 años con los moros en la península y las mayores batallas fueron las internas. La obra de la Reina Católica y su Confesor Cisneros debería ser enmarcada en oro en cualquier libro de historia.
    .
    Fernando de Aragón era un gañán miserable que ya en vida de Isabel dejaba mucho que desear. Él y algunos de sus bastardos catalanes tienen mucho que decir sobre la pérdida de aquellas provincias y la expulsión de los judíos. Fíjese en su legado en el Mediterráneo: mafia marsellesa, mafia italiana, corrupción cubana, sumisión al francés, al inglés y a día de hoy al alemán.
    .
    Cosas de la envidia atroz de un pueblo no muy dotado intelectualmente. No busque culpables fuera cuando los tiene dentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *