PUBLICIDAD

Cualidades religiosas en actos civiles

|

El acto de homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus y de reconocimiento a la sociedad ha sido objeto de numerosos análisis y reflexiones. Esta ceremonia ha originado cientos de artículos en medios de comunicación y en blogs.

Uno de los aspectos más destacados ha sido enfatizar que esta celebración en honor a los fallecidos por la COVID-19 estaba alejada de cualquier matiz religioso.

Esto es comprensible ya que su organizador fue Presidencia del Gobierno. Así lo explico en el artículo El Estado español solo organiza actos oficiales y aconfesionales.

Es cierto que en anteriores actos de homenaje de víctimas por terrorismo o por catástrofes, por ejemplo, el Estado ha participado institucionalmente en celebraciones litúrgicas.

Afrontar lo oficial y religioso

El hecho de que el Estado organice una ceremonia en honor a nuestros muertos por el coronavirus, así como su presencia institucional en las exequias litúrgicas también celebradas en su memoria, no tiene que extrañarnos tanto. Todo entra en la normalidad de nuestra sociedad y en la coherencia constitucional.

Tras leer determinados comentarios, siempre hay alguien que aprovecha cualquier circunstancia para atacar la identidad histórica de España en relación a nuestras tradiciones religiosas.

Es curioso cómo estas personas han ensalzado el carácter civil del acto de homenaje enfrentándolo con anteriores manifestaciones religiosas. Aunque no se han percatado que la estructura de la ceremonia organizada por el Estado tiene una sospechosa similitud con la celebración litúrgica de la santa misa.

Similitudes entre el acto civil y religioso

El acto del 16 de julio se abrió con un repique de campanas de trece toques, con la entrada de la autoridad que presidía el acto y recibido con todos los asistentes en pie, y con la interpretación del himno nacional. Hay que decir que en la tradición religiosa dicho repique es el toque fúnebre. Aplicando ya la similitud con la celebración litúrgica de la eucaristía, esta comienza con el sonido de campanas anunciando el inicio del acto. El sacerdote es recibido por la comunidad en pie y a su llegada se realiza el canto de entrada.

El acto civil continúo con el discurso de dos personas relacionadas con el objetivo del mismo y el último discurso fueron las palabras de la presidencia del acto, Felipe VI. En la celebración de la misa, la liturgia de la Palabra se estructura con la primera y segunda lectura a cargo, en ocasiones, de dos fieles, y finaliza con el Evangelio y la homilía del ministro que preside la eucaristía.

En la Plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid se instaló una estructura redonda que acogía un pebetero y en donde diferentes invitados iban depositando rosas blancas. Se podría decir que tiene cierta similitud con la presentación de ofrendas en el altar al principio de la liturgia eucarística.

En el acto de homenaje todos los invitados escucharon de pie un poema. Al igual que los fieles rezan el padrenuestro.

Reflexión

En definitiva, el pueblo español vive y participa con naturalidad en diferentes actos en donde lo oficial y lo religioso conviven, como es el caso de las fiestas patronales, y así lo reflejo en el artículo Es tiempo de fiestas patronales.
Creo que el ámbito institucional debería tomar ejemplo, y los comentaristas dejar de cuestionar la legitimidad de que autoridades oficiales participen en actos religiosos y de que autoridades eclesiásticas participen en actos públicos.

Por Mª del Carmen Portugal, especialista en protocolo.

6 comentarios en “Cualidades religiosas en actos civiles
  1. Queridos señores,yo no grito,si escribo en mayúsculas es para RESALTAR lo importante.
    Ese invento de que escribir en mayúsculas es gritar,no sé de dónde vendrá,pero desde luego a mi no me lo enseñaron en el colegio en clases de ortografía.
    De todas formas por si no conocen la Biblia y las palabras de Cristo,les diré que dijo:
    «si ellos callan,las piedras gritarán».
    Asique si les rechina oir la VERDAD,ya les vendrán los gritos por otros lados.

  2. No es coherente que una persona que ama a Dios,participe en un acto donde Él está EXCLUIDO Y ADEMÁS CON ALEVOSÍA.
    Participaban San Pedro , los Apóstoles y los primeros cristianos en los actos paganos que celebraban los romanos ???
    Respuesta:NO.
    POR ESO FUERON MÁRTIRES.
    Y EL QUE VERDADERAMENTE AME A DIOS Y SU META SEA DARLE GLORIA Y SER SANTO,QUE ES EL FIN DE TODO SER HUMANO,TOMARÁ EJEMPLO DE ELLOS.

      1. Completamente de acuerdo, hay gente que se le olvida que escribir en letras mayúsculas es sinónimo de gritar, tampoco entiendo el intercambiar las minúsculas con las mayúsculas, es para dar más énfasis?..huelga decir lo que equivale escribir en mayúsculas en los foros y blogs, ud cuando está en la calle grita cuando está hablando con alguien?..por la forma de escribir me imagino quien es, aunque ha cambiado de nick parece…

        1. Queridos señores,yo no grito,si escribo en mayúsculas es para RESALTAR lo importante.
          Ese invento de que escribir en mayúsculas es gritar,no sé de dónde vendrá,pero desde luego a mi no me lo enseñaron en el colegio en clases de ortografía.
          De todas formas por si no conocen la Biblia y las palabras de Cristo,les diré que dijo:
          «si ellos callan,las piedras gritarán».
          Asique si les rechina oir la VERDAD,ya les vendrán los gritos por otros lados.

  3. De lo poco interesante y equilibrado que he leído aquí en los últimos meses.
    Gracias, Ma. del Carmen por este interesante artículo, escrito desde su conocimiento y experiencia.
    Y ahora… prepárese… aquí le van a llover palos hasta en el carnet de identidad. No se moleste en responder cuando la insulten…de verdad que no merece la pena. Los que insultan son solo maleducados e intransigentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *