PUBLICIDAD

Hagamos un acto de fe y de amor: ¡Jesús resucitó!

|

El mal diabólico está bien metido en la Iglesia. Ya sabremos en qué diabólica medida, en el juicio final, cuando Dios vengará a sus elegidos (¡quiera Él contarnos entre ellos, por su infinita misericordia!).

 

Lo que resultaba difícil de pensar es que la verdad fundante de toda la fe, la misma resurrección física de Jesús, iba a ser negada en un artículo publicado nada menos que en el Diario de Palacio: GIAN PAOLO DOTTO, “A partire dai racconti evangelici della risurrezione. Il mistero della tomba vuota” (L’OR, 4 de mayo 2017, p. 5). Lo hace citando expresamente a Benedicto XVI para contradecirlo, con la elegancia del que además apela a la ciencia teológica para negar el carácter literal del significado de los relatos evangélicos.

 

Los pueblerinos y literalistas hacemos un acto de desagravio a Nuestro Señor Jesús, que por nosotros y por nuestra salvación murió, fue sepultado y al tercer día resucitó realmente entre los muertos.

 

El Santo Oficio declara que el susodicho artículo es herético y ordena requisar y quemar todos los ejemplares que sea posible hallar para tales efectos. Al autor se le conmina a retractarse en el plazo de 80 años a contar de esta notificación cibernética, bajo amenaza de excomunión por herejía en caso de contumacia y de inevitable condenación eterna en caso de no arrepentirse a tiempo. Se ordena a los niños rezar asiduamente por la conversión del hereje, especialmente al acercarse el 100.º aniversario de las apariciones en Fátima.

 

Comentarios
2 comentarios en “Hagamos un acto de fe y de amor: ¡Jesús resucitó!
  1. Lo que mas me extraña es que esta noticia no haya tenido acuse de recibo en los lectores comentadores de Infovaticana. Ya nos pueden decir cualquier cosa -aunque se trate de lo más contrario al núcleo de la fe-que todo lo tragaremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *