Infovaticana
Realidades o sueños de Boff
El Olivo

Realidades o sueños de Boff

El Olivo
11 enero, 2017

En una entrevista hecha a Leonardo Boff afirma lo siguiente:

Petición formal de los obispos brasileños al Papa

Leonardo Boff desvela esta petición ante la pregunta: “¿Qué espera?”:

‹ “¿Quién sabe? Tal vez el diaconado de las mujeres”. ›

‹ O la posibilidad de que sacerdotes casados puedan ser reinsertados en el ministerio. ›

‹ Esta es una petición formal al Papa por parte de los obispos brasileños, en especial de su amigo, el cardenal de Curia brasileño retirado Claudio Hummes. ›

‹ He oído que el Papa quiere responder a esta solicitud, para una primera fase experimental en Brasil. Este país que cuenta con 140 millones de católicos debe tener por lo menos 100.000 sacerdotes. Pero sólo hay 18.000. Desde el punto de vista Institucional es un desastre. No es de extrañar que los fieles se vayan en masa a los evangélicos y pentecostales que llenan el vacío personal. ›

‹ Ahora, si miles de sacerdotes casados volvieran a ocupar su cargo de nuevo, sería un primer paso para mejorar la situación – y al mismo tiempo un impulso para que la Iglesia Católica resuelva la servidumbre del celibato obligatorio. ›

El resto de la entrevista se encuentra en el siguiente enlace:

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2017/01/11/religion-iglesia-opinion-rufo-gonzalez-perez-justicia-y-misericordia-para-obispos-y-presbiteros-casados-viii.shtml

Al hilo de esta opinión de Boff conozco que por tierras galaicas ha vuelto a casa un cura que presumía de ser profesor de una universidad católica en América del Sur. De ese centro de estudio le han dado la papela porque la mujer con la vive en España, que también deseó y fue ordenada de sacerdotisa en una secta, no es un buen aval para mantenerse dando clase en un centro católico regido por la orden franciscana.

El Olivo


ONE COMMENT ON THIS POST To “Realidades o sueños de Boff”

  1. Echenique dice:

    El experimento empezará con los viri probati y las amazonas, para extenderse por todo el mundo. Nos quedaremos sin célibes, pero también sin sacerdotes. es un ataque frontal, no al celibato, sino al sacerdocio. Jesucristo fue célibe y exaltó el celibato por el reino de los cielos. La mundanidad de hoy, incluida la iglesia bergogliana, eso no lo entiende. Se requiere mucha oración y vida de piedad para entenderlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.