PUBLICIDAD

«Quiero ser monja» en Cuatro

|

Sacado del diario El Mundo. 09/04/2016 04:10 «Para participar en este programa hay que dejar atrás familia, amigos, móviles, maquillaje y hasta la ropa de calle. Hasta ahí, no se aprecian muchas diferencias con cualquier otro reality, pero el premio en el nuevo programa de Cuatro, que se estrena el próximo domingo a las 21.30 horas, es bien distinto: confirmar la vocación religiosa tras dar cumplimiento a los votos de pobreza, obediencia y castidad. Juleysi, Paloma, Janet, Jaqui y María Fernanda, las cinco protagonistas, coinciden: Quiero ser monja. En el proceso de casting fue clave la figura de Noemí Saiz, creadora del portal buscoalgomas.com. Buscaban «chicas que realmente contemplasen la posibilidad de la vida religiosa» y pudieran dar testimonio al resto de la sociedad, explica a este diario la asesora del programa. Saiz, «una católica convencida y formada», se unió al proyecto por la certeza de que «nadie puede desear ser futbolista si no ha visto nunca uno (…) Si pensase que desde este formato se puede frivolizar con la religión jamás habría planteado el participar en él a las congregaciones religiosas que lo integran: las Hijas de Santa María de Leuca, de El Escorial; las Monjas Justinianas Canónigas Regulares, de Alicante; y las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada, de Granada, Madrid y Bolivia». El casting no fue fácil. Con Saiz como guía, el programa ha entrado en parroquias, grupos de convivencia cristiana, encuentros religiosos, festivales católicos, conciertos…. A través de un test y la ayuda de una educadora espiritual, se apostó por aquellas en proceso de encontrar el camino de la fe, no el de la televisión. El objetivo que se ha propuesto el programa, según Manuel Villanueva, director general de contenidos de Mediaset España, es «dar respuesta a nuestra existencia, a través de un reality contado de otra manera», en el que se ha aprovechado el lenguaje audiovisual que sigue Cuatro en este tipo de programas -la productora es Warner, responsable de formatos más frívolos como Adán y Eva y Un príncipe para tres princesas-. El proyecto, una adaptación de The Sisterhood: Becoming Nuns, es «difícil de hacer y de entender», en palabras de Marta Torres, productora ejecutiva del programa, que añade: «Nosotros no juzgamos, sólo mostramos». Marián Macías, delegada de Formación de la Congregación Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada, ha convivido junto a las aspirantes, «siguiendo el mensaje del Papa Francisco de «hacer lío» y acercar la Iglesia a los jóvenes». Las llamadas Janet (de 23 años), administrativa, y Jaqui (22), estudiante de filosofía, son hermanas. Su madre, a la cual definen como «pura luz y amor», les ha proporcionado una educación religiosa. Para Janet, ser monja es «una forma diferente de ser feliz a contracorriente». Jaqui añade: «Creo en el karma. Hay que ayudar al prójimo». María Fernanda (23), chilena residente en Mallorca, es auxiliar de enfermería y dudó al apuntarse al programa, ya que «el Señor no necesita de la televisión para darse a conocer». Juleysi (20), estudiante de patronaje, recuperó el fervor religioso en una visita a un convento, tras una crisis espiritual durante su adolescencia. Su novio Alberto, por el que profesa un fuerte sentimiento, le sitúa en una encrucijada en la cual tendrá que tomar parte. Paloma (21 años), estudiante de educación social, ve en Cristo «a su mejor amigo». Su familia, con 13 hermanos, ha estado de siempre vinculada a la Iglesia a través de la institución Camino Neocatecumenal. Si de algo les ha servido el programa a las protagonistas ha sido para romper tabúes. Janet recuerda sus ideas preconcebidas, como que las monjas se alimentaban a base de comida de hospital o que se duchaban con el bikini puesto. Nada más lejos de la realidad. En la primera entrega se conocerá a las aspirantes, a su entorno y también cómo sintieron la llamada. ¿Entrarán en la Iglesia para quedarse o seguirán viviendo su fe como seglares? En este confesionario, el secreto queda revelado.» —————————– Invito a leer mi última novela: Título: El cura que colgó los hábitos. Lectura gratis. Enlace: http://marianojv.esy.es//novela.html

Comentarios
0 comentarios en “«Quiero ser monja» en Cuatro
  1. En contra de lo que dije en mi comentario anterior, ví el programa, aunque ya empezado. Como me esperaba lo peor, tengo que reconocer que no me lo apareció, si bien es cierto que encontré aspectos manifiestamente mejorables. Creo que el programa es merecedor de un análisis más profundo, pues le ví no pocas cosas positivas y aprovechables. Y yo me considero muy tradicional. ¿Que no es el ideal para ayudar al discernimiento vocacional de los jóvenes de hoy en día? Puede ser, nada hay perfecto. Pero que presenta el asunto de una forma que no «les va a sonar a chino», también me lo parece. Al menos en este primer programa. Estoy dispuesto a seguirlo y ver cómo evoluciona. En cualquier caso, mi puntuación inicial es la de aprobado.

  2. Algo tan intimo y personal como la Llamada de Dios a una persona para darle a conocer Su voluntad para con ella convertida en mercadeo. .
    Haciendo lío……..Ya se ve, como la monjita cantante italiana de cuyo nombre no quiero acordarme.

    Nos estamos cargando la Iglesia y convirtiendo en una guarida de ladrones lo que el Señor nos ha entregado.
    ¿Tendrá el cuajo alguno de decir que esto es a mayor Gloria de Dios?

  3. Qué pena que se enriquezcan las TV a costa de unas pobres muchachas. El circo romano del siglo XXI. Y la patrocinadora, ¿dónde tiene el dicernimiemto, propio de todo cristiano? No hay nadie que dé luz a esas pobres concursantes? Porque persecuciones las que Dios quiera, pero no las que por estupidez o afán de dinero nos busquemos. Porque seguro que la tal Noemí cobrará por el casting una buena pasta. Qué pena!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *