Pokémon GO: ¿Una oportunidad para evangelizar en las iglesias?

|

DENVER, 12 Jul. 16 / 01:47 pm (ACI).- El jueves de la semana pasada Niantic Labs lanzó el juego Pokémon GO para dispositivos móviles Android e iOS. Desde entonces se ha podido ver en los lugares donde ya se cuenta con la aplicación, a gente joven acercándose a las iglesias, lo que ha llevado a pensar a más de uno en la posibilidad de usar la gran popularidad del juego como una herramienta para la evangelización.

El P. Ryan Kaup en Lincoln, estado de Nebraska (Estados Unidos), es uno de ellos. Hace unos días escuchó a un joven, pasada la medianoche, desde la ventana de la rectoría de su templo, cuando gritaba “¡Atrapé uno!”

<

El joven que lanzó el grito se refería a que había atrapado a un Pokémon y eso fue posible porque la iglesia del P. Kaup, la Parroquia Cristo Rey, es una Pokestop o Pokeparada.

“Me di cuenta de que vivía en una Pokestop cuando descargué el juego”, explica a ACI Prensa el sacerdote.

“Había escuchado a un grupo de chicos en la parroquia hablar del juego después de la Misa, contentos por el hecho de que lograron atrapar a Charmander en el hall de la parroquia. Luego de eso tuve que verificarlo por mí mismo”, relató.

La parroquia Cristo Rey está en un barrio residencial y, desde que se lanzó el juego, el sacerdote ha visto a más de uno detenerse en su auto y quedarse unos momentos para recoger las Pokebolas.

“Le dije a mi secretario que esta es una gran oportunidad para acercarnos a ellos e invitarlos a rezar” y explicó que incluso está pensando en la posibilidad de hacer que la Pokeparada en su parroquia sea más atractiva.

“Cualquier ocasión en la que tenemos un encuentro con otro ser humano es una oportunidad para la evangelización. La Pokeparada de Cristo Rey trae a la gente hasta nuestras puertas. Los que vienen tal vez nunca lo habrían hecho de otro modo. Estoy jugando con la idea de poner un letrero afuera que diga ‘Pokeparada. ¡Ven y conversemos!’ o algo por el estilo”, indicó a ACI Prensa.

Pokemon GO se ha vuelto tan popular que solo dos días después de su lanzamiento, las personas que lo juegan están pasando más tiempo en él que con otras apps populares como WhatsApp, Snapchat e Instagram.

El juego

Pokémon GO requiere que quien lo juega recorra las calles para descubrir distintos Pokémon. El mapa que se muestra está basado en el mapa real del lugar. En estos mapas es que se encuentran las Pokestops o Pokeparadas que se ubican en museos, monumentos, lugares históricos, iglesias, entre otros.

La razón de que haya iglesias como Pokeparadas es que Niantic Labs fue parte de Google, y su fundador y actual CEO, trabajó antes en la tecnología que sostiene Google Maps. Esa tecnología fue usada en un geolocalizador llamado Ingress, similar a Pokémon GO.

Con el GPS del teléfono, la app avisa con una vibración y una luz intermitente cuando el jugador está cerca de un Pokémon.

Los jugadores pueden capturar Pokémon hasta completar una colección. Otro objetivo es adiestrarlos para que venzan a otros. Para verlos puede usar la cámara fotográfica del teléfono que se ve superpuesta a la escena real del lente.

Comentarios
3 comentarios en “Pokémon GO: ¿Una oportunidad para evangelizar en las iglesias?
  1. Hace unos días en EEUU una mujer se quedó atrapada en un cementerio persiguiendo un pokemon… Esto lo he dicho otras veces y cada vez veo más evidencias que me hacen reafirmarme en ello: el ser humano de este tiempo, en vez de evolucionar, está experimentando un retroceso a todos los niveles: a nivel intelectual, a nivel de natalidad, a nivel de salud… Los poderes que persiguen regir el mundo entero nos están atacando por todos los frentes para transformarnos en una «sub-especie» y hacer de la humanidad entera una granja global de esclavos. De nosotros depende luchar contra esta transformación de nuestra especie o aceptarla, el Nuevo Orden Mundial de Satanás sólo puede triunfar si el hombre lo acepta.

  2. Esto es en serio? Tan bajo hemos caído? Tan idiotas pueden ser los neo-sacerdotes? (idiota, del griego idioths, significa no apto para la vida en la ciudad, y esto son, no aptos para la vida de la iglesia)

    Este es el siglo de la apostasía y la estupidez…

  3. Es algo preocupante que niños solos puedan entrar en las iglesias sin conocimiento de sus padres, y sin que estos siquiera conozcan quién es el sacerdote, etc. Ha habido ya demasiados casos irregulares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *