PUBLICIDAD

Obispos victimas de la logse

|

Comienzo definiendo que las personas que pasamos horas a la semana en un centro de enseñanza secundaria obligatoria tenemos que lidiar con alumnos que son victimas de la logse, la dichosa ley que implantaron hace treinta años los socialistas, que ha llevado a que la enseñanza española sea la peor de Europa.

Los caracteres que más lastima dan al vivir entre victimas de la logse son los que pueden observar cualquiera en los jóvenes actuales.

Mientras estos prelados catalanes defienden sus sueños imperiales de la independencia ante los medios de comunicación, en el interior del Sínodo de los Obispos, en Roma, se ha proyectado una película titulada: Campanas de Europa. Es un documental excepcional donde habla, entre otros, Benedicto XVI.

En uno momento concreto el Papa afirma lo que viene a continuación:

“Es evidente que Europa tiene también hoy en el mundo un gran peso tanto económico como cultural e intelectual. Y, de acuerdo con este peso, tiene una gran responsabilidad. Pero como usted ha dicho, Europa tiene que encontrar todavía su plena identidad para poder hablar y actuar según su responsabilidad. El problema hoy no son ya, en mi opinión, las diferencias nacionales. Se trata de diversidades que, gracias a Dios, ya no constituyen divisiones. Las naciones permanecen, y en sus diversidades culturales, humanas, temperamentales, son una riqueza que se completa y da lugar a una gran sinfonía de culturas. Son, fundamentalmente, una cultura común.”

Estas ideas sobre Europa y sus naciones contradicen los sueños infantiles y perniciosos en la boca de monseñor Taltavull y de monseñor Novell.

Por estos motivos:

1.- Ambos obispos saben que la legislación española actual, la Constitución, impide la secesión de una parte del territorio nacional, porque el referéndum nunca será legal organizado por el iluminado presidente de Cataluña. Ni la misma Unión Europea permite tal secesión. El daño que esta secesión hace ahora mismo a la economía española es inmenso. Nos vamos todos al caos, incluida la tierra catalana.

2.- Ambos obispos conocen que su papel como obispos es ser lo que dice el Papa más arriba: “Las naciones permanecen y en sus diversidades culturales, humanas, temperamentales, son una riqueza que se completa y da lugar a una gran sinfonía de culturas. Son, fundamentalmente, una cultura común.”

3.- Ambos obispos deberían ser pastores de la unidad y nunca cuñas en la sociedad para separar una región española del tronco común desde hace muchos siglos.

4.- Ambos obispos están sirviendo de agentes del nacionalismo cateto creando expectativas en un pueblo que saben que nunca será un camino de paz bucólica hacia la independencia. Su afán suicida es desmedido.

Por lo tanto, si ambos obispos no entienden la cita de Benedicto XVI tal cual la ha dicho, es que son unas pobres victimas de la logse debiendo volver a reeducarse.

El texto de la entrevista del Papa en el documental citado está haciendo clic aquí.

Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *