PUBLICIDAD

La salud de la educación andaluza sigue igual

|

Hoy ha salido el nuevo informe Pisa, donde se presenta la salud de la enseñanza en España. Parece cierto que la salud ha mejorado un poco, a pesar de venir padeciendo desde el año 2009, una serie de recortes y carencias evidentes para los que somos testigos del mundo educativo.

Entre las regiones españolas destaca los esfuerzos hechos en Castilla-León y Galicia. Y tengo que lamentar el estado de salud de Andalucía en el campo de la enseñanza. Lo mismo que Extremadura. Donde llevan padeciendo gobiernos socialistas durante largos años, el deterioro es evidente.

En la tierra andaluza seguimos con el mismo problema de siempre: el alto número de repetidores, que genera un subproletariado dentro de las clases de la ESO, donde quien desea y puede, no le dejan avanzar la presencia de esos quemados, quienes antes o después pasan a engrosar las filas de los abandonos frustrados, creando esas bolsas de parados juveniles que pueblan las calles de Andalucía.

Ni con pacto educativo global, ni con la ausencia de las reválidas, ni con menos recortes económicos, la enseñanza en el Sur de España es una asignatura pendiente de aprobar por los gestores políticos sevillanos, desde hace cuarenta años.

Espero, algún día, contemplar un cambio en la salud docente andaluza. Otras regiones lo han conseguido.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *