Infovaticana
La pastoral hispana de Washington pide brindar lo mejor de sí a la Iglesia y al país
El Olivo

La pastoral hispana de Washington pide brindar lo mejor de sí a la Iglesia y al país

El Olivo
15 Octubre, 2016

ZENIT – Washington).- “Acompañando la Familia, Construyendo la Iglesia Doméstica” fue el título de la Jornada anual de Ministerio Hispano que tuvo lugar el 12 de octubre pasado en el Monasterio Franciscano de Washington. La misma y fue coordinada por la oficina de Diversidad Cultural de la arquidiócesis de Washington y bajo la dirección ejecutiva de Javier Bustamante.
Esta Jornada Anual de Ministerio Hispano quiere contribuir a la toma de conciencia de líderes hispanos y anglos de la arquidiócesis de Washington, sobre la importancia de trabajar, abrazar y servir a los inmigrantes, y a la vez, abrirse a las contribuciones que los hispanos pueden brindar a la Iglesia en Estados Unidos y al país.
Presencia del obispo Mario Dorsonville
El obispo auxiliar de Washington, colombiano, Mario Dorsonville, expresó que el amor es el motor de toda experiencia pastoral y remarcó la importancia de la teología del encuentro, pilar de la pastoral del Papa Francisco, un encuentro con Jesús, en la oración y con los hermanos. Así, el desafío de la catequesis, afirmó, es no quedarse en lo teórico, sino el ayudar a que Cristo llegue a la vida concreta del catequizado, a su familia, a su realidad concreta.
El obispo Dorsonville fue vicepresidente de la Misión de Caridades Católicas de la arquidiócesis de Washington y director del Centro Católico Hispano, puestos desde los cuales sirvió a los más necesitados, especialmente miembros de la comunidad hispana, por muchos años.
l Luisana Bethencourt: Mi currículum es mi familia
La conferencia principal estuvo a cargo de Luisana Bethencourt, cofundadora del Instituto Panamericano de Estudios para la Familia, quien comenzó resumiendo su vida en una frase: “Mi currículum es mi familia”, la cual sin duda está bien fundamentada, ya que con su esposo Richard, cuenta con nueve hijos y cuatro nietos.
En su discurso, aclaró que si bien los hispanos tienen una cultura similar entre ellos, las características en cada país marcan diferencias notables, aunque lo principal, tenemos todos una patria en común: el cielo.
Bethencourt remarcó que los hispanos van creciendo con fuerza y se presentan importantes desafíos de todo tipo, incluyendo el pastoral. Y que ellos eran un 28 por ciento de los católicos en 2008, mientras que ahora configuran el 34 por ciento.
La oradora citó en su presentación power point a Juan Pablo II en su Mensaje del JPII para la Jornada Mundial de los Migrantes 20015: “Una simple juxtaposición de grupos de migrantes y locales tiende a motivar un cierre recíproco entre culturas, o el establecimiento entre ellos, de relaciones simplemente superficiales o de tolerancia. (…) Esto implica conocimiento recíproco y apertura entre culturas, en un contexto de comprensión y benevolencia mutua”.
Bethencourt acentuó la importancia de la vocación del laico de liderar, de ir a las periferias, indicando que su tarea no es simplemente cumplir con las tareas indicadas por el sacerdote, sino el sentirse responsable de la evangelización, cerrando su conferencia con la siguiente sugerencia: ‘Si ves a alguien diferente a ti, sonríe primero. Honra el acento. Asume que esa persona es buena’.
Talleres
Luisana Bethencourt ofreció además un taller sobre transmisión de la fe, marcando que nuestras parroquias tienen que asistir a los padres en esta responsabilidad y asegurar que los jóvenes aprendan y experimenten una fe en forma vital.
Por su lado, Marco Grimaldo, asociado por el Compromiso Latino de Pan para el Mundo, ofreció un taller sobre Servicio y Justicia, indicando que dado que el hambre, la pobreza, la inmigración y otros desafíos sociales afectan a la familia, y muchas veces hasta la separan, estos temas deben ser relevantes y de preocupación para la Iglesia.
María Hamm ex directora de la oficina de Vida Familiar Hispana en la Arquidiócesis de Washington y quien trabaja por 20 años sirviendo a la comunidad latina, presentó un taller sobre el cuidado pastoral de las familias, precisando que el Papa Francisco, en la exhortación apostólica Amoris Laetitia, nos habla de la importancia de acompañar a las familias, especialmente en sus momentos más difíciles.
La Arquidiócesis de Washington está además trabajando activamente en la organización local del Quinto Encuentro de Pastoral Hispana de Estados Unidos, que tendrá su cumbre entre el 20 y 23 de septiembre 2018 en Dallas, Texas. Una explicación resumida del mismo puede encontrarse en la web del Celam. 

———————————————–
Invito a leer gratis dos Ensayos:

Ensayo sobre la religiosidad en los toros

Ensayo sobre la crisis de la vida religiosa en España

Se encuentran en el siguiente enlace:

http://marianojv.esy.es//novela.html

El Olivo