La inexistente libertad de expresión en las homilías actuales

|

Tiempos vivimos, donde los curas estamos más vigilados que durante el tiempo en que vivía el Caudillo Franco, a la hora de predicar la homilía dominical.

Los varios grupos de la dictadura de la ingeniería social andan con sus pieles tan suaves, que como el predicador se desvíe un poco y use un bisturí más afilado de lo normal, la situación puede acabar en motín.

<

La atmósfera dictatorial es tan irrespirable que el sacerdote a la hora de abrir su boca debe medir sus palabras, sus comparaciones, sus conclusiones y sus consecuencias en todos los órdenes, evitando que la dictadura de lenguaje e ideología de género no se encabrite y envíe al predicador a aquella cárcel concordataria donde iban los curas durante el régimen franquista.

Claro que como hagamos una retirada atrás, por miedo a unas represalias por parte de ciertos laicos, entonces perdemos la libertad de los hijos de Dios, recibida en el día de nuestro Bautismo dentro de la Iglesia Católica.

Por lo tanto, nunca ceder, porque una victoria pírrica que es lo que buscan los mentores y defensores de las varias dictaduras, les engrandecen y los coloca sobre el hundimiento de un sacerdote que no debe callar siempre que hable en el nombre de Dios, Salvador, Redentor de toda atadura que envilezca a la persona humana salvada por el Misterio Pascual de Cristo.

Así que adelante y sin miedo. Aquí estamos y seguiremos hasta que el Señor nos llame tras el último hálito de vida.

Comentarios
7 comentarios en “La inexistente libertad de expresión en las homilías actuales
  1. Id y predicad. Qué hay que predicar ? La Palabra de Dios, decirla claramente y siempre buscar que lo que se dice coincida con la escritura. Decir sí cuando es sí y no cuando es no. En el Mundo Cristiano era sencillo, ahora que la Cristiandad no se advierte más se hace mucho más complicado. Hay una tendencia definida a no permitir la libertad religiosa católica, silenciarla, los que estábamos acostumbrados a vivir en libertad religiosa vamos a tener que aprender a que no es tan así, que decir la verdad ya no es tan sencillo y sin consecuencias, pero miremos la historia y veremos claramente que las persecuciones siempre existieron y siempre por las mismas o muy similares causa. El ataque central devastador es contra la familia y se cumplen los mensajes de la Virgen María que avisó. Recemos para que cuando estemos frente a un Tribunal confiados en el Espíritu lo que salga de nuestras bocas sea la verdad……

  2. Si no fuera por el Caudillo Franco la Iglesia en España hubiera sido reducida a la minimisima exprresion o menos…
    Si custodiaba, era porque también hay cura rojillos e infieles, antes y ahora….
    Ahora la falta de libertad es por el espionaje vaticano del déspota promotor de delaciones y expatriaciones de contradictores…

  3. Vamos a ver. Los curas actuales no temen tanto a la dictadura de género como a la dictadura francisquita. Quien se aparte del guión misericordista del acompañamiento, discernimiento, puentes, diálogo, inclusión y encuentro quedará borrado de la faz de la tierra y expulsado a las tinieblas exteriores. La nueva misericordia es con todos los que no sean católicos.

  4. Creo que Franco vigilaba el discurso de los «curas rojos», no de aquéllos fieles a la Iglesia.
    Así que, Padre, mas exactitud en sus palabras que ya bastante tenemos con Amoris letitia..!

  5. Por Favor!!!!!! Es lo ultimo que me faltaba por oir!!!!! Carcel concordataria en la época de Franco!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Pero vamos padre!!!!! Jamas ha estado la Iglesia tan protegida y se la ha tratado tan bien y con tanto respeto como en la época de Franco!!!!!!! Pero que nos van a contar ahora!!!!!!! Que España esta de nuestros días!!!!! Que indignidad en todos los sentidos!!!!!!! Uff, menos mal que me marche hace tiempo

  6. Es cierto que se está creando una atmósfera dictatorial con tanto apoyo a la ideología de género, de supuestos derechos inmorales a ejercer y, un sin fin de cosas más. Es verdad también que, como dice usted, están cada día más al acecho los grupos afines a esas cosas citadas, con tal de crear una caza ávida y promover duros ataques. Sin embargo, Dios está de la gente como usted y, aunque el mundo se les eche encima no por eso dejarán de servir lealmente a Dios, siendo fieles a su Doctrina, defensores de la VERDAD que es hacer homilías según la Palabra de Dios, según el Santo Evangelio, porque el mundo yacerá, pero las almas, aquellas leales a Dios no yacerán, se levantarán. Así que no nos preocupemos de las rabiosas bestias de los hijos de las tinieblas y sigamos siendo luz de Nuestro Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *