PUBLICIDAD

La culpa es por un toro

|

Gracias a esta fotografía colgada en Internet, el padre de la niña, el torero Rivera Ordoñez, ha recibido infinidad de críticas y hasta el inicio de un expediente por parte de la fiscalía de Sevilla. La decisión de la Fiscalía sevillana se produce el mismo día en que el Ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, decía que «no es adecuado poner en riesgo a los menores» y hay que darle «un toque de atención» a Rivera. Por lo contrario, el presunto asesino de la niña de año y medio a la que supuestamente lanzó por la ventana de un piso de Vitoria y agredió a su madre de 18 años, que sigue hospitalizada, ingresará en la cárcel alavesa de Zaballa y no en un psiquiátrico. La Fiscalía de Álava ha confirmado a Efe que el Juzgado de Violencia de Género de la capital alavesa ha dictado ya el auto en el que ordena su ingreso en prisión y sólo falta que los médicos le den el alta para su traslado a la cárcel. El fiscal jefe de Álava, Josu Izaguirre, cree que esta misma tarde podría ser conducido a Zaballa, mientras que la Ertzaintza no ha recibido aún la orden del traslado, que dependerá de su estado de salud. Algunos han condenado más al torero, que al presunto asesino de la niña de Vitoria. Y todo porque existe un toro por medio, animal prohibido y perseguido, para que desaparezca del paisaje español y de su cultura milenaria, como es la fiesta de los toros. España se ha vuelto loca. Seguro. Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.