PUBLICIDAD

La confesión del candidato

|

Por evidentes razones pastorales mayo es uno de los meses en que más confesamos en la parroquia. Las numerosas primeras comuniones requieren que los niños y los padres busquen el perdón del Señor. No es de la confesión sacramental de lo que hoy vamos. Sí es de la confesión de un candidato de las elecciones del domingo, quien comenzó a confesar en la 1 TVE en la noche del pasado jueves lo mal que le habían preparado la confrontación con su rival. A quien le quitan las gafas ni ve ni piensa ni oye. Continuó su confesión el candidato, ya con gafas, al día siguiente en otra televisión: Antena 3, donde soltó y osó hacer su gran pecado: temía vencer a su rival por ser mujer. !Menudo pecado¡ ´hizo el candidato: tocar uno de los dogmas esenciales de la religión feminista española y mundial. Jarros de agua hirviendo le echaban en el resto de los medios de comunicación. Las cuchufletas en las tertulias, las condenas ad vitam perpetuam, los choteos en los mítines, hicieron salir de su madriguera monclovita al que dicen que preside el gobierno español, quien esconde al candidato entre tomates y pepinos, pero lo avala con disimulo del pecado cometido. El lunes el candidato tenía una entrevista en dos medios de comunicación: esRadio y la cadena Ser, ambos encuentros fueron anulados por sus cercanos. Trataban de evitar que echara más leña sobre su pecado absolutamente inconfesable. Amigas cercanas al candidato le instaban en secreto a confesarse y pedir perdón, porque era un pecador público y publicado, en toda la prensa de Europa, donde pedían la cabeza del insolente pecador. Ha sido hoy, ante el padre Ernesto, sito en la cadena Cope, donde el desolado pecador ha confesado su delito de lesa humanidad y ha pedido perdón. Entre tartamudeos ha dicho que lo hacía en una casa con máxima audiencia. Otro pecado del candidato: según el último estudio general de medios Cope es y será siempre la tercera de todas las cadenas de radio en España. La rival ha hecho lo que era de esperar: ha asumido las disculpas, pero no ha olvidado que el candidato ha osado pisar el dogma más esencial de la religión feminista reinante. ¿Qué ocurrirá, dice el vulgo, viendo estos escenarios de cristobicas de feria ambulante y pueblerina? El domingo por la noche lo veremos. La penitencia del candidato está pendiente: ya no será comisario europeo, porque es un machista redomado y nunca reciclado. Algo que veremos en julio. Recomendación Lean amigos, la historia del Blog El Olivo con documentos inéditos. Se trata de “Crónica del Blog El Elivo” Se encuentra aquí mismo. http://marianojv.esy.es//novela.html Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios
6 comentarios en “La confesión del candidato
  1. Veo que el foro se anima con el voto de unos y otros. Soy de la opinión de aquel. No deseo declarar mi voto, aunque tengo claro que votaré y no apoyo la abstención, que sospecho será alta.

  2. Amigo Aquél: Cuando he puesto el nombre de VOX lo he hecho conscientemente porque respeto el voto de los demás españoles,sea cual sea,salvo partidos terroristas como Bildu-ETA o BNG que van en coalición. Un abrazo. Yo sí querría influir en alguien porque considero que mi opción es buena.
    Un abrazo nuevamente a don Tomás.

  3. Hoy suscribo el comentario de Caminant, menos en una cosa: no votare al partido que el patrocina. Nunca publico a quien voto, porque no deseo inflir en nadie.

  4. Las tonterias del candidato y las fruslerias de los demas nos dejan una campaña electoral vacia, infantil, provocadora de la mayor abstencion que predicen los augures de la demoscopia del pueblo votante y harto de pagar a indoctos cobrantes de fuertes sumas, que añaden a sus llenas haciendas.

  5. Padre, efectivamente lo dijo en Cope, y sólo cuando, la progresía claro, le amenazaron con quitarle el puesto de comisario. Ufff!! con lo que se gana ahí. También espero que VOX saque representación

  6. Tragar por el asiento,don Tomás. Arias Cañete es un aceptable negociador ante Europa pero ha caído en una trampa buenista,que suelen ser malas de nacimiento.
    Dignidad,la de toda persona,sin más.
    Un abrazo. Espero que VOX saque un diputado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *