PUBLICIDAD

IV Encuentro de Blogueros en Cádiz: experiencia excelente eclesial

|

Acabado el IV Encuentro de Blogueros con el Papa es hora de resumir y contar un singular acontecimiento que si no lo decimos los participantes los medios de comunicación en manos de la propia Iglesia Católica no le han prestado el más mínimo momento de atención. Lástima, pero real como la vida misma. Hemos estado en Cádiz durante el fin de semana más de cincuenta personas de España y el extranjero, de manera singular personas de Hispanoamérica, Italia y Angola, reflexionando sobre la presencia de la Iglesia en las redes por medios de las calles digitales. Hemos acudido convocados por la Asociación de Blogueros con el Papa, que preside el amigo Néstor Mora, coordina el sacerdote don Joan Carreras del Rincón y es secretaria Cristina Llano. Se ha cumplido todo lo previsto en el programa de actos que ya publiqué aquí en el Blog El Olivo. El trabajo ha sido dinámico y denso. Las diversas mesas redondas han estado precedidas de unas sabrosas ponencias de los respectivos moderadores, y las comunicaciones presentadas han sido muy bien acogidas tanto en la propia asamblea allí reunida como por los televidentes que contemplaban todo desde sus ordenadores y demás artilugios informáticos pues se emitía por la opción digital correspondiente. Todas las comunicaciones han tenido una elevada categoría intelectual y practica. No es mi papel el destacar todas las presentadas. Solamente resumo con este frase: «Lo mismo valía quien hablaba desde su propio blog personal, que quien lo hacía desde su plataforma digital al servicio de todo el espacio digital eclesial y mundial, que quien lo expresaba desde la sencillez de su corazón y su propia experiencia vital pasada por alguna enfermedad». La totalidad de la comunicación presentada por el firmante de este post fue la siguiente: COMUNICACIÓN PARA EL IV ENCUENTRO DE BLOGUEROS «El antecedente más cercano de un blog son los sempiternos diarios o bitácoras que desde la primera adolescencia mantuve en el Seminario. Durante varios cursos alcance el honor de ser el cronista de la comunidad de Retóricos de los aspirantes a curas. El superior que me honró con ese cargo llegó a ser obispo de Cádiz y Ceuta, actualmente en estado de emérito, don Antonio Ceballos Atienza. Siendo ya sacerdote me encomendaron la dirección del Boletín Oficial de la diócesis de Jaén, cuyos ejemplares los convertí en crónicas vivas de la historia pequeña de mi diócesis andaluza. Este servicio lo hice con dos obispos diversos. A la vez llevaba el cargo de delegado diocesano de medios de comunicación social, algo que me servía para colaborar en la prensa, la radio y la televisión local. Y conocer cómo se puede evangelizar desde los medios informativos sean locales o nacionales, campo al que me asomé no solamente en reuniones de trabajo pastoral con el resto de los delegados de las diócesis españolas, sino en la colaboración directa con Radio Nacional de España o Cope. Cuando cesé en la delegación diocesana, seguí y mantengo mi servicio a la prensa local y a un blog personal que me abrí en cuanto salieron estos modos informáticos de comunicación rápida en el ciberespacio. El Olivo y La Semilla Nació primero El Olivo. Desde el comienzo quise cubrir un campo conocido por mí: la información sobre la vida de los medios de comunicación social de la Iglesia en España. Así ha cumplido seis años de vida el pasado mes de agosto. La Semilla va a cumplir en noviembre tres años. Este blog está más abierto a temas eclesiales en general con noticias cortas sobre la vida de las diócesis españolas. El lenguaje al servicio de la crítica Desde el concilio celebrado en Jerusalén, contado en el capítulo 15 del libro de los Hechos de los Apóstoles, en la Iglesia Católica existen dos tendencias que siguen a fecha de hoy. La primera línea es la de Pedro; la otra la de Pablo. Una la podemos llamar central, moderada, magisterial y vaticana. La otra es la viajera, la misionera, la expansiva y la decididamente valiente. Entre ambas maneras de vivir la Iglesia existe un permanente movimiento que convierten a la propia Iglesia en un sistema de centro, de equilibrio entre todos los extremos posibles. La riqueza del lenguaje castellano nos lleva a escribir en una faceta de crítica constructiva sobre el acontecer informativo de la institución eclesial. A la Iglesia se le ama mucho más cuando desde el respeto y la caridad fraterna se informa con sentido crítico destacando sus arrugas, en el lenguaje paulino, para que mejore su faz ante un mundo en permanente cambio donde la barca de Pedro debe navegar sorteando todos los peligros que sus enemigos sueltan por doquier. En el Blog El Olivo he ido por este camino informativo sobre las zonas de penumbra de la cara eclesial. Todos los lectores no entienden esta línea teológica y pastoral que viene desde el capitulo 15 de los Hechos de los Apóstoles. Tal viaje me ha costado sudor, sangre y lágrimas, que he dejado escrita en la Crónica del Blog El Olivo, que está colgada en la página de mis publicaciones digitales. Reconozco que esta vertiente por la que camino es inclinada, resbaladiza y peligrosa, pero nada ni nadie me podrá apartar del amor de Cristo y su Iglesia, siguiendo el lenguaje paulino, aunque los enemigos de mi tránsito por la Red me tiendan todas las trampas habidas y por haber. Me da igual. Soy consciente que el amor y la fidelidad a la Iglesia y los católicos siempre está en reconocer que las manchas y arrugas eclesiales solamente tienen solución cuando se publican, nunca cuando se esconden, se ignoran y se edulcoran. Esto solamente lo hacen las sectas, y la familia eclesial no es una secta, sino el Pueblo de Dios que camina hasta la casa del Padre. Los profetas usaron un lenguaje con el pueblo de Israel duro, crítico, y doloroso. Pablo hizo lo mismo, conocedor, como buen fariseo de toda la línea profética del pueblo israelita. Imitar a Pablo es estar en la Iglesia Católica de siempre. Frutos cosechados No soy quien para evaluar los frutos de mis blogs. Es solamente el lector quien con su fidelidad a la lectura juzga a quien firma las diversas entradas. Si Dios quiere, si la salud me acompaña, El Olivo y La Semilla tendrán continuidad en el tiempo hasta que suelte el último hálito de vida. Ahora, lo mismo que mis artículos son relativamente cortos, detengo mi exposición y me abro al diálogo con quien desee interpelarme. Muchas gracias.» Conclusiones personales del Encuentro Por diversos motivos, es el primer Encuentro de Blogueros en el que participo, del cual me he traído estas conclusiones: 1.- Es la primera vez que acudo a una reunión eclesial, donde no tratan de «imponerme» que su producto es el mejor de todos los posibles en el paisaje de la Iglesia. 2.- Es la primera vez que voy a una sesión de trabajo, donde me encuentro que la Iglesia, todos los allí presentes, exponen sus trabajos y sus caminos digitales sin imponer nada como absoluto, sino como servicio de los demás para todos los que buenamente deseen recoger lo que deseen. 3.- Es la primera vez que veo el mundo digital y «babélico» reunido que usan el mismo lenguaje sin confundirse que todos juntos, desde la propia independencia personal, estamos para levantar la inmensa torre de Babel, no para sustituir a Dios y en su presencia en la Red, sino para agrandar y ahondar más las raíces en el mundo digital y real, entre el cual las diferencias son mínimas. 4.- Es la primera vez que veo reunidos a gentes del Opus Dei, Comunión y Liberación, Operarios Diocesanos, Legionarios de Cristo, laicos sin adscripciones más que la bautismal, curas de diverso pelaje….dialogando sin enfrentamientos y sin afanes «proselitistas» mutuos, sino abiertos a reconocer que el sitio de cada uno está dentro de la Iglesia Católica y en la nave de Pedro remando en la misma dirección sin zancadillas, ni acosos, o condenas, ni pleiteando y luchando con el remo que cada uno tenemos en las manos, intentando partirle la cabeza al más pintado. 5.- El V Encuentro del año próximo será, Dios mediante, en Ávila, a la sombra del quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, según quedó acordado antes de la clausura del IV Encuentro. 6.- Muchas gracias le he dado a Dios durante estos días por la gracia que me ha concedido. Muchas gracias espero seguir dando a Dios por los frutos del Encuentro. Y muchas ganas tengo que llegue el V Encuentro, al que espero asistir si Dios me lo concede. Recomendación Ruego que lean la nueva novela y el ensayo. Novela: Blancas y negras Ensayo: Ensayo sobre la obediencia en la Iglesia http://marianojv.esy.es//novela.html Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios
0 comentarios en “IV Encuentro de Blogueros en Cádiz: experiencia excelente eclesial
  1. Es una gran satisfacción conocer su opinión, yo pude seguir desde casa algunas de las intervenciones, y realmente se transmitía eso que usted dice, mucho amor a laIglesia, y por eso es una experiencia que merece ser difundida, ya lo creo.

  2. Llegar a la cuarta edicion de los blogueros es dificil, en tiempos tan mudables y alergicos a reuniones como los de hoy. Sugiero que se publiquen las actas de la asamblea gaditana el internet, tanto en imagen como en sonido. Sera muy interesante para el presente y el futuro.

  3. La palabra del Señor es como un grano de mostaza,nosotros podemos ser ese sembrador que no piensa en un frondoso árbol de principio sino en una tierra fértil que acepte ese grano,lo acoja,nutra y a su vez lo haga crecer. Que nunca nos de vergüenza el extender el Evangelio.
    Un abrazo,pater.

  4. Es una gozada leer sus vivencias y exposiciones. Gracias por su trabajo y esfuerzo. Me alegro que haya quedado encantado y desee repetir.
    PAX A TODOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *