PUBLICIDAD

Inmaculada Concepción

|

Artículo publicado hoy en el Diario Ideal, edición de Jaén, página 31 Recuerdo aquellas fiestas de la Inmaculada Concepción dentro del Seminario de Jaén, del cual es patrona compartiendo con San Eufrasio, primer obispo diocesano. Eran tres días festivos: el pridie, la fiesta, y el postridie. En el día anterior, o pridie, había competiciones deportivas, actos culturales, cine y unas vísperas solemnes cantadas en la capilla mayor. En la fiesta de la Inmaculada Concepción tras asistir a la Misa pontifical en la Catedral, presidida por el obispo de turno, tenía lugar un almuerzo para los alumnos donde el plato preferido era el jamón, acompañado de una guarnición de patatas fritas. Solamente se comía el producto del cerdo una sola vez en el curso. Por la tarde los seminaristas íbamos a cantar la Salve a la Inmaculada sita en la plaza de San Ildefonso, donde un satisfecho párroco, don Manuel Maroto, pagaba un gran ramo de flores, colocado ante el pedestal de la Señora. De vuelta al Seminario se celebraban las Vísperas de la festividad, y después nos pasaban una película en el salón de actos. El postridie, o día posterior, disponíamos de un largo día para ir a pie hasta los jardines del balneario de Jabalcuz, donde compartíamos un menú de tortillas de patatas españolas. Los aires del posconcilio volaron aquellos tres días inolvidables. Nuestra marcha a Granada, como alumnos de la Facultad de Teología, anuló todo el costumbrismo y romanticismo de muchos años atrás. Otros aires más laicistas se llevaron la fiesta inmaculista cuando la actual Constitución fue aprobada en referéndum un 6 de diciembre de 1978, pasando a ser festivo laboral la citada fecha. Desde entonces hasta hoy existe ahí un puente de fiestas donde la fecha religiosa ha perdido su total recogimiento de contenido de devoción mariana. Colegios profesionales como los farmacéuticos y los abogados, que han tenido siempre a la Inmaculada como patrona, adelantan sus conmemoraciones corporativas a dos semanas antes, con el fin que todos los colegiados puedan disponer del puente festivo para descansar o irse de viaje a donde la sociedad del ocio y el tiempo libre les conduzca. La cofradía de la Inmaculada Concepción, sita en la Santa Capilla de San Andrés, cierra este año el quinto aniversario de su fundación gracias al mecenazgo del venerable don Gutierre González Doncel. Habrá una procesión desde San Andrés hasta la Catedral, cuyo centro será la imagen de la Inmaculada de Ambrosio de Valois, tallada en la primera mitad del siglo XVIII. Llegados hasta el templo catedralicio habrá una Misa presidida por el obispo diocesano, que será el broche de cierre del quinto centenario fundacional de la Santa Capilla. La imagen volverá a su templo en unas andas llevada por sus hermanos hasta la iglesia de San Andrés, en el corazón del casco antiguo de nuestro querido Jaén. Desde este campanario semanal invito a todos los lectores amigos a formar parte de esa procesión mariana que se hace con el motivo citado, de esa forma se demostrará que en Jaén aún estamos por encima de los aires laicistas y turísticos de este puente en el que estamos viviendo. Y demostraremos que la Inmaculada Concepción es un dogma mariano que gentes españolas lo defendieron antes que la Iglesia Católica oficial, en la persona del Papa Pío IX en 1854, tuviera a bien definir como verdad revelada el misterio de la Virgen Concebida sin mancha de pecado original alguno. La Virgen Inmaculada sigue siendo la Patrona de España, un motivo más, en estos tiempos de desajuste de la unidad española, como bien moral común, para que ella interceda por todos los españoles a que busquemos todo lo que nos une y olvidemos lo que nos separa. Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios
0 comentarios en “Inmaculada Concepción
  1. Viva la Virgen en Su Inmaculada Concepción. Y Feliz Fiesta de la Inmaculada Concepción. Felicidades a todas las Inmaculadas y, eso, honremos a la Virgen María que tanto hace por nosotros. Amén.

  2. Roguemos a la Santa Inmaculada Concepción, patrona de nuestra querida España, que reine la paz y concordia entre todos los españoles. Vienen días donde muchos sacan las uñas para sacar tiras ajenas e intentar ganar votos que los lleven al poder. Muchos defienden el arrinconamiento de nuestras creencias cristianas, ¿por qué la fe católica estorba y los discípulos de Cristo también?, será porque la verdad molesta y el amor por aquellos que muchos rechazan les abofetea. Si eres coherente con tu fe pues demuéstralo con tu voto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.