PUBLICIDAD

Entre un vídeo y otro, elijan, amigos lectores

|

En Canal Sur Televisión, el domingo pasado, en el programa Testigos hoy, pasaron la entrevista a un sacerdote cubano llamado Alberto Reyes Pías, autor de un libro titulado Historia de una resistencia, Así se forjó mi vocación en la Cuba de Fidel Castro. El vídeo de la entrevista es un canto a la libertad de expresión.

Ayer, a la prensa internacional, los dictadores cubanos dieron un vídeo, donde el joven español Ángel Carromero, retenido por el régimen castrista, conductor del coche donde falleció el político cristiano Oswaldo Payá, apoya la tesis cubana de la versión del accidente. El video de la entrevista es una sumisión a una dictadura comunista.

Entre un documento visual y otro, me quedo con el primero. No creo el segundo.

La entrevista al sacerdote cubano es una delicia, donde el cura Alberto Reyes se expresa con total libertad, narra su infancia, su juventud estudiantil, cuenta el ambiente cubano de lo políticamente correcto, narra su vocación sacerdotal, aunque él salía con una chica y, además, estudiaba para médico. Cuenta como todo cubano lleva un policía dentro de sí ante el miedo y terror que impera en la isla cárcel.

El vídeo está realizado antes de la visita del Papa a la isla caribeña. La conversación dura 18 minutos, que se pasan entre los dedos.

Los amigos lectores pueden encontrarlo aquí.

http://www.canalsuralacarta.es/television/video/vocacion-contracorriente/26583/112

El joven español, Ángel Carromero, se le nota en el vídeo encogido, falto de libertad, soltando un guión aprendido de memoria, con miedo a verse camino de cárcel impuesta por un posible delito de homicidio involuntario en la persona de Oswaldo Payá.

Esta es la versión del régimen dictatorial comunista. Esta es la mentira como forma de mantener un sistema totalitario que pasa ya del medio siglo.

Los amigos lectores pueden encontrarlo aquí.

http://www.libertaddigital.com/mundo/2012-07-30/carromero-mantiene-la-version-castrista-de-la-muerte-de-paya-1276465069/

Doy gracias a Dios por la valentía de expresión del cura Alberto Reyes. Siento mucho temor por el futuro del joven español Ángel Carromero.

Roguemos para que el caso de éste joven se resuelva con justicia y en libertad, algo que los dictadores cubanos no conocen para perpetuarse más años en el poder sobre todo un pueblo dominado. Y así, ¿hasta cuando?.

Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *