PUBLICIDAD

Dos arzobispos en silencio inexplicable

|

Es cierto que pastoralmente hablando es mejor muchas veces callar, sabiendo que el silencio produce un ambiente de paz y serenidad para solventar asuntos turbios y de ataque a la Iglesia del Señor. Pero, ese silencio prolongado en el tiempo, el pueblo no lo entiende, no lo comprende, porque no ha recibido una información de la opinión de sus pastores correspondientes. Los arzobispos de Barcelona y Pamplona tienen sendos casos donde su silencio es inexplicable, insoportable, y propio de personas timoratas para el cargo que ocupan. Hablen, por favor, y harán bien a sus fieles diocesanos y al resto del pueblo español. Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios
0 comentarios en “Dos arzobispos en silencio inexplicable
  1. Don Tomas no se canse Omella busca el capelo cardenalicio junto con Osoro y no va hablar, es mas escandaloso el silencio del Obispo de Pamplona pero nocreo que diga nada por los viento que soplan de Roma, almenos la Caram aqui ha edtado muy bien junto con Pilar Rahola

  2. Solo se diferencian de los líderes políticos en una cosa: no han sido votados. En lo demás actúan del mismo modo. No son pastores ni nada parecido. A ver si se va enterando todo el mundo. Si se me permite la analogía, estamos de mitras hasta la coronilla. Ahora van a tocar a rebato para que seamos carne de cañón y frenemos a los soviéticos que han traído a medias la derecha y ellos. Debemos enviarles un manual sobre la práctica del sepuku.

  3. Buenas tardes:
    Entiendo que ustedes ha leído el evangelio de Jesús. Lo que hizo Jesús, ante quienes proferían mentiras sobre su persona y lo acusaban en falso era el silencio.
    Creo que nuestra época no necesita de grandes defensores de los ‘derechos’, lo que nuestra Iglesia necesita es de hombres y mujeres que sean testigos de la misericordia y la verdad.

    Y, por favor, sí aman a la Iglesia, dejen de dividir ya lo hacen los que no creen.

  4. En Podemos los consideramos lo mejor del episcopado español. Cobardes, políticamente correctos, mamoneadores… Nos encantan. Cumplen a la perfección con la labor que les ha sido encomendada por nuestros amos.

  5. Edith Stern a Pio XI:
    «Como hija del pueblo judío que -por la gracia de Dios durante los últimos once años también ha sido hija de la Iglesia católica me atrevo a hablarle al Padre de la Cristiandad sobre lo que oprime a millones de alemanes. Desde hace semanas vemos que suceden en Alemania hechos que constituyen una burla a todo sentido de justicia y humanidad, por no hablar del amor al prójimo. Durante años, los líderes del nacionalsocialismo han estado predicando el odio a los judíos. Ahora que tomaron el poder gubernamental en sus manos y armaron a sus partidarios –entre los cuales hay elementos probadamente criminales–, esta semilla de odio ha germinado. […]

    Todos nosotros, que somos fieles hijos de la Iglesia y observamos las condiciones imperantes en Alemania con los ojos abiertos, tememos lo peor para el prestigio de la Iglesia si el silencio se prolonga por más tiempo. Estamos convencidos de que, a la larga, este silencio no logrará comprar la paz con el actual gobierno alemán. Por ahora, la lucha contra el catolicismo se hará en forma silenciosa y menos brutal que contra los judíos, pero no menos sistemática. No pasará mucho tiempo hasta que ningún católico pueda ocupar un cargo en Alemania, a menos que se ponga incondicionalmente al servicio del nuevo rumbo de los acontecimientos.[2]»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.