PUBLICIDAD

Cuadro tenebrista de Rouco sin acabar todavía

|

En el final de los episcopados siempre se conocen asuntos que se han podido guardar cuando se tenía todo el control sobre los mandos de la nave diocesana. Es el momento en el que se hace un cuadro para que sea colgado en el episcopologio de ese obispado. Habitualmente los cuadros episcopales suelen ser tenebristas, con plena identificación con el gran creador del estilo de comienzos del siglo XVII, el pintor italiano Caravaggio, quien proyectaba una gran luz en el centro del lienzo iluminando a la figura central, dejando una penumbra intencionada por el resto del lienzo. Este estilo tuvo inmenso éxito en toda la posterior pintura religiosa. En el cuadro que le están pintando al cardenal Rouco, antes de su partida, existen dos pintores de cámara. Uno es el profesor José Francisco Serrano Oceja, que es el pintor de cámara del señor cardenal, al cual le ha escrito una biografía autorizada para perpetua memoria. Es la parte de la luz inmensa sobre el tenebrismo del cuadro. El título del libro editado en Planeta testimonio es el siguiente: Rouco Varela, el cardenal de la libertad. A esta luz se ha sumado otra más corta, firmada por Restán, igualmente pintor de cámara, quien en un artículo titulado ¿Quien es el cardenal Rouco?, trata de sumar su liternilla al inmenso haz lumínico firmado por el anteriormente citado Serrano Oceja. La parte tenebrista plenamente como tal, la saca hoy en exclusiva este portal Infovaticana, quien nos da la noticia que el cardenal está citado como testigo en un juicio fijado para el 21 de mayo de 2015. El asunto de la vista está relacionado con el tema del Yunque, tan escondido como tapado por los medios domesticados, excepto por los que tuvieron el valor de tratarlo y publicarlo, que fueron muy pocos. Llega el momento de pasar a la historia, pero siempre se hacen cuadros tenebristas que mirados con perspectiva histórica son excelentes documentos para interpretar al personaje en su momento y extraer las lecciones conrrespondientes para el futuro más inmediato. Hasta que el cuadro sea colgado siempre habrá que darle los brochazos necesarios y convenientes. Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios
0 comentarios en “Cuadro tenebrista de Rouco sin acabar todavía
  1. Roucón no dijo nada por el atentado de las femen feminazis a sus apadrinados peperos masonetes de derechas, y ahora quiere salir bajo palio de la Casta PPOE…

    Gil Tamayo lo venderá como buen judas clericalete ex-pañol sin patria , Dios ni Rey que es, SOLO QUIERE PASTA.

  2. Con relación a ese oscurantismo de un supuesto Yunque del que nadie tiene pruebas fehacientes de ilegalidad si es que existiera, pero que todo el mundo parece conocer perfectamente, opino que son cortinas de humo, producto de la envidia dentro de la Iglesia que sigue su corrosión.
    Los bulos son muy fáciles de esparcir, nacen del odio y tienen un fin que es crear la duda, dividir a las personas y destruir su trabajo. Y pretenden destruir el trabajo de HazteOir, unos auténticos profesionales del activismo católico.
    Pero frente a esos bulos está la realidad de HazteOir, comprobable, de 12 años de entrega a esos principios irrenunciables de BXVI y eso sí que son pruebas objetivables e irrebatibles
    Creo que algunos, al encontrar una “astilla” en el bosque, tropiezan con ella, simplemente con una astilla, y se han quedado contemplando la astilla. Y creo que el testimonio de Monseñor Rouco no aportará ninguna prueba, sino “aquél me dijo que alguien le había dicho…”.
    Las pruebas de “abducción” si supuestamente alguien ha sido abducido, tienen que llevar un informe del psiquiatra, con el tratamiento de “desabducción” y ese informe se tiene que llevar a la comisaría.
    Mejor harían algunos católicos en preocuparse de toda la apostasía reinante: herejes desde el púlpito, fieles comulgando en pecado mortal, ausencia de crítica ante el genocidio que es el aborto…,

  3. No soy experto en pintura, pero la comparacion entre las luces y las tinieblas las tenemos en la vida de todas las personas. Quien no tiene errores en vida,?. Nadie es perfecto en esta vida.

  4. No sé de que va el tema del tal yunque; pero lo que no me extrañaría si se trata de un tema obscuro es que los medios de la Iglesia no lo traten. De Restán tengo una pésima opinión, lo que se está haciendo en Cope y 13Tv da cuenta de ello. No perderé el tiempo en leer ni luces ni sombras, me quedo mejor contemplando un cuadro de Caravaggio, un placer en todos los sentidos… Para todos los que vayan a Roma recomendaría que se pasaran por S.Luis de los Franceses.

  5. ¡Qué asquete da el libro de Serrano! No he visto peloteo más baboso y alejado de la realidad. Sólo se me ocurre un modo de que ese libro hubiese sido todavía peor y más pelota: que lo hubiese firmado Catela

  6. Debe ser doloroso sentir como la historia lleva a una persona a posar para siempre en un cuadro de estilo tenebrista, cuando le hubiera gustado el estilo blanco de la pintura valenciana de finales del siglo XiX y principios del XX.

  7. Simplemente pediría que el cardenal Rouco declarase en ese juicio con total verdad,cosa que sé que hará. El tema del Yunque es oscuro y sucio. Mons. Rouco debería querer para su pontificado una sola definición: servicio.
    Lo demás,oropel.
    Un abrazo,don Tomás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.