PUBLICIDAD

Coleccionista de radios y cámaras de fotografía

|

Probablemente el vecino de Ugíjar (Granada), José Palomares Estévez, sea el mayor coleccionista de cámaras fotográficas y aparatos de radio de la provincia de Granada. Su obsesión por el coleccionismo comenzó cuando emigró a Barcelona hace más de medio siglo. Este coleccionista atesora en su abarrotada vivienda de Ugíjar más de un millar de cámaras fotográficas, algunas muy antiguas y difíciles de encontrar, y dos centenares de aparatos de radio y afines, como micrófonos, comprobadores, magnetófonos, gramolas, tocadiscos, válvulas de emisión, amplificadores, altavoces, galenas, válvulas vistas, aparatos de chispa, capillas, musiqueros, discos de pizarra o receptores de batería. José también posee otras colecciones de útiles de labranza y carpintería y de vehículos antiguos en miniatura. José Palomares trabajó en Cataluña de taxista, panadero y vendedor de electrodomésticos. Muchos de los objetos de sus colecciones los adquirió en mercadillos, comercios y casas particulares. Una valiosa radio alemana es la que más llama la atención porque es un modelo poco visto y cotizadísimo que Adolf Hitler ordenó diseñar en tiempos de la II Guerra Mundial para que se pudieran sintonizar las frecuencias del Tercer Reich. Las muestras de José recorren la historia y la evolución de la radio y las cámaras fotográficas que en su día detuvieron el tiempo en décimas de segundo. José ha cedido veinte aparatos de radio antiquísimos, por espacio de cinco años, al Centro de Patrimonio Cultural de la Alpujarra, situado en Ugíjar y financiado por la Diputación Provincial en 2013. Los receptores de radio de José fueron fabricados en España y otros países de América y Europa. Otra de las piezas clásicas de este coleccionista es un aparato de radio de ‘galena’ de 1923, provisto de auriculares que solo puede ser escuchado por una sola persona. Asimismo, José Palomares, adora una radio realizada en 1932 en América. Pero eso no es todo. Ya que otras de las pasiones de José son las estatuas de bronce y el menaje que en otros tiempos se usaba en la mayoría de las casas de la Alpujarra.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *