PUBLICIDAD

Amigos hasta en el infierno

|

Hubo un tiempo que en 13 tv apareció un directivo con aires de renovación. Su nombre era Alejandro Samanes. Luchó con denuedo por dignificar el canal que le pusieron en las manos. Usó unos métodos conocidos como: pescar en la pecera del vecino. De ese modo el vecino quedó tieso como la raspa de una sardina, aunque no consiguió cerrar la puerta del piso vecinal. Entre los fichajes que hizo para la televisión episcopal estaba su propia hermana a quien colocó como experta en cine de todo el canal. Y al cura franciscano que aparece en la fotografía, de nombre Carlos Fuentes, quien, por entonces brillaba, desde tierras catalanas, con el monotema de la independencia de la región catalana. Llegó, entonces, el momento de la jubilación del cardenal Rouco, subiendo a la sede madrileña monseñor Osoro, quien se trajo en la maleta, desde Valencia, un nuevo director para el canal, quien tras pasar por un hospital con un jamacuco grande, se hizo cargo de los mandos de la 13 tv. Uno de los que salieron primero fue Samanes. El fraile franciscano fue fríamente sacado de la televisión episcopal. Quien siguió reinando en televisión municipal de Badalona, cuyo alcalde era pepero. Los movimientos electorales llevaron al poder a una coalición de partidos. Otra vez se vio el pobre fraile fríamente puesto en mitad de la calle. Siguiendo el viejo refrán: quien la sigue, la consigue. Carlos Fuentes se puso a buscar llamando en varias puertas. Encontró, por fin, a su viejo amigo Samanes, situado en la televisión regional de Murcia. Como el asunto catalán está más negro y recocido que nunca, el fraile fríamente hizo una renovación argumentaría y se pasó al asunto de hablar de varias familias, elevando a los altares laicistas a dos gays con toda la parafernalia que contaba la noticia que ayer publicó este portal Infovaticana. Hasta aquí, mientras los superiores del fraile franciscano fríamente no tomen otra decisión sobre él, está contada la raíz y el desarrollo de una persona que le gusta mucho un juguetito llamado: televisión. Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios
0 comentarios en “Amigos hasta en el infierno
  1. Este fraile salía con programa y todo en Intereconomía. Salió en algún programa medio basura me acuerdo de cómo le miraba las pantorrillas a Lidia Lozano y en el que intervenía como analista psicológico. En fin 13 TV gana con que se vayan personajes así. Este ni reza, ni predica, ni nada es un vividor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.