PUBLICIDAD

13 TV: R.I.P.

|

Según informa este portal Infovaticana, la tele de los obispos, su juguete carísimo, les ha salido ídem, pues han invertido casi sesenta millones de euros, extraídos de la X del impuesto de la renta de las personas físicas, y ahora por culpa de que uno de los agraciados con una señal de televisión digital terrestre que debe al fisco más de dos millones de euros, el reparto que hizo el Gobierno queda nulo de base para todos los recipientes de la señal. Con lo cual, los obispos se quedan sin el pan y sin el perro. Han invertido, han contratado gente, se salen de la señal por la que ahora mismo emiten, que es propiedad de la empresa del diario El Mundo antes del 31 de diciembre, y el 1 de enero estará 13 Tv cogida de la brocha y sin escalera donde poner los pies. Este futuro lo veíamos y lo escribimos en este Blog El Olivo, desde el nacimiento de 13 Tv, que se enriqueció con destruir al vecino pescando en la misma pecera. Ahora el vecino estás riéndose de ver pasar el cadáver de la 13 Tv por delante de su casa. ¿Qué porvenir espera al juguete de los obispos?. Volver a entrar en otro concurso nuevo que pudiera abrir un supuesto gobierno de peperos en minoría, o de frente popular de toda la izquierda más anticlerical de la península ibérica y todas sus islas y ciudades autonómas. Ambos supuestos están en el aire, en el mismo éter donde estará con fecha 1 de enero 13 Tv, un capricho episcopal carísimo, un canal no católico, sino servil y jabonoso hacia un peperismo, que la agració con la señal, pero que uno de los tiburones optantes ha mentido y debe al fisco dos millones de euros. Una vez se demuestra que la Iglesia Católica como empresaria en medios de comunicación es una nulidad, algo que le pasó con la cadena de periódicos de la Editorial Católica encabezados por el diario YA, ahora con 13 Tv, y la cadena Cope que se prepare a verse saltar por los aires, porque su economía tampoco tiene superávit, por invertir en estrellas a golpe de talón, y por no ser un instrumento de evangelización para nadie. Menos mal que nos queda Radio María. Ahí estoy refugiado muy contento, porque se mantiene gracias a sus voluntarios. Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios
0 comentarios en “13 TV: R.I.P.
  1. Lo de 13TV es de traca. Se niegan a llevar a cabo una programación televisiva evangélica excusándose en que este tipo de programación no genera espectadores ni permite ganar dinero. Entonces, hacen una programación de tercera regional basada en películas del oeste del año de la Tana y tertulianos indocumentados, vociferantes y atrabiliarios/as que carecen de la menor mentalidad cristiana. Esta gente renuncia, por tanto, a la evangelización, en aras de de las audiencias. Y, como suele ocurrir, se quedan sin la evangelización…y sin las audiencias. Eso sí, con salarios de cadena grande para el director y los incompetentes comerciales, faltaría más. Al fin y al cabo, como ellos dicen «juegan en la liga de los grandes». De los grandes escándalos, será. Pero les queda ya poco. Sus jefes y apoyos, aquí y en Roma, están pasándolo mal…muy mal. Y todos saben a qué me refiero. La Iglesia debe acabar con esta juerga de tunantes y aprovechados que no aporta lo más mínimo al lamentable panorama televisivo español y mucho menos a la pastoral cristiana. Y debe hacerlo lo antes posible. Ahora tiene una excusa estupenda.

  2. Por, favor, deje de perseguir a 13 TV. Es la única que tiene un tinte cristiano, que pon al Niño Jesus en su pantalla. y la ÚNICA que trasmite eventos católicos, como beatificaciones, encuentros juveniles, como en Ávila y demás. ¿Que cuesta dinero y se podría gastar en otras cosas? Eso fue lo que dijo Judas en memorable ocasión.

  3. Cuando se hace un mal uso del medio Dios no protege.
    O dicho de otro modo, cuando no se obedecen las leyes divinas, llegan los problemas.
    La jerarquía se vinculó al mundo y el mundo se la comió.
    Santiago 4,4: quien se hace amigo del mundo es enemigo de Dios.
    Pero lo peor está por llegar.
    El papa Benedicto en su última visita a España nos dijo: Estáis viviendo un ambiente parecido al de los años treinta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *