PUBLICIDAD

Seguimos con la censura en Twitter, Facebook…

|

Por si alguien sigue creyendo que hay libertad de expresión en Internet.  Les invito a que lean este artículo, con vídeo incluido sobre cómo filtran los contenidos ideológicamente: https://www.actuall.com/democracia/es-conservador-pues-preparese-porque-twitter-va-a-por-usted/

Este mes, algunos ejemplos.

  • Se elimina el perfil del conocido joven activista conservador, Alvise Pérez, en Facebook.
  • Se suspende temporalmente la cuenta en Twitter de la escritora María Blanco por este comentario: «Los alumnos de primero me escriben para decirme que mañana hay “huelga contra el machismo en las aulas”. Y que han VOTADO cambiar de fecha el examen. Es una extraordinaria ocasión para practicar la paciencia, tan beneficiosa. Mañana a las diez en punto empieza el examen.»
  • La cuenta de Facebook El libre pensador, de ideología conservadora liberal, tras varios días de bloqueo y borrado de comentarios del último mes, teme su cierre y tiene que diversificarse: «Queridos amigos: como ustedes saben esta página está siendo víctima de numerosos ataques […] la situación cada día empeora y se hace más complicado poder llevar adelante este proyecto de forma solitaria a través de este medio […]»
  • Está suspendida temporalmente la cuenta de Ciudadano Cualquiera en Facebook, de ideología conservadora. 
  • Se ha suspendido temporalmente la cuenta del conocido Frank Cuesta por una simple respuesta a Dani Mateo ante su ultraje a la bandera. 
  • Y un largo etcétera.

Nos podemos hacer una idea, ¿no?

Urge darse cuenta de la situación real en la que estamos, y crear alternativas.

Comentarios
3 comentarios en “Seguimos con la censura en Twitter, Facebook…
  1. Esto no es nuevo. Hace nueve años que yo padecí una persecución similar por mis ideas en Facebook.
    La solución está clara, boicot a las actuales redes y promoción de redes sociales independientes.
    Facebook nació en manos de un delincuente, como bien quedó demostrado en la película » La red social»
    Qué esperábamos?

  2. Eso unido a que cualquier opinión personal, mostrada en redes sociales puede ser considerada delito de opinión o de odio y reportar al opinante una querella penal, hace que sea cada vez mas difícil poder manifestar en público las ideas. Dentro de poco, cuando hayamos desaparecido de las redes sociales los usuarios desafectos al «Stablishment», estas pasarán a ser otros tantos elementos más de adoctrinamiento, lavado de cerebro de masas e ingeniería social. Yo, por las razones expuestas, hace dos días que decidí dejar de escribir en Twitter, donde actualmente, solo pongo algún artículo ajeno, preferiblemente, de corte exclusivamente religioso y ninguna aportación personal mía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *