PUBLICIDAD

Reflexion colateral sobre el lío Asenjo

|

asenjo3-1 No sé si alguien ha caído en la cuenta pero… – Obispos como Asenjo leen páginas como Infovaticana y Adelantelafe. – No sólo las leen, sino que lo hacen lo suficiente como para conocer bien sus lineas editoriales. – Les preocupa lo que aquí se dice. Compartirán o no algunas cosas, y su preocupación será mayor o menor, pero este punto queda claro. Ergo… – Lo que aquí se habla tiene repercusión, no solo en el lector de a pié sino en la jerarquía. – Esto conlleva una gran responsabilidad, tanto para medir nuestras palabras como para soltar la lengua cuando es necesario. Los que aquí colaboramos podemos considerar que tenemos un papel más especial que el de simples laicos, y por eso nuestra lucha debe ser mayor. – Puede hacer más bien una denuncia nuestra que un silencio en nombre de una misericordia que no es tal. La palabra es poder. Hemos de ejercerla con responsabilidad, pero sin renunciar a su uso.

Comentarios
0 comentarios en “Reflexion colateral sobre el lío Asenjo
  1. La pregunta sin responder ¿qué motivo puede tener el obispo Asenjo para tomar esa decisión? ¿han recibido los obispos algunas directrices de las nunciaturas ojo con las críticas al Papa Bergoglio? O sencillamente, ¿manifestar desacuerdo con el populismo pastoral informe que estamos viendo es punible?

  2. No sólo obispos.
    Se de grandes cancilleres -pero pequeñitas, muuuy chiquititas personas- de universidades «católicas» (ejem) españolas que lo primero que hacen cada mañana es pedir a esbirros informes de lo que sale en ciertas páginas web, especialmente esta, y sobre todo de si aparece citado.

  3. La violencia es la expresión de las necesidades insatisfechas. Este firmante de «amdres el hispalense» (con m) tendrá muchas necesidades pendientes aún que le llevan a emitir juicios que solamente consiguen el desencuentro. Con respecto al contenido del artículo, lo comparto.

    Cierto es que debemos actuar con prudencia y justicia. Pero no tenemos que callar cuando hay algo que es denunciable. Por lo menos, Cristo no se callaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *