PUBLICIDAD

No se vaya de Infovaticana, padre Molina

|

1 Quizás le sorprenda este post, por parte de este inquisidor, y dada la respuesta que le di y en la que me reafirmo, pero aunque no lo crea, le escribo con honestidad. Eso sí, la honestidad también implica que, al decir lo que uno piensa, no todo guste. Lamento que quiera marcharse. Muchos de sus artículos valen la pena, e intuyo que usted también. Creo que es un error que se vaya de esta manera. El irse así parece más bien la amenaza del niño que la decisión del adulto. Si es lo primero, creo que se arrepentirá. Le hace más mal a usted que a ninguna otra persona. Tengo fe en que sea lo segundo, aunque tampoco lo comparto. Usted, en un gesto inédito hasta ahora, ha juzgado muy duramente a un compañero. Sí: juzgado, usted que critica tanto el juzgar. Y como no soy incongruente, me parece bien que usted juzgue si considera que es su obligación y si considera que el juicio no es arbitrario o injustificado, que era lo que proscribía Jesús, sino su deber. Aunque en este caso, personalmente, considero que no lo era. Usted ha hablado de bochorno y de Sálvame, por un caso en el que personalmente, creo que no llevaba razón. Me sorprende, como expuse, vistos los escándalos, injurias y blasfemias que en Religión Digital se han producido, y sin que usted se haya pronunciado. Ante sus acusaciones, lógicamente, De la Cigoña le ha contestado, que era lo esperable. Al fin y al cabo era a lo que se exponía. Si usted se creía en la obligación de decir algo, lo ha dicho, aunque también hay que apechugar con lo que venga. Mi consejo es que actúe con madurez. Asuma las espinas lógicas de su singladura como escritor, y que no le preocupen más que en el momento en que lee y en el momento en que responde. Hay cosas más importantes por las que preocuparse que las cuitas personales o el tono de un compañero. Por ejemplo, que se ataque la religión, que se blasfeme, la secularización, el odio a la fe… o que sacerdotes, como el de Mallorca, en su condición de mediadores de Dios ante los hombres, enseñen cosas contrarias a la palabra de Dios. Créame que si nosotros no defendemos a la feligresía de abusos así, hoy día es difícil que alguien lo haga. Creo que usted puede aportar cosas buenas. Con reflexiones, como las que este blog y el de la cigüeña aportan; con alabanzas, como este blog y el de la cigüeña brindan; o incluso con juicios, cuando lo considere oportuno, al igual que usted, este blog, y De la Cigoña hacemos. Ánimo y a seguir, que como entonaban los cruzados, Dieu le veut.  

Comentarios
0 comentarios en “No se vaya de Infovaticana, padre Molina
  1. En Religión Digital estará mejor. Es su lugar natural.
    Allí estará encantado de compartir página con los herejes y los cismáticos.

  2. Cuanta hipocresía! Primero apedreais al P. Molina, y luego le perdonáis la vida y OS hacéis los estupendos. Este portal empezó muy bien pero cada vez más se está convirtiendo en un refugio de profetas de calamidades que se jalean unos a otros.

  3. Unos que se quieren ir y otros que sin querer los han echado. Cada vez más este sitio se está pareciendo a un antecesor creado por allá en 2009…

    ¡Dejad al presbitero hacer lo que le dé la gana y ya!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.