PUBLICIDAD

DIMITA SR MORA, SECRETARIO GENERAL DE CÁRITAS

|

burgos-mora-720_560x280 http://www.periodistadigital.com/religion/solidaridad/2014/07/08/sebastian-mora-crisis-iglesia-religion-dios-jesus-papa-francisco-burgos-misionologia.shtml Usted, que no cree en «La Verdad», ha pedido que la Iglesia no sólo coexista con los pobres sino que conviva. ¿Acaso usted vive en una chabola con ellos? ¿Trabaja sobre una caja de cartón y bajo un techo de uralita, o lo hace desde su confortable despacho de Cáritas? ¿Gana dinero por ello o lo hace desinteresadamente? ¿Es usted creíble? Si usted fuese consecuente con sus palabras hoy mismo tendría que presentar la dimisión e irse a la periferia literal que desee. No pasa nada. Santa Teresa de Calcuta, San Damían o San Juan Bosco vivieron entre los pobres. Es más, en la época de Pío XII la mitad del clero se iba de misiones. En lo que se diferencian de usted, entre tantas cosas, es en ser coherentes y no absolutizar mirando por encima del hombro a la acción pastoral que necesariamente se tiene que hacer desde los despachos o desde las sacristías. Usted desde su puesto debería de saber eso mejor que nadie, por lo que no veo ingenuidad en sus palabras sino malicia e hipocresía. Es muy fácil quedar bien con bellas palabras que obvian la sensatez. ¿O acaso cuando usted decía convivir, no quería decir literalmente convivir? ¿A qué se refería entonces? ¿Al coexistir que denunciaba? ¿Hacía usted excepciones? No se notaban. Los que no creen en La Verdad, y encima presumen de ello, con razón mienten a boca llena y con razón usan un lenguaje nada claro. DIMITA Y HAGA LO QUE PIDE A LOS DEMÁS. Pero le hago dos preguntas más: 1) ¿POR QUÉ CONTRAPONE DE ESA FORMA LA POBREZA CON LA POBREZA EVANGÉLICA? ¿Recrimina o no la pobreza evangélica? Más lenguaje sibilino, donde se dice sin decir pero diciendo.¿Sabe usted lo que es la pobreza evangélica? ¿Ha caído usted en la cuenta de que la pobreza es mala, pero la pobreza evangélica es buena? Quizás haya personas que se amparen en la pobreza evangélica para no hacer nada por el prójimo, no lo sé, pero sinceramente no me veo a Santa Teresa de Calcuta, a San Damián o a San Juan Bosco demeritando tan sagrado concepto. Es más, defendían la pobreza evangélica a capa y espada. Cosa que hace intuir que la música de ellos es distinta a la suya. Y me parece que en cuestión de amor por los pobres, ellos les sacan a ustedes bastante ventaja. ¿Cual es su posición real? El Papa Francisco, al que usted cita tanto (bien hace), ¿es pobre o sólo lo es evangélicamente? ¿Lo critica usted? 2) ¿POR QUÉ RECRIMINAR EL CAMINO QUE HA VENIDO TOMANDO LA IGLESIA CONTRAPONIÉNDOLO CON EL SUYO? Desde luego, la Iglesia tiene una historia de entrega verdadera al prójimo, pasando por el derramamiento propio de sangre, con la génesis del Amor y no de la política sindical, que hace que usted más que dar lecciones tenga que tomar notas, y con la cabeza bien gacha. ¿CUAL ES EL QUID DE LA CUESTIÓN DE TODO ESTO?: El quid de la cuestión, muy señor mío, es que, en el fondo, su modelo de Opción Preferencial por los Pobres es distinto del que siempre ha propuesto la Iglesia. Toda entrega al prójimo siempre ha nacido del mandato de amar a Dios y al hermano. Amor como centro de todo y como definición de Dios, tal como San Pablo repite. Y como el amor es lo primero, la Iglesia sabe que una señora de 70 años que nunca ha ido a una chabola pero que lleva una vida de oración, que se ha roto por sus hijos, por su familia, que se ha exprimido por los que le rodean aún no siendo merecedores de tanta entrega y que siempre ha dado más de lo que tiene para aquél que se le acercase a pedir ayuda, tendrá un lugar especial en el Cielo, mucho más cerca del Altísimo que el de aquellos que se limitan a hacer turismo a las 3000 viviendas una vez cada dos meses para colgarse medallas. Porque aunque el católico responsable sepa que tiene que hacer muy bien las cosas para ayudar a los demás, todo nace del amor a Dios y al prójimo y no de un sindicalismo y exhibicionismo que no busca ser guiado por el Espíritu Santo sino por ideologías sospechosas. No es amor puro, sino excusa para arrogarse una preeminencia moral con respecto a los que siguen la tradición moral y pastoral de la Iglesia. Quien se crea que el Señor Mora defiende lo de toda la vida tiene muy mal olfato. Esta Opción Preferencial no nace de la Verdad, porque sus más furibundos defensores jamás criticarán a los sacerdotes que poco hacen por el desfavorecido si llevan una camisa a cuadros, pero desconfíarán sistemáticamente de todos los que lleven sotana aunque irónicamente les dejen en pañales en pastoral caritativa. ¿Importan los pobres u otra cosa? ¿Importa la Verdad o la foto? ¿Es un camino que nace de Cristo o nace de un complejo que hace necesario disfrazar la caridad de no se sabe qué? No hablemos ya de su preocupante déficit en la Opción Preferencial por los enfermos, por los ancianos, por los tristes, por los que están solos, por los que buscan ayuda espiritual, por los que tienen sed de Dios… Porque la Iglesia no es propiamente una ONG (como bien recuerda el Papa) sino una comunidad de discípulos de Cristo, y de ahí nace todo. Y porque el Amor todo lo abarca, y lo otro es parole, parole, parole.

Comentarios
0 comentarios en “DIMITA SR MORA, SECRETARIO GENERAL DE CÁRITAS
  1. No riña usted mucho al compañero comisario de Caritas por no creer en la Verdad. Su papa Francisco tampoco lo hace. Empiecen a discernir la Verdad con el espìritu y no con el culo:

    ««La centralidad del kerygma demanda ciertas características del anuncio que hoy son necesarias en todas partes: que exprese el amor salvífico de Dios previo a la obligación moral y religiosa, que no imponga la verdad y que apele a la libertad, que posea unas notas de una integralidad armoniosa que no reduzca la alegría, estímulo, vitalidad, y la predicación a unas pocas doctrinas a veces más filosóficas que evangélicas» (EG – n 165)

  2. No sé pero Cáritas que me parecía muy bien,creo que quiere ser como un partido político, porque el otro día ví salir de una iglesia después de una misa una manifestación con pancartas y todo gritando consignas, no sé por qué pero me sonó algo mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.