Preguntas para sustituir a Osoro; ante el aborto, perfil bajo

|

Ya es vox pópuli que la Nunciatura Apostólica en España, o lo que es lo mismo el señor Nuncio, ha comenzado a pedir ternas e informes para enviar a Roma el perfil del que será el futuro Arzobispo de Madrid. “A mi también me han preguntado” es lo que más se oye.

Hay dudas de que esos informes sean una pura burocracia y que ya el nombramiento se esté maquinando a través del presidente de la Conferencia Episcopal Española, íntimo como todos sabemos de Arana.

Pero la confianza que el clero de Madrid y los fieles laicos más influyentes, a los que también se les consulta, tenemos puesta en Bernardito, nos anima a esperar que su inteligencia y astucia, ayudadas de su experiencia como gran diplomático, consigan lo mejor para Madrid.

<

Es claro que el secreto de estado, que es lo que es un secreto pontificio, o como diría un argentino el gran chisme, corre por la Archidiócesis de Madrid. Por eso, con Mafalda y sus personajes es más fácil la exégesis de lo dicho o escrito por el sumo Pontífice, Francisco.

Gracias Santo Padre por promover, de una vez por todas, el chisme de la sucesión apostólica de nuestra archidiócesis. Nos urgía su deseo, nos da miedo su capricho.

La voz de la Iglesia en España ante las leyes inmorales, vociferadas en multitud de medios de comunicación, es una voz demasiado tibia.

Muchos de nuestros obispos han tenido como una primera reacción, publicar un tweet, entre ellos el Arzobispo de Madrid. Después en mayor o menor medida han publicado en sus medios diocesanos su malestar y hasta en algunos casos su indignación antes tales hechos.

¿Qué le ha pasado a la Iglesia en España? Es sencillo, tiene miedo al martirio. O al menos lo considera un medio prescindible para manifestar nuestra fe, a tiempo y a destiempo. Es mejor no levantar mucho la voz no sea que tengamos problemas con el IBI, o que nos revisen los acuerdos con la Santa Sede; vamos, que nuestros obispos bailan la música de Roma según en qué circunstancias, y aquello de “una Iglesia pobre” que decía Francisco no les hace demasiada gracia.

Osoro, los fieles de Madrid y seguro que de todas las diócesis españolas, están dispuestos a manifestar públicamente su rechazo ante leyes inmorales. Tengan ustedes las mitras bien puestas, y lideren públicamente esta inmoralidad que es ley. Nos hemos metido nosotros mismos en las sacristías, realmente ustedes nos han ordenado meternos o impedido salir, que no es lo mismo. La misa de la fiesta de la familia cristiana, mejor en la catedral, que no nos ve nadie y además se enaltece más al mitrado; la fiesta por la vida, de perfil bajo que se politiza; en fin, podría poner más ejemplos… que los hay, pero para qué.

La sinodalidad pastelera en la que nos han metido, en sus conclusiones diocesana y nacional, sigue insistiendo en la pastoral de los alejados. ¿Qué locura es esta? Pastoral, que yo sepa, viene de pastor; y Francisco no para de llenar su boca del papel fundamental de los laicos en la Iglesia. La Iglesia, ministros y laicos, debe preocuparse de Evangelizar no de pastorear, que es lo que están haciendo muchos obispos con nuestra fe, hacerla dulce como un pastel pasteurizado.

España Evangelizó América, no hizo pastoral de los alejados. Y lo hicimos muy bien, Santo Padre, muy bien.

Y cuando Evangelizamos, damos la posibilidad de que los hombres, y por supuesto las mujeres, no hay que ser tan ridículos, conozcan y se encuentren con Jesucristo, que es de quien se puede estar alejado. Conocimiento y encuentro, que si es con Él, lleva a desear con todo el corazón cambiar de vida.

Por todo esto no podemos permitirnos el lujo de que el futuro Arzobispo de Madrid, vuelva a ser un laxo. O un tibio de esos que vomita el Apocalipsis. Ánimo Bernardito por el bien de Madrid, por el bien de España.

Santo Padre escuche a la sinodalidad, no a la Aranalidad.

Comentarios
9 comentarios en “Preguntas para sustituir a Osoro; ante el aborto, perfil bajo
  1. Este parece ser el procedimiento habitual.
    Camino de «sinodalidad»:
    1. Consultar sobre el perfil del nuevo arzobispo.
    2. Consultar pidiendo nombres de candidatos.
    3. Una vez cumplidos los requisitos 1 y 2, y una vez que la diócesis está tranquila porque ha sido consultada tirarlo todo a la papelera.
    4. Nombra al amigo del amigo que es amigo del que nombra y le cae simpático al prefecto del dicasterio.
    5. Decirle al Papa que esa es la mejor opción
    6. El Papa firma lo que le ponen delante
    7. La iglesia particular se encuentra con un pastor impuesto, que ni ha propuesto ni elegido.

    Es lo que he visto en muchas diócesis de España y Norte de África.

  2. Que se lleven a Madrid a Carlos Escribano, par que vean lo que es un Obispo «brillante», intelectualmente hablando y personalmente no digamos: ¿cómo podemos tener Obispos con tanta falta de formación y capacidad funcional en general? Y la corte que le rodea no le ayuda y menos sus compañeros eméritos en el episcopado: uno está en su apretada síntesis mediocre del sínodo (Jiménez) y el otro (Ureña) que ni está ni se le espera pero aparecerá para figurar y contonearse el Jueves Santo. ¡Que penica!

  3. Pues eso, que el único que puede sustituir a este «pastorcillo» es monseñor MUNILLA. También apostaría por el de Zamora o Jaén, que son magníficos. Solo es una ilusión, pero ahí lo dejo. El nuncio lo sabe bien…

  4. A ver, el único obispo potable que queda en España para sustituir a este pobre hombre es monseñor MUNILLA. También podría ser el de Zamora o Jaén, que no le van a la zaga. Es una ilusión…pero bueno ahí lo dejo.

  5. En otro orden de cosas,en
    ambientes intelectuales italianos la comidilla de estos días es el rumor de que Europa no descarta reimplantar las viejas levas para contar con carne fresca que mandar a la guerra.
    Si nuestras naciones se dejan meter semejante gol,esto es el final;al menos,de occidente.
    Procede decir que, o nos movilizados,o nos movilizan.

  6. Osoro no va a dar la cara porque es chantajeable, porque si molesta al gobierno socio comunista con el aborto o con lo que sea sabe que todos los telediarios abrirán con la vieja noticia de que incurrió en falsificación documental en la elaboración de su curriculum atribuyéndose un titulo universitario en matemáticas que no tiene, que su gestión inmobiliaria es pésima, que persiguió a un buen sacerdote ¿y qué más? Si Osoro tuviera un mínimo de categoría moral se habría retirado hace tiempo. De ahí lo del «perfil bajo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *