El “siempre se ha hecho así” que le vale a Osoro, la incontinencia del Papa, nueva ofensa a la Congregación de San Isidro, Osoro compra coche nuevo para su jubilación

|

Cuando un animal mete la pata en la trampa de un cazador comete un gran fallo, ya que dicho animal está sentenciado a morir. La semana ha comenzado con la metedura de pata del Papa Francisco en la pobre visita que el Cardenal Osoro programó acompañado de la Delegada del Gobierno en Madrid, la Presidenta de la Comunidad de Madrid y el Alcalde de Madrid, para agradecer a su Santidad que concediese a Madrid un Año Jubilar con motivo del IV Centenario de la Canonización de su patrono, San Isidro Labrador.

Siempre se ha acudido a Roma, a agradecer al Papa de turno, aquello que el Papa en nombre de la Iglesia concede, insisto en nombre de la Iglesia. También siempre se ha acudido a participar en las celebraciones, con motivo de lo que fuese, que preside el Santo Padre de turno en Roma. Vamos que Osoro ha actuado con el criterio del “siempre se ha hecho así”.

Si este Papa no hubiese criticado, porque eso es una crítica, a no se sabe qué obispos, porque nunca ha dado nombres, el hecho de que estos viajasen a donde considerasen oportuno, tildándoles de obispos de aeropuerto, este viaje habría sido un viaje más de los que “siempre se ha hecho así”.

<

Pero siguiendo la crítica del Papa, nos sorprende que Osoro, tan aparentemente sumiso a todo lo que dice este Papa, haya acudido a Roma con las máximas autoridades madrileñas. Si Osoro sabía que nuestras autoridades iban a ser recibidos durante los brevísimos 35 minutos, que tardó el Papa Francisco en despacharlos, nos parece que no hacía falta tanta alforja. Parece que Osoro no tiene otra justificación que el “siempre se ha hecho así”.

La incontinencia verbal que sufre el Papa, no sabemos si sufre otras, ha llevado a ensombrecer la breve visita. Si el Papa hubiese metido la pata diez veces, una por cada año de su pontificado, todavía tendría un pase. Pero no ha sido así, es un suma y sigue, y ahora ha tocado a Madrid. Se imaginan que hubiese sido al revés, que el Alcalde Almeida hubiese saludado al Papa, en su cara, como el heredero del gran Benedicto XVI, ¿qué le habría parecido a Osoro?

La crítica no es mala, si es constructiva, aunque el Papa afirme lo contrario.

Su Santidad el Papa Francisco de nuevo, en esta ocasión, ha sido un mete patas. Como sacerdote, como católico me avergüenza este hecho. Querer ser Papa a la vez que campanero trae estas lamentables consecuencias. Alguien debería decir al Papa como debe comportarse, por muy Papa que sea.

En Madrid existe una Real Muy Ilustre y Primitiva Congregación de San Isidro de Naturales de Madrid, esta Congregación tiene un Hermano Mayor, que es Su Majestad el Rey D. Juan Carlos I. Y un Teniente de Hermano Mayor-Presidente, que es D. Luis Manuel Velasco Sáenz, quien está muy disgustado, y con toda la razón, alcanzando el enfado, porque Osoro no ha tenido ni la elegancia, ni la decencia, ni la delicadeza de contar con la Congregación en la persona de su Teniente de Hermano Mayor-Presidente e invitarle a formar parte de la delegación que ha acudido a Roma para agradecer al Papa la concesión de este Año Jubilar.

La Congregación fue erigida en 1751, unos cuantos años antes de que Osoro pudiese ni soñar ser Cardenal-Arzobispo de Madrid. Es evidente que su memoria falla, se ha olvidado invitar y tener en consideración a quien después de su Majestad el Rey representa a cientos de hermanos miembros de dicha Congregación. Aunque en esta ocasión, más que falta de memoria lo achaco a su arrogancia hacia el Teniente de Hermano Mayor-Presidente y a todos los hermanos de la Congregación que este representa. No podemos olvidar que el Teniente de Hermano Mayor-Presidente denunció a Osoro en Roma cuando este quería obtener reliquias de primer grado de nuestro Santo Patrón sin más razones que la de “yo soy el Cardenal-Arzobispo”. Roma no dio la razón a Osoro y las reliquias de primer grado no se extrajeron, quizá esta indiferencia hacia la Congregación haya sido una venganza del peregrino.

Hay que enseñar a nuestro Cardenal-Arzobispo que por el bien de la libertad de la Iglesia existe lo que se llama la separación de poderes entre la Iglesia y el Estado, Rouco le podría dar unas clases al respecto. Por lo que el Papa no ha concedido a Madrid nada, sí a la Iglesia que peregrina en Madrid. Por tanto Madrid lo celebra y a la Iglesia particular el Papa se lo concede. Esta es la razón por la que delante de las autoridades debería haber ido el Teniente de Hermano Mayor-Presidente.

Quien le acompañaba y organizaba este sarao, Andrés Ramos Castro, un gallego que hacía acampadas en la Castellana apoyando el olvidado 0,7 hasta que el Arzobispo Emérito de Burgos, don Fidel Herráez Vegas por aburrimiento tras su insistencia lo llamara a ser su omnipresente y omnipotente secretario personal, de lo que hoy tanto se arrepiente; parece mentira que con la experiencia protocolaria de la que se enriqueció en aquellos años del gran Rouco, no haya asesorado mejor a Osoro. Su antiguo jefe lo tilda ahora de persona con exceso de protagonismo, que le gusta codearse con políticos y de ser un chaquetero. Ya verán ustedes como en unos años quien lo criticará también será Osoro.

Este viaje está siendo otra ‘vergoña’ más para Osoro que diría el gallego; y cuando un gallego siente vergoña no sabe dónde meterse. Así que poco tiene de gallego el organizador de este ‘viaxe vergoñenta’.

El peregrino, el hombre del Papa en España como le apodaron los noticieros afines, se pasea por la Archidiócesis en un nuevo coche que se le ha comprado meses antes de su marcha.

Nuestro ecónomo, José Luis Bravo Duro, no ha tenido problema en aprobar la operación y soltar la gallina. Qué miedo o qué deuda mejor dicho no tendrá con Osoro para no atreverse a indicarle que lo normal es que nuestro próximo Arzobispo sea quien cambie de coche si lo ve necesario. Hay operaciones que no deben autorizarse a meses vista de la renuncia.

Me temo que nuestro Cardenal-Arzobispo de Madrid no cambia de coche justo ahora por casualidad, más bien suena a que se ha asegurado un coche nuevo para su jubilación para que el que venga no pueda ponerle impedimentos. Que fácil es hablar de los pobres más pobres, del olor a oveja y de las periferias cuando se dispara con la pólvora del Rey. Mucho me temo que nuestra Archidiócesis de Madrid, cuando se haya ido Osoro y podamos saber toda la verdad del despilfarro económico, va a tener que presentarse en las puertas de Cáritas. Aunque vete a saber que encontraremos en nuestra Cáritas diocesana.

Comentarios
3 comentarios en “El “siempre se ha hecho así” que le vale a Osoro, la incontinencia del Papa, nueva ofensa a la Congregación de San Isidro, Osoro compra coche nuevo para su jubilación
  1. Soy Luis Manuel Velasco Sáinz, no Sáenz, teniente de hermano mayor – presidente de la Real Congregación de san Isidro de naturales de Madrid.
    Desde una gran paz de conciencia, tras haber pasado por el sacramento de la reconciliación, tan necesario en esta Cuaresma, y como cada mañana, habiéndome puesto en manos de la intercesión de mi patrono, san Isidro Labrador, y de su esposa, santa María de la Cabeza, por evidentes alusiones personales, me veo en la obligación de efectuar unas aclaraciones a título particular, respecto a este artículo.
    Como dato preliminar, debo indicar que como no está firmado, no sé quién ha escrito este artículo, pues tampoco he tenido contacto con nadie sobre la preparación del mismo.
    Comentarios sobre algunos puntos del artículo.
    1º. Desconozco si “siempre se ha hecho así”, pero es cierto que varias veces he sido invitado a participar en Roma en algún agradecimiento al Santo Padre, por algunos actos relevantes acaecidos en la diócesis de Madrid y hay fotos que dan testimonio de ello. Fueron viajes en los que por ejemplo participaban, además del cardenal, el jefe de Casa Real, el alcalde, etc.
    2º. Es absolutamente falso, y quienes me conocen de cerca lo saben, que esté muy disgustado y alcanzando el enfado (sic), por no haber sido invitado, representando a la Real Congregación de san Isidro de naturales de Madrid, a participar en la reciente audiencia papal, del 18 de marzo.
    3º. Lo cierto es que me encuentro con una gran tranquilidad, e insisto con mucha paz. Independientemente de ello, en su momento me sorprendió mucho la noticia, cuando me enteré el pasado 20 de febrero en el ayuntamiento de Madrid, al invitarme el alcalde a asistir a la entrega de premios del Concurso de dibujo sobre san Isidro, de los colegios madrileños.
    4º. Como la historia es la que es y además bien documentada, para preparar el primer Año Santo Jubilar de san Isidro, mantuvimos reuniones de periodicidad más o menos quincenal, durante el primer trimestre del pasado año, y por cierto, con escaso resultado práctico para la diócesis. En casi todas ellas, quitando las representantes del ayuntamiento, de la comunidad y de la delegación del gobierno, un servidor era el único laico, pues el resto de representantes de la Iglesia eran el obispo Martínez Camino y varios sacerdotes.
    Ciertamente desde el 2018, en la Congregación hemos estado trabajando e insistiendo en que la celebración de este IV Centenario de la canonización del patrono de Madrid en 2022, era un hecho histórico y muy relevante para la diócesis y que no se debía desaprovechar en modo alguno.
    El 21 de octubre de 2021 es cuando finalmente pude presentar al Sr. Cardenal, nuestro proyecto de actividades que, como digo, llevábamos trabajando ya hacía 4 años.
    Es indiscutible que la Real Congregación, por mi representada, fue la que propuso al Sr. Cardenal, en presencia de Mons. Martínez Camino, la solicitud de un Año Santo Jubilar de san Isidro, una exposición de su Sagrado cuerpo incorrupto y aprovechar tal circunstancia, para llevar a cabo un examen forense lo más amplio posible, pero sin tocar ni menoscabar tal reliquia insigne de nuestro patrono.
    En la documentación que le presenté figuraban varias decenas de actividades, pero las citadas eran las básicas, en las que hemos estado implicados de lleno.
    Quede constancia de que siempre he manifestado en público mi agradecimiento tanto al papa Francisco por las concesiones, como a nuestro Arzobispo, por solicitarlas, siguiendo nuestra propuesta.
    5º. También es indiscutible que la Real Colegiata madrileña como templo jubilar y la Real Congregación de san Isidro, somos los que de forma sencilla, callada, y no, sin un enorme esfuerzo y sí, con muy poca ayuda, hemos estado y estamos trabajando de forma permanente para que esos actos básicos aludidos, que han requerido muchas actuaciones previas, resulten dignos y estén a la altura que precisa este momento histórico para todos.
    Desde el 15 de mayo de 2022, además de los 9 días de Exposición del Cuerpo incorrupto del Santo en el mes de mayo, de las procesiones y de los trabajos requeridos para facilitar el examen forense, hemos acogido a más de 500 grupos de peregrinos (supera la cifra de 350, los grupos inscritos en nuestro formulario informático y el resto se han presentado sin registrarse) y también ya superamos la cifra de 175.000 peregrinos atendidos, de los cinco continentes, que han pasado por el sepulcro de san Isidro. Por las estimaciones que hemos hecho, no es difícil que superemos los 200.000 peregrinos a la clausura del Año Santo, el próximo 15 de mayo.
    Mi emocionado reconocimiento y agradecimiento al grupo de congregantes voluntarios que con gran esfuerzo llevan casi un año entregados a esta tarea de acogida, informando y fomentando el culto y devoción por san Isidro Labrador, nuestro patrono y titular.
    Además de los actos centrales y religiosos que llenan los 365 días, hemos organizado y costeado numerosas actividades culturales (conciertos de bandas, de orquestas, de coros, exposiciones itinerantes mensuales por los distritos madrileños, exposición en la Real Colegiata, conferencias de alta divulgación, etc.).
    No está siendo fácil, pues carecíamos de experiencia en algo similar, dado que nuestras respectivas profesiones son bien diferentes a la realización de eventos, pero con una enorme ilusión y entusiasmo hemos acometido esta obligación y responsabilidad histórica.
    Quizás, lo lamentable, es que casi seguro, todo esto, que es lo nuclear del Año Santo, por sus potenciales frutos espirituales, no se lo hayan transmitido al Santo Padre.
    6º. Claro que me he encontrado con personas y he recibido infinidad de llamadas y mensajes de Madrid y de fuera, de hermandades del Santo y de más de un obispo, todos sorprendidos por nuestra ausencia en Roma, pero repito y dejo claro, porque es cierto, que al menos yo, quizás no tanto mi equipo, estoy tranquilo y en modo alguno enfadado, eso sí, con mucho ánimo para seguir trabajando día y noche a fin de cubrir los casi dos meses que nos restan de Año Santo, para seguir estando a la altura de lo que nos demanda la responsabilidad histórica y no buscando ninguna medalla, pues nuestra obligación es estar junto a san Isidro.
    La pregunta es si alguna institución en solitario y sin ayuda, habría hecho más.
    La publicación final, que como Memoria dejaremos para nuestros sucesores, sin duda será más voluminosa en actividades organizadas por la Real Congregación, que la que tenemos como referencia del III centenario de 1922.
    7º Tras analizar el contexto político, desarrollo y resultados de la Audiencia papal, sinceramente considero que ha sido mejor no haber participado. Otro milagro de san Isidro.
    8º. Por último, no puedo dejar de aludir a que lo que no me ha gustado nada, por improcedente, ha sido leer en el artículo comentado, algo sobre lo acaecido en 2018 respecto a las reliquias de san Isidro, puesto que en la Real Congregación y desde luego yo mismo, lo hemos aireado bien poco, ya que no fue un tema nada grato y era mejor dejarlo en lo interno de cada uno y sin rencor alguno. Aquello sí que me produjo sufrimiento. Se trataba de un tema muy confidencial, no tanto como lo de “bajo secreto pontificio”, pero sobre lo que se debía guardar la máxima prudencia. Es evidente que algunos, no muchos, fueron conocedores de ello, pero que lamentablemente ahora no han sabido mantener la debida prudencia y menos utilizarlo para atacar a nuestro pastor, cuando es un tema, tras haber pasado cinco años, gracias a Dios, ya superado y, como digo, que queda en la vivencia de cada cual. Para mi es una herida curada, pero con cicatriz.

  2. Gracias por acordarse de la Congregación que está trabajando muy duro este año y los anteriores. Es la custodia del cuerpo del santo y muy buen se ha hecho en cuidar que no se toque. Más les valdría a los obispos y vicarios haber colaborado en promocionar el año santo que no se ha hecho nada, ni un triste comunicado a las parroquias. Pero en las fotos si que salimos. El obispo ya se intentó adueñar de la medalla del Ayuntamiento concedida al santo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *