PUBLICIDAD

Más de Cásate y sé sumisa…

|

casate y se sumisa

  “… si los hombres se encargaran de la vida social de la familia, iríamos por las calles del barrio sin saludar ni a una sola alma, pues cada vez que cruzamos dos palabras con el vecino, con las pediatras o con la catequista, ese oso que va junto a nosotras nos pregunta: ‘pero, ¿quién era? (…) Sólo nosotras sabemos encontrar palabras, y traducir…”

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.