PUBLICIDAD

Ya están tocando la quiebra

|

Ver las imágenes de origen

La diócesis de Málaga ha tenido que pedir un préstamo de un millón de euros para poder pagar las nóminas, la vecina Almería está mucho peor.

https://infovaticana.com/2020/11/19/la-diocesis-de-malaga-pidio-un-prestamo-de-un-millon-de-euros-para-pagar-las-nominas/

Madrid, que con el malvado Rouco era de las diócesis que podían ayudar a las necesitadas, se puede ver en concurso de acreedores si compra terrenos por el doble de lo que valen y tiene que deshacer oscurísimas operaciones inmobiliarias.

Pues negrísimo futuro. Muchos curas muriéndose de hambre, Caritas sin recursos cuando más se necesitan y el gravísimo problema de meterse en créditos los indigentes. Que luego  hay que devolverlos y no hay con qué.

Esto no lo arregla ni Barriocanal. Y eso que me parece mucho más serio que los asesores que se buscó Osoro y le han llevado a la ruina.

32 comentarios en “Ya están tocando la quiebra
  1. Sacerdote americano, de ese trato con el obispo de Málaga debe hacer mucho tiempo, pienso que de esa bondad ya nada queda. En cuanto a lo de compasión, prefiero no comentarlo, sería desagradable.

    Quizás esos daños colaterales que lleva asociado una pandemia o cualquier otra desgracia, le haya venido de perlas al obispo de Málaga para sacar a flote, disimuladamente, la ruina económica en la que está sumida esta Diócesis, haciendo público la petición de un préstamo de un millón de euros.

    La verdad es que los gastos descontrolados en obras como la del seminario, fundado por San Manuel González y que tanto le costó, y que ha sido reconvertido en un centro hostelero, aunque camuflado de casa diocesana y tal, se dan todo tipo de celebraciones con » rotulado» catering propio y todo. Ell coste de este obrón con primeras calidades ha sido brutal , dando en su día la prensa afín una información del montante invertido en las mismas , dividiéndolo por la mitad, claro. El hecho es que muchísimos sacerdotes diocesanos muestras su opinión, en secreto, sobre este dispendio y sobre otros. La continua venta de inmuebles, entre ellos el histórico de la Casa del Niño Jesús, en pleno centro de la ciudad, Institución que desde 1911 ha cuidado a miles de niños y que compró ese inmenso caserón a costa de la Sra. María Luisa Estrada y el P. Copado, ahora vendido a un grupo de apartamentos turísticos; o el caserón del s. XVIII vendido a un grupo inversor judío, además del antiguo Hospital de Santo Tomás, joya de inmueble fundado en 1505. Y tantos otros.

    En el ambiente está la importante suma que se adeuda a las entidades bancarias, y que provocan acciones como las de quitar la paga extra de julio a todos los curas diocesanos, veamos la de navidad. O los despidos que se están produciendo entre trabajadores de la librería diocesana o la fundación Sta. María de la Victoria. Todo un desaguisado.

    Dejando lo económico, este obispo tiene entregada la Diócesis a un reducido grupito de curas que desbarran continuamente. Fijémonos en la delegación de medios o en el Vicario General, rampante donde los haya. O la inmensa dificultad que ha tenido para los últimos nombramientos, en la que un buen número de curas han mostrado su negativa a ser nombrados.

    Otra cosa es la desfenestración del que fuera su mano derecha, dejando vía libre al tal Coronado, carrerista hasta la extenuación y han de sacar de continuos barrizales de los que no sabe salir y solo está para sus amiguitos. Y pretende ser Obispo a toda costa. Dios nos libre.

    Y luego está Doña Inmaculada.

  2. Yo fui compañero del obispo de Málaga. Excelente persona, en pueblos de menos de mil habitantes. Hombre de compasión. Cenábamos juntos el día de Navidad.
    No creo que merezca por ningún lado esos comentarios indignos de cristianos.
    Si ahora la iglesia es pobre hasta los céntimos, bendita sea la providencia divina, que nunca nos abandona.
    Os aseguro que trabaja más que todos los demás.
    Revisemos la iglesia de la que formamos parte y comencemos de nuevo a amarla.

  3. Hay situaciones en las que las diócesis deberían obrar con cautela, o al menos lo creo. Yo he escuchado a un vicario general en una entrevista de radio señalar que los sacerdotes de la diócesis X, con su sueldo, habían hecho una caja común para ayudar en esta situación de pandemia. Es algo loable. No obstante, a continuación, la periodista le preguntaba por la situación de la diócesis y comentaba este vicario que había parroquias que estaban mal y que no podían pagar la luz de la parroquia y la vela del Santísimo. Y que la diócesis tenía que ayudarlas. Tras esas palabras hubo un silencio por parte de la periodista (me imagino yo que se debió quedar perpleja como yo) y la periodista continuó hablando de la situación del culto es este momento. A mi parecer la labor social de la Iglesia no debe hacer olvidar que la Iglesia no es la acción social del Estado pues esa no es su función. Si la Iglesia hace la función de la Consejería de Servicios Sociales y de los Ayuntamientos puede pasarnos que no haya ni dinero para la vela del Santísimo como pasaba en esa diócesis. La función social de la Iglesia debe ser subsidiaria de la labor social del Estado y atender en primer lugar al culto y la predicación del Evangelio. Si yo doy dinero quiero que mi parroquia tenga luz, lámpara del Santísimo y que el Ayuntamiento, la CCAA y el Estado no resbalen en sus responsabilidades sociales cargando a Cáritas con toda la acción social. Y, además, esos convenios que se firman, trasferencias de casos sociales eufemisticamente, se firman sin cabeza como sucede, por ejemplo, dando 20.000 euros subvención/año a albergues para dormir y comer cuando ese dinero no cubre el pago del sueldo de un trabajador social. Los obispos y estos vicarios deben ser más previsores con las cuentas y ver que ingresos hay. Y se llega a donde se pueda llegar pero preservando el culto.

    1. El dinero que destina la Iglesia a Cáritas es una mínima parte, de hecho se destina más a financiar 13 tv que a Cáritas datos que uno puede comprobar. La mayoría de los fondos de esta institución provienen de voluntarios. Ahora bien a la Iglesia le interesa la labor social que realiza porque es una manera de que la gente marque la X. Al final es lo que promociona la propia Iglesia cuando hace la campaña de la X.

      Así mismo decir que lo que da la Iglesia son migajas. Las rentas básicas, las becas de comedor todo proviene del Estado. Lo que distingue a la Iglesia es la cantidad de instituciones benéficas que atiende, se nota que por medio hay unos valores cristianos que cuando pasa a manos de los laicos, se pierde como el caso de residencias de mayores, centros hospitalarios, etcétera.

  4. ¡Ostras!, ¿así que ahora los curas van a tener que trabajar para poder vivir? Pues no sé quién les va a contratar acostumbrados a no hacer nada durante unos 20 siglos…

  5. «El Obispado cuenta con 251 parroquias que han estado cerradas durante unos meses y gran parte de sus fieles son mayores de 60 años que en la actual situación «están asustados, no van a los templos», mientras que los que acuden aportan menos a la canastilla ante situaciones como las de paro de algún familiar. »

    Deberían replantearse porque se ha llegado a esta situación y que pueden hacer para cambiarla. Porque de aquí a unos años cuando fallezcan estas personas van a estar igual. Lo que ocurre es que a causa de esta situación se ha adelantado el problema.

    Me da la sensación que en muchas diócesis sucede lo mismo.

    Padre Nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea Tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase Tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo…

  6. El Vaticano va a desaparecer porque huele mal y el humo no les deja ver. Volveremos a la Iglesia primitiva. Había una comunión de los cristianos y no había Vaticano pero sí la cátedra de Pedro.

  7. El anticlericalismo que se lee en muchos comentarios nada tiene que envidiar a los más radicales de podemos o de la izquierda trasnochada. Mi padre nos decía que lo primero era cumplir los mandamientos y recuerdo que junto a los diez mandamientos de la Ley de Dios, hay otros cinco de nuestra santa madre Iglesia, uno de los cuales dice: Ayudar a la Iglesia en sus necesidades.
    Pues eso será lo que nos salve, cumplir los mandamientos.
    Mi padre también nos enseñaba que lo importante era quien estaba detrás del cura, o sea el sagrario, o sea Cristo, Él ya juzgará… a los curas, pero también a nosotros.

    1. meter deliberadamente un supuesto anticlericalismo en esta tematica del blog simplemente demuestra una clara intencion de engañar.

      el mandamiento de ayudar a la iglesia en sus necesidades no hace parte del decalogo, sorry, por ende no se puede igualar de ninguna manera con los mandamientos contenidos en dicho decalogo. por ultimo, lo de ayudar a la iglesia en sus necesidades esta condicionado a que la iglesia cumpla debidamente con sus obligaciones espirituales y morales .

  8. Tal y como están las cosas, y peor que se van a poner, es triste decirlo, y lo sentiría por santos y buenos sacerdotes, que los hay; pero lo mejor que puede pasar es que se arruine todo y comenzar de nuevo viviendo conscientemente el Evangelio. Está todo podrido, corrompido, y se hace necesario la implantación del Reino de Cristo, en las almas, los corazones, y en el mundo entero. Dios nos asista, porque lo venidero es muy oscuro y terrible.

  9. Que muchos obispos son unos sinverguenzas, vale, y unos cobardes, y unos cretinos, y… podría seguir, pero, no tengo claro que a pesar de ello debamos dejar de contribuir en lo que podamos a la Iglesia. Si ellos actuan mal, Dios se lo tendrá en cuenta, de Dios nadie se rie, pero puede haber gente sin culpa, sacerdotes o necesitados, que no tienen que pagar por sus pastores.
    Ya que la Iglesia esta muy mal, o mejor dicho que los Obispos en general estan muy mal, pero pienso que eso no nos exime de contribuir.

  10. Ni una lágrima. Y ni un sólo céntimo. La verdadera Iglesia de Cristo (la que «ora et labora») jamás perecerá: SOLO DIOS BASTA. Y hay muchas formas de ayudar a quienes de verdad sirven al Señor, como comprando en las tiendas de los monasterios cistercienses, o a las hermanas de Iesu Communio:

    https://www.xn--pequeareposteria-bub.es/

    Quienes tienen los días contados son los cómplices de quienes profanan tumbas (hola, Osoro) y los quintacolumnistas (hola de nuevo, Osoro) que pactan con los enemigos declarados de la Iglesia de Cristo: DE DIOS NADIE SE BURLA.

    1. Hombre, yo no vivo en Málaga. Pero como mi obispado quiebre y los sacerdotes de mi parroquia queden con el culo al aire… A lo mejor alguna lagrimilla cae. No sé en su caso…

  11. Dieta y menos consumo de combustibles fósiles!!

    Se me viene a la mente ese Viernes Santo de 2015 mientras tenía turno en el monumento, y en la plaza el párroco se metía una buena morcilla.

    Que el señor los purifique, y que la banca les embargue hasta las gafas a estos solterones.

  12. Que cierren y vendan su televisión, que paguen las deudas como hacemos todos, que se aprieten el cinturón y que cumplan el Catecismo, el Código de Derecho Canónico y la Biblia, y les irá mucho mejor. Y que no se quejen de tener pocos curas: que retrasen las jubilaciones y que se esfuercen en mejorar los seminarios. Y que no espanten al personal hablando en sus sermones de lo que la Iglesia jamás mencionó.

    1. Ahora que ya tienen la Iglesia pobre, a ver como ayudan a los pobres.

      Tal vez la purificación de la Iglesia venga por el dinero, por la falta de dinero. Tal vez, es posible, que el hambre agudice el ingenio y la clerecía vuelva a donde nunca debió salir.

      Y como conozco a unos cuantos curas muy buenos, les ayudaré en la medida de mis posibilidades, pero no me pidan que ponga la X.

      Porque ahora tendremos que ayudar a nuestras parroquias, conventos y curas, pero de forma personal y con discernimiento.

      1. Sí señor; es el camino. No dejar que unos jerarcas nos despojen para hacer después lo que les venga en gana, emisoras incluidas. Por cierto, las parroquias se quejan, pero salvo las cuentas, descaradamente abultadas, de la archidiócesis de Zaragoza hace años (y nunca más lo han vuelto a hacer) el episcopado no suelta prenda de cuánto numerario disponen y en qué está invertido.

  13. Málaga está muy tocada. Ahora el obispo al dejar de confiar en su “ex” hombre de confianza. Decidió poner tres vicarios. El vicario del laicado era el delegado de las hermandades y cofradías, no hizo absolutamente nada. En todo momento estuvo mangoneado por el actual vicario general (algunas voces dicen que puede ascender al episcopado el sr Coronado ¡Dios no lo quiera!). El vicario de acción caritativa sustituye al anterior que ya era hora de que se fuera, aunque no suelta la formación teológica, así va la cosa que no consiguen alumno ninguno… hablando de este nuevo vicario de acción caritativa, parece bueno, quién sabe… Y por último el vicario de nueva evangelización, que desastre, este Señor undió el seminario, tiene un grupo de curas jóvenes (que parecen buenos) que lo alaban pero todos sabemos de qué pie flaquean. El ecónomo sigue siendo un diácono. Es empresario, pero vamos, es consciente de que esto no hay por donde cogerlo. Tiene un grupo de asesores fuertes, dueñas de hoteles y empresarios pero que dan poco… quizás pagar los viajes a algún cura Romano ha costado más que caro. La gestión es horripilante en todos los sentidos. Desde los movimientos de curas hasta la gestión económica… la catedral parece una iglesia de pueblo, oscura, sucia y sin luminosidad… sin brillo alguno… ah! Y cerrada, el Dean parece que ya le queda poco pero qué canónigo podría coger ese cargo? Ah saber… soy muy pocos los que pueden ser electos y el obispo si nombra alguno hay que tener miedo de quién podría ser. Porque fíjaros… puso a dos vicarios generales uno de ellos (el que ya no está) parecía de total confianza de Don Jesús y acabo peleado con el actual vicario general y con el obispo… La verdad que tampoco es que fuera bueno, un interesado y que mira solo lo suyo y a los suyos. Ningún nombramiento le sale bueno a este obispo. Pues nada. A seguir viviendo desde la atalaya de Doña Inmaculada (esa señora si que controla la Diócesis).

  14. Llevan décadas ofendiendo a Dios. Ahora adoran a la Pachamama, a Marx y al Che Guevara, pues que el maligno, al que se han entregado les saque del pozo.
    Por mi parte ni un céntimo, ni una làgrima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *