Y ponen obstáculos a la misa tradicional

|

Ver las imágenes de origen

Mientras permiten eso

https://drive.google.com/file/d/1ecpG7UXsIrdIbIbxD6eEodQ6RQluNbuu/view

<

 

Comentarios
12 comentarios en “Y ponen obstáculos a la misa tradicional
  1. Por supuesto que luego se pondrá de mal humor si alguien pretende comulgar de rodillas: es que le hace recordar que no se trata de una burda festichola.

  2. Y las pobres niños del fondo escandalizadas por el bailongo del clérigo-pastor y la señora metida en carnes; celebraciones mefistofélicas que encajan en la mentalidad de las potestades eclesiasticas que no despachan al desacralizado cura-pastor con cajas destempladas aunque muy misericordiosímamente implacables.
    Inflados de sí mismos y de hipocresía farisea. Con el ritual de la Liturgia Tridentina serían imposibles estos dislates propios y admisibles en el Novus Des-Ordo que para dar lugar a tamañas trapisondas fue elaborado por una comisión interconfesional de gnósticos. ¿Alguien concibe en régimen de Religión Católica la idolotría amzonita bergoglista en San Pedro ante el altar de la Confesión y en el jardín de los epicúreos presididos por el papa-obispo de Roma, ceremonias ambas junto a las del interior sinodalita en las que la Barca de Pedro en la que vive Jesucristo quedó permutada ignominiosamente por una canoa con idolos dentro?
    Suma y sigue el trasvase a fenomenología antropológica religiosa. Nuestros «intelectuales» de purpurina católica se han hecho discípulos filosofantes de Hegel en su «Fenomenología del espíritu», (entendido espíritu por mente), pasando por E. Husserl, Max Scheller , Heidegger y su amigo Gadamer que sería el fundador de la Escuela hermenéutica filosófica que profundizaría Paul Ricoeur que constituye, ¡quién lo diría! el guru intelectual ¡de los arrupitas entre los que se incluyen Nicolás, Masiá, Bergoglio, Sosa, Ladaria et reliqua, influidos por el krausismo penenteista de Arrupe! que ha dado lugar al espectáculo del reciente sinodalismo amazonita con la integración interreligiosa de los ídolos ecologistas del buen salvaje con el pretexto de la teología popular entendida como lugar teológico interreligioso de todas las religiones queridas por Dios y que viene a ser una segunda escenografía populista de las jornadas interreligiosas elitistas del deismo de Asís que a su vez se justificaron en la profundización del conciliarismo vaticano segundo secularizante y secularizador sin atisbos de santificación sobrenatural de la Liturgia Católica Sacramental. Un horror y un error de juicio desde La Fe de La Religión Católica, todo reducito a ética filantrópica del altruismo profano.

  3. En realidad no hay que extrañarse de casos como el presentado en este artículo porque a lo largo de estas décadas de crisis eclesial no sólo 1) se ha prohibido la Misa tradicional sino que, además, 2)no se ha protegido la nueva. Y la manera de «corregir» los abusos como, por ejemplo, las primeras comuniones en la mano, fue oficializarlos.

  4. Hace un tiempo celebramos una reunión los ex seminaristas de un determinado seminario menor, que no deseo identificar, para no molestar a nadie.
    Para empezar, el Obispo del lugar, una Diócesis de provincias -la reunión era en sábado-, ni se dignó acudir… ¡Seguramente tendría cosas más importantes que hacer!
    Aunque el nuevo seminario -y me refiero al nuevo edificio- fue el punto de encuentro, allí solo vi a varios sudamericanos, no se si con auténtica vocación, o huídos de la miseria de sus respectivos países…
    Por supuesto no se celebró Misa alguna allí, que hubiera sido lo lógico.
    Se nos mandó a una parroquia de la pequeña ciudad de provincias, dónde nos recibió un ex compañero, no de los más listos de la promoción, por cierto, que oficiaba de Párroco…
    Su Misa me produjo vergüenza ajena. Iba de progre, de moderno -anda por los sesenta y tantos años, más o menos cómo nosotros-, dando la comunión en la mano, cómo si nos diera un recordatorio, diciendo majaderías, «presentándonos» a la comunidad parroquial como un grupo de ex compañeros a los que les gustaban mucho las mujeres, y que por eso no se hicieron sacerdotes. (Conozco a ordenados que lo son por ser maricones, o incluso pederastas), y todo el rato con un tono de cachondeo que me dieron ganas de macharme, e interumpir allí mismo mi presencia en ese acto de hermandad, pro no lo hice por respeto a los compañeros.
    EN DEFINITIVA, HAY CURAS QUE DEJAN MUCHO QUE DESEAR, Y SOBRE TODO CUÁNDO EJERCEN CÓMO TALES, PUES DA LA IMPRESIÓN DE QUE NI ELLOS MISMOS SE CREEN SU MINISTERIO…

  5. Yo ya sólo voy a la misa tradicional. Lo que se hace en la otra, aunque no sea nada extrambótico, cada día me parece más un oficio protestante con un pastor que mete morcillas por doquier que la Santa Misa. Salvando excepciones como capillas regentadas por la Obra.

  6. La «Iglesia en salida» de Francisco tiene ya hasta su propia Rosalía. Y si al cura luego hay que desfibrilarlo, pues para algo es también «hospital de campaña», ¿no?

      1. FALSO CANALI-
        zas, en «to los morros» te esta bien empleado por gilipollas, y por suplantar a alguien que vale muchísimo mas que tu elevado a la enesima potencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *