PUBLICIDAD

Victoire!

|

Ver las imágenes de origen

Los obispos franceses bastante parecidos a los españoles.

Pero otros son bastante más activos que aquí.

https://www.renaissancecatholique.org/victoire/

 

15 comentarios en “Victoire!
  1. Asombrosa victoria. Que obliguen ya al gobierno a iniciar la reconstrucción de la catedral de Notre Dame, para su exclusivo uso como catedral. Que el estado francés se la devuelva a la Iglesia. Que exijan responsabilidades por no apagar el incendio en las primeras horas.

  2. A día de hoy, según informa D. Francisco José en la noticia del fallecimiento del anterior prepósito general, 48. El mismo número que durante el año pasado. Con la salvedad de que hoy estamos a 20 de mayo…

  3. Acaba de fallecer el padre ex general de los jesuitas Adolfo Nicolás Pachón.
    R. I. P. A. En estos momentos estará en el Tribunal del Buen Dios rindiendo cuentas de su vida como persona y jesuita.

  4. Efectivamente, el catolicismo francés tradicional, militante, combativo, ortodoxo, bien formado intelectualmente, ¿de quién es hijo espiritual sino de Su Excelencia Reverendísima Mons. M. Lefebvre y de su gran y hermosa obra la FSSPX?
    Al igual que vuestro Cid, gana batallas después de muerto. Quien haya estado en Ecône, Flavigny, la legendaria Chardonnet, etc., habrá podido comprobar la devoción, la vida de piedad, la austeridad, el rigor en los estudios, el ambiente sobrenatural, etc. que en esos sitios se respira. El que va allí y pasa unos días, regresa como si hubiera estado en unos ejercicios [1] o en un retiro espiritual. Se descontamina del mundo y llena el alma de espíritu transcendente. Lógicamente, el fervor de los seminaristas y sacerdotes de la obra irradia a los laicos y seglares, y eso se manifiesta en multitud de iniciativas apostólicas. Un libro muy bueno y aleccionador al respecto es El alma de todo apostolado, de Chautard: para elevar el nivel espiritual de un pueblo, el sacerdote ya ha de tener ese alto nivel.
    Al fin y al cabo, la obra es un reflejo de la personalidad del ilustre Arzobispo. Tuve la dicha de poder tratarle algo en los últimos años de su vida. Puedo asegurar solemnemente que pocos, muy pocos eclesiásticos he conocido que rezumasen tanto espíritu de fe e irradiasen tanto sobrenaturalismo. ¡Cuántos clérigos he conocido y tratado que parecían meros funcionarios, sin nada sobrenatural! A unos clérigos mediocres corresponde un rebaño malo.
    REcuerdo que cuando terminábamos una conversación con él -todas inolvidables- intercambiábamos impresiones quienes habíamos participado en la misma y coincidíamos en haber estado en presencia de alguien con una vida sobrenatural de muy alto grado.
    ¿Quieren saber un criterio con un alto grado de fiabilidad -no digo que sea infalible- para ver si un clérigo tiene ese nivel de vida sobrenatural? Comprueben si en una charla informal pone una rodilla sobre otra y se acomoda.
    Y a pesar de todos los obstáculos, las zancadillas, las calumnias, etc., la FSSPX sigue creciendo para gloria de Dios y para salvación de las almas, para salvaguardar la doctrina y la Santa Misa. De no ser por la obra, ¿alguien puede creer que hoy se podría celebrar la Misa de siempre o que el modernismo sería mucho más agresivo de lo que ha sido o de lo que es?
    «Nos adherimos de todo corazón, con toda nuestra alma, a la Roma católica guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias al mantenimiento de esa fe, a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad.»
    Declaración leída por Monseñor Marcel Lefebvre en el seminario internacional San Pío X de Ecône, el 21 de noviembre de 1974.
    ————————-
    [1] Evidentemente me refiero a los ejercicios espirituales auténticos, tal y como los concibió S. Ignacio de Loyola, no a los ejercicios aggiornados, de los que me han contado cosas espeluznantes amigos españoles. Aunque una vez más, habrá excepciones como los ejercicios dirigidos por jesuitas de buena línea como Loring y otros más.

    1. Viendo las increíbles guarrerias que el episcopado le juega a otras órdenes tradicionales, sin desmerecer la acción sobrenatural de la reparacion, me huelo que sin la FSSPX hubieran terminando aniquilando a la FSSP y otras

    2. Totalmente de acuerdo. En Francia celebran hoy la Vigilia de la Ascensión y mañana la Solemnidad, fiesta religiosa y festiva civilmente. Con todos los fallos, sigue siendo la hija mayor de la Iglesia, y tiene que agradecer a Monseñor Lefebvre, junto con toda la comunidád eclesial, que se haya mantenido el espíritu de la Tradición. Tuve el honor de comer con Monsieur Escada, el Presidente de Civitas y admirar su amor a la Iglesia.

  5. Aunque la traducción del ordenador era un poco macarrónica, parece ser que los obispos oficiales de Francia se han inhibido totalmente de la lucha por la libertad de culto frente a Macron, mientras que quienes han organizado y encabezdo la lucha han sido las comunidades tradicionales y los laicos. La sombra de monseñor Lefebvre es alargada. Para mayor gloria de Dios.

    1. Efectivamente. A mayor Gloria de Dios. Por sus obras, y por los frutos de sus obras, se conoce a los santos. Y Mons. Lefebvre tiene, por lo que se ve, esos frutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *