PUBLICIDAD

Verdades para tiempos confusos

|

Dos cardenales y tres obispos han suscrito una serie de verdades que me parecen de gran actualidad en estos tiempos de confusión en los que vivimos.

Rodo lo que podamos hacer para que las conozca el mayor número de fieles, e incluso de infieles, me parece una buena obra. Y hasta a los convencidos les hará bien repasarlas.

https://infovaticana.com/2019/06/12/burke-schneider-y-otros-vuelven-a-recordar-las-verdades-de-fe/

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=35084

https://www.hommenouveau.fr/2882/religion/deux-cardinaux-et-trois-eveques-rappellent-le-magistere-br-a-la-place-du-pape–.htm

http://www.ncregister.com/daily-news/new-declaration-of-truths-affirms-key-church-teachings

 

 

 

 

 

PUBLICIDAD

7 comentarios en “Verdades para tiempos confusos
  1. Totalmente de acuerdo con Joel y Miguel Antonio.
    Por complementar, hay muchos textos que revelan el error, pero este me parece especialmente claro:
    Hechos, 17 22-23: «Pablo se puso en pie en medio del Areópago y habló así: Atenienses, observo que sois en extremo religiosos. Pues paseando y observando vuestros lugares de culto, sorprendí un ara con esta inscripción: AL DIOS DESCONOCIDO. Pues bien, al que veneráis sin conocerlo yo os lo anuncio»

    Dios, más allá de católico u otra cosa, es infinito, y, como infinito, no se puede reducir a conceptos humanos; pero precisamente, como infinito e inefable, solo podemos conocerlo por lo que Él nos revela de si mismo; la máxima revelación ha sido Jesucristo, y por medio de Jesucristo se conoce a Dios, como se dice por ej en Juan 14 8-9 «Le dice Felipe: Señor, enséñanos al Padre y nos basta. Le responde Jesús: Tanto tiempo llevo con vosotros ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre.»

    Pablo afirma que la existencia de Dios es asequible a cualquiera Romanos 1 18-20 «Pues lo que se puede conocer de Dios lo tienen a la vista, ya que Dios se les ha manifestado. Desde la creación del mundo, su condición invisible, su poder y divinidad eternos, se hacen asequibles a la razón por las criaturas. Por lo cual no tienen excusa» pero, como a los Atenienses, refiere un conocimiento superficial, como se revela de Romanos 3 21-25 «Pero ahora, prescindiendo de la ley, aunque atestiguada por la ley y los profetas, se revela esa justicia de Dios que salva por la fe en Jesucristo; válida sin distinción para cuantos creen. Todos han pecado y estan privados de la presencia de Dios. Pero son absueltos sin merecerlo, generosamente, por el recate que Jesucristo entregó, Dios los destino a ser con su sangre instrumento de expiación para los que creen»

    El conocimiento de Jesús es el conocimiento más profundo de Dios que puede alcanzar el ser humano, y la Fe verdadera sitúa a quien la tiene en un estado de Justo ante los ojos de Dios.
    Creo que por muchos malabares semánticos que hagan, no pueden negar esto.
    ¿Qué todos los dioses son queridos por Dios? evidentemente, todo cuanto ocurre es porque Dios lo permite, pero una cosa es que lo permita al crear a la criatura libre, y otra cosa es que lo desee, y, en ese sentido, en toda la Biblia se advierte de las consecuencias fatales para los individuos si se dejan guiar por dioses humanos e ídolos, en cuanto que la condición pecadora conduce a la muerte, y no solamente la biológica.
    Dios lo es de todas las religiones, basta leer los textos sagrados de cada religión para darse cuenta de que eso no es así, incluso entre el Antiguo y Nuevo Testamento se aprecia que el conocimiento de Dios por los judíos, con anterioridad a Jesús, era defectuoso. Jesús es la máxima revelación, y nos revela al Dios verdadero. A Dios no le queda más que decir, todo lo que pudo decir lo dijo con Jesús, ahora la pelota esta en el tejado de los seres humanos.

  2. Me consta que hay más obispos implicados en buscar la manera de pedirle al papa jesuita que se pronuncie al respecto de una serie de cuestiones que le van a plantear por escrito. Los hay, incluso, que no descartan pedirle la renuncia. La noticia es verídica y, por razones obvias no voy a desvelar mi fuente. Otra cosa es que se pongan de acuerdo el número suficiente de prelados para conformar la masa crítica necesaria que les permita dar el golpe de timón que precisa la Iglesia de Cristo…

  3. Enfatizas, Barriola, que: » «no se haga proselitismo», bastando un ejemplar comportamiento».Eso es precisamente el pelagianismo puro y duro aunque Francisco interprete como pelagianismo lo que tú dices: «Una cosa y la otra», tal como nos lo enseñan, casi a cada página, los Hechos de los Apóstoles. Y el resto del Nuevo Testamento.
    Pero lo que ocurre es que las Declaraciones vaticanosegundas Dignitatis Humanae y Nostra Aetatae son susceptibles de una interpretación meramente humanista, es decir profana inmanentista.Y esas Declaraciones se han erigido en la Doctrina oficialista y han desplazado a las Constituciones Dogmáticas, una faena sinuosa invasiva que ahora se va a establecer como de obligado cumplimiento con la llamada Constitución de Reforma de la Curia, de los G6 más UNO sin referendum democrático, que en realidad supone la Reforma de la Religión Católica borrando la Contrarreforma católica del Concilio de Trento frente a la Reforma protestante que ahora se adopta como interconfesional del cristianismo gnóstico.
    Y curiosamente en ambos casos los jesuitas como agentes basicos: formidables jesuitas ignacianos en la Contrarreforma y los jesuitas arrupitas en esta neoReforma desacralizada y descatolizada.
    Precisamente en la que dices «invitación a la Conversión» está la clave. En la invitación a la conversión de nuestras actividades en Gracia santificada de Dios mediante la acción santificadora, es decir conversora en Gracia, del Espíritu Santo.
    «Sed santos como yo porque yo vuestro Dios, soy santo».(Levítico 19,2)
    «Sed santos, porque yo soy santo» (1Pedro 1,16) que retoma.
    «15-No te pido que los saques del mundo sino que los guardes del mal,
    16-NO son del mundo como tampoco yo soy del mundo.
    17-Santíficalos en LA VERDAD. Tu Logos es La verdad
    18-Así como me enviaste al mundo también yo los envío al mundo.
    19-Y por ellos yo en mí mismo estoy siendo santo. Para que también ellos
    santificados en Verdad. ((J 17,15-19).
    No hay más santificación posible que no sea la conversión de nuestras actos vitales de la vida normal, los que sean santificables, convertibles en Gracia por el Espíritu Santo, Dios santificador actuante en los Sacramentos que Jesucristo instituyó como liturgia de Conversión. Y por eso la primera providencia de la reforma vaticanosegunda fue subvertir el sentido mismo de Liturgia Sacramental reduciéndola a protocolo de ceremonial y rúbricas con modificación del lenguaje, ocultando la Teología Sacramental de Liturgia Católica y de la Economía de la Gracia a resultas del consenso con los protestantes luteranos y calvinistas a los que no podemos desde entonces llevar la contraria por motivos unionistas inclusivos de «hermanos separados» y a interprtetar La Fe Católica en función del Antiguo Testamento y no al revés. Ha venido a ser todo una suerte de sucedáneos religiosos gnósticos
    Esta es la cuestión fundamental que ha trastornado a la ortodoxia católica y ha llevado a la degradación de La Fe dejando inerme al episcopado católico en cuanto que corresponsables de la salvaguardia, proclamación y dispensación de La Fe basada en la Confesión de San Pedro y por eso mismo CATÓLICA, indeformable, a la que también todos los sucesivos papas-obispo de Roma necesariamente han de atenerse para legitimarse como Sumos Sacerdotes de La religión Católica, única verdadera de la Iglesia cuya cabeza es Cristo.
    La santidad de Dios que se nos comunica por su iniativa en las condiciones que Jesucristo nos expuso, pues iniciativa gratuita no quiere decir incondicional y que voluntariamente aceptamos o no; pero esta aceptación vital de conversión a Gracia de Dios de nuestras vidas tanto en cuanto sean santificables en la Liturgia sacramental- Fuente y Culminación de toda la vida cristiana (si cristiana santificable)- es incompatible con el reformismo rupturista de antes culminado en Lutero y con el reformismo interconfesional de ahora cripto-gnóstico para no alarmar .
    La santidad no es andar con la cabeza ladeada de pío devoto ni lucir ínfulas; en católico es vivir activos según Cristo y cada día del Señor llevar la actividad de la semana al Sacramento del Altar y Comiunión-por eso Santa MISA para que al comunicarnos con Jesuristo el Paráclito también PersonaDivina que le está adjunto en la Unidad de Dios nos convierta o transubstancie los hechos de vida santificables en participación de la vida divina que es la Gracia santificada. Mosto convertido en sangre de vida en el lagar de fermentación sobrenatural.
    La felicidad plena de nuestro paso de este mundo para la eternidad gloriosa. Pascua de Resurrección y Pentecostés en la Iglesia de Cristo para cuya finalidad la fundó y dotó con los medios necesarios de sobrenaturalización.
    Ni priscilianos ni pelagianos. «Extra ecclesiam nulla salus» por lo que se refiere a la adquisición de Gracia santificada en este mundo, pese a la Comisión Teológica Internacional. Aunque la Salvación o no, queda al veredicto inapelable y final de Jesucristo Pantocrator que es el «Liturgo de los Santos y del Tabernáculo verdadero que Dios fundó y no un hombre» (Heb 8.2) .
    Saludo cordial, Miguel Antonio Barriola. (¿tal vez de los Barriola donostiarras cuyo patriarca médico D Ignacio conocí?)

  4. Completamente de acuerdo con el comentario de Joel.
    No es coherente instar a la Evangelización, machacando a la vez con frecuencia, que «no se haga proselitismo», bastando un ejemplar comportamiento. Una vez más: «Una cosa y la otra», tal como nos lo enseñan, casi a cada página, los Hechos de los Apóstoles. Invitación explícita a la conversión y confesión de fechorías:»Con toda seguridad conozca la casa de Israel que al mismo Jesús, a quien vosotros crucificasteis, Dios lo ha constituido Señor y Mesías» (Hech 2, 36).»Los Apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con mucho valor. Y se los miraba a todos con mucho agrado» (Hech 4,33).
    Y, si es saludable cosechar todo lo común, que se da en diversas confesiones cristianas y diferentes religiones , que no se caiga en el revoltijo de considerar que todo da la mismo, que se está en paz con Dios, provocando la guerra y la destrucción de cristianos y judíos, inscrita en el Corán, admitiendo «sacerdotisas» u «obispas», como entre los anglicanos, cuando está resabido, que el Señor no ha instituido un sacerdocio femenino.
    Tolerar, sin decir «esta boca es mía», la casi canonización de los LGBT, proclamada por el jesuita J. Martin, o las aberraciones de otro jesuita: Masiá desde el Japón, sin el menor «tirón de orejas».
    Escuchar, sin el menor comentario de reprobación, las amenazas de tantos mitrados germánicos, de que
    preparan una ruptura más drástica que la del mismo Lutero y…todo sigue igual…
    ¿Ya está pasada de moda la advertencia paulina: «Aunque un ángel del Cielo os predicara un evangelio distinto del que os hemos predicado, ¡sea anatema!» (Gal 1, 8)?

  5. Mi agradecimiento al Cardenal Burke y a los obispos que comparten un escrito tan clarificador. Es un poco triste que sea necesaria la exposición de unas verdades claves, que hasta hace pocos años compartían sin dudarlo hasta los chicos católicos de 13 ó 14 años y que actualmente están casi enterradas bajo una maraña de relativismo.

  6. Las realidades de la descatolización de La FE y por consecuencia la desacralización de La Religión católica son evidentes, desde la tremenda afirmación que Dios no es católico que vale tanto como que Dios no es ni está identificado como un solo y único Dios Santísima Trinidad de Personas, cual Jesucristo así lo reveló y así lo predicaron los Discípulos del Señor que convivieron con él y quedaron designados como sus notarios públicos presenciales y a la vez sus albaceas testamentarios.
    Igualmente afirmar que la Iglesia de Cristo no es autorreferencial de La FE de la Revelación sino que tiene que salirse de sí misma y aprender del mundo pòniéndose a su servicio natural de la ecología inmenentista, puede decirse que está en posición de 180 grados y i.700 años atrás de lo que se entendió, creuyó, asumió y vivió en La Religión Católica de la Iglesia de Jesucristo cimentada en San Pedro y por eso católica, apostólica y romana.
    Declarar urbi et orbi que todas las religiones son queridas por Dios es tanto como afirmar que todas las idolatrías son queridas por Dios o que los dioses de todas las idolatrías que e¡n el mundo han sido, por cierto tan descalificadas en el Antiguo Testamento, es el mismo dios indiferenciado supuesto sin identificar por Jesucristo y en Jesjucristo.
    Cinco obispos que se sienten en serio corresponsables de la salvaguardia del Depósito de La FE de la Revelación salen a puntualizar algunas de las abrraciones de la desolación que se ha entronizado en el Altar de Dios contra el sensus Fidei católico. El resto parece que no se sienten concernidos o en tienden que es peor puntualizar manteniéndose en pie blandiendo la armadura enseñada por San Pablo que callar o subirse al Carro de Heno del dejar pasar dejar hacer en sumisión cómodamente intalados o en sufrimiento aniquilador.
    ¿Evitar cismas? ¿Pero es posible vivir en la perplejidad con todas las herejías dentro en pluralidad de fes, credos, idolatrías y religiones reducidas a fenomenología antropológica de iglesias o sinagogas inclusivas? ¿Acaso es eso la neo-evangelización que se propone de un epicureismo religioso opuesto o al margen del Evangelio de Jesucristo Redentor que nos posibilitó el acceso a Dios en él mismo ?
    ¿Los Apostoles y los misoneros que les secundaron y siguieron es que concibieron e interpretaron una religiosidad angelista desencarnada, mitológica y retórica sin sustancia práctica de humanización sobrenaturalizable por y en los Sacramentos de la Liturgia Católica?
    Este fenómeno de la degradación de La Fe de la Iglesia solo es explicable teniendo presente la advertenia del DSeñor de que llegarían tiempos en que se apagaría La FE hasta el punto de que si fuera posible hasta los escogidos la perderían. Y en efecto se pierde La FE porque los responsables de predicarla pura e íntegra la van perdiendo o la han perdido, única manera que la grey del Señor se disperse en estampida hacia el vacío existencial y sobrenatural.
    ¿Que en épocas pasadas se han dado igualmente tiempos aberrantes y desolación católica? Pues sí, en la Memoria Histórica constan y están; pero por las mismas causas, teológica y clerical: Jesucristo piedra en Pedro de tropiezo. Escándalo para judíos y helenistas de la colina de Ares. Sabios de sí mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *