PUBLICIDAD

Váyanse todos a hacer puñetas

|

la expresión: chúpame un pie! para mandar a alguien a hacer puñetas - Posts  | Facebook

Lo están reclamando todos los días. Que los mandemos a hacer puñetas.

Una vez más, absoluta coincidencia con González Guadalix, Hasta el punto de que hace ya tiempo que envié a ese menester a no pocos. De diversos pelajes y ropajes. Y desde entonces el cupo no ha dejado de aumentar. Con notable alivio de ánimo por mi parte. Tranquiliza muchísimo haber mandado a hacer puñetas a un señor o monseñor que se jacta de haberlo mandado él a Jesucristo y a la Iglesia.

Lo tenemos muy fácil. Si alguno, aunque fuera un ángel del cielo pretendiera…  Pues, eso. Los mandaremos a hacer puñetas.

https://www.infocatolica.com/blog/cura.php/2210260136-vayanse-todos-a-hacer-punetas

 

Comentarios
2 comentarios en “Váyanse todos a hacer puñetas
  1. Lo que esta haciendo Bergoglio en la Iglesia solo es posible por la pasividad, la cobardía, la estupidización y la inanidad de los obispos.
    El problema mas que los malos y corruptos son los supuestos buenos inanes y pusilanimes.
    Es facil justificar el no hacer nada con razones de falsa prudencia o respetos humanos o incluso hasta caridad. Cualquier razon es buena para no molestarse en hacer lo que hay que hacer.
    La realidad esta ahí, y solo la mayoría de los obispos supuestamente buenos se niegan a verla como el elefante en la habitación.
    Bergoglio poco a poco se ha instalado en la herejía. Y sigue. Lo que tienen que hacer todos los obispos desde hace años es sumarse a los dubia, o hacerlo ahora, pidiendo publicamente perdon a Dios y al pueblo por hacerlo tan tarde.
    Y luego denunciar el Sinodo, sus documentos, y las corrupciones de Bergoglio, sin parar, todos los días, has que Bergoglio rectifique o se posicione claramente para poder denunciar en público la existencia de una excomunión latae sententiae.
    Ignorar la realidad como se hizo hace no mucho con el tema de los abusos solo conduce a que mas tarde el problema sea cada vez peor.
    Es como cuando Churchil le dijo a Chamberlain que por evitar la guerra había caido en la infamia pero que al final tendría infamia y guerra.

  2. Salvando las distancias, que son muchas, pero no demasiadas, se plantea una cuestión parecida a lo de la interpretación de la Biblia cuando Lutero. Vale, cada uno puede interpretar lo que le dé la gana pero ¿y si yo quiero que me interprete un cura? Eso no puede ser.

    Pues aquí, similar aunque al revés. ¿Y si yo que agarro a la Biblia y digo que lo que no puede ser no puede ser? ¿Vendrá el Sr Cardenal a impedirme mi «libre examen»?

    Pues a eso hemos llegado y lo que nos queda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *