PUBLICIDAD

¡Vaya abadesa!

|

Oriolt la retrata.

https://germinansgerminabit.blogspot.com/2020/06/la-abadesa-de-la-agitacion-armada.html

Y lo que es su monasterio. En vísperas de apagar la luz.

La abadesa, de las más jóvenes de la comunidad, tiene 74 años, o los cumplirá este año.

En 1974 el monasterio  60 monjas, hoy quedan veintiuna. De las cuales diez tienen 90 años o más. Los años de la más joven comienzan por 6. Pues eso preside esa abadesa. Es la crónica de una muerte anunciada. Para muy pronto.

Lo triste es que con su cierre no se habrá perdido nada.

 

36 comentarios en “¡Vaya abadesa!
  1. Juan Nadie
    Cuídate mucho. tanto física como mentalmente. Me parece que este blog te sirve de terapia.
    Te deseo lo mejor, la paz con Dios, con los demás y contigo mismo. Como buen cristiano que eres, reza mucho por todos los que no pensamos como tú, y vivimos en ignorancia y pecado.

    1. LORENZO
      Esto va religión no de política. Ya veo que tu no es que pienses distinto sino que estas a otra cosa a la política. No eres ignorante eres cínico. A ti te va el rollo de la corrupción eclesial. Pues muy bien campeon, pero entonces, que haces pastando por un blog católico? El tuyo es Religión Digital. Hay tienes toda la mierda que quieras hasta saciarte. Sería divertido si no fuese tragico.

      1. Juan Nadie
        Ya sabes que te aprecio mucho. No olvides de tomarte la pastilla, que te sube la tensión y tienes arritmia. Aprovecha también el día para mejorar tu vocabulario y tu ortografía. Todos debemos aprender.
        Un abrazo fraterno.

        1. LORENZO
          Es que me parto. Osea, que tu defiendes a gente que ha militado en organizaciones terroristas sin arrepentimiento y que corrompen su vocación y que engañan a los fieles haciendose pasar por referentes consagrados, y soy yo el que necesita tomarse una pastilla. Haztelo mirar chaval. Por una parte esta bien, porque dejas a las claras tu cinismo.
          Y eso sin olvidar que esta señora y otras bobadesas como ella trabajan activamente corrompiendo su ministerio en el PRUSES, para perjudicar los derechos de mas de la mitad de los catalanes y de todos los españoles.
          Aquí me tienes cuando quieras, en contra de la falsedad, el cinismo, la manipulación y la chorrada. Cuando abandones el cinismo podre enviarte un abrazo fraterno. Mientras tanto, a nivel civil tu defiendes a los que atentan contra nuestros derechos. No puede expresarte ninguna simpatía. Luego las diferencias religiosas si es que las hay se pueden hablar, pero en el tema del ataque a los derechos tolerancia cero. Aquí has dado con un muro.

  2. Memento Mori, Memento Amari

    Recuerda que vas a morir, déjate querer

    Fray Bertrand Hebert OP
    03 de Junio de 2020 |

    Una vez estaba esperando en fila para confesarme en mi parroquia. Salió un hombre del Confesonario y lo reconocí de inmediato. Era el padre de un viejo amigo con el que había perdido el contacto. Siempre fue un hombre gregario, pero ahora, su semblante estaba lleno de ferviente emoción. Tenía la cara sombría como si acabara de ver la muerte, pero también brillaba como si hubiera descubierto algo nuevo.

    Se me acercó y, para mi sorpresa, inició un sincero diálogo. Me dijo que su madre acababa de fallecer y que todo su mundo se estaba derrumbando. Item, que estaba orando como no lo había hecho nunca anteriormente, había vuelto a ir a Misa, su alma se había renovado en el encuentro con la muerte.
    Tras un abrazo cordial se fue con lágrimas en los ojos. Eran las lágrimas de un hombre que acaba de perder a alguien querido, pero también las lágrimas de quien acaba de encontrar a un amigo que había perdido hacía mucho tiempo. ( Juan 15,15 ).

    La gente a veces tienen una conversión cuando pierden a un padre. ¿A qué se debe este curioso fenómeno? La pérdida de un familiar cercano sacude dramáticamente nuestro mundo.
    Desde nuestra juventud, a menudo pensamos en nuestros padres como gigantes o superhéroes. De repente, la persona que creíamos invencible, se va. La muerte se vuelve mucho más real.

    ¿A dónde nos dirigimos tras el encuentro con la muerte? Como en el caso del padre de mi amigo, a menudo acudimos a Dios. La pérdida de un padre conlleva un sufrimiento indecible, pero, nos es posible recurrir a Dios para hallar consuelo.
    Y además podemos hacerlo en tono de acusación: “¿Porqué ha sucedido esto? ¿Cómo pudiste consentirlo?” Cualquiera que sea la razón, recurrimos a Dios pues nos vemos en la obligación de admitir que estos temas escapan a nuestro control.
    Ésta es la razón fundamental de que volvamos la mirada a Dios: Aunque podemos tratar de manejar estas realidades profundas, Dios es el Señor de la vida y de la muerte. ( Rom 14, 9 ).

    Estando atrapados en esta comprensión de la soberanía de Dios, ¿Es de extrañar que nos veamos buscando una relación con Él? La muerte nos ayuda a darnos cuenta de lo frágil que es la vida humana. Pero, en lugar dejarnos llevar por la proclividad a la desesperación, aparece una brizna de confianza y esperanza.
    Cuando perdemos a un ser querido, nuestro sufrimiento choca con la Providencia de Dios, y reconocemos que «el Señor está cerca de los contritos de corazón, y salva a los quebrantados de espíritu.» (Salmo 34,18).

    Cuando vemos cercano al Señor, queda claro que, mientras nosotros estamos sujetos a la muerte, Él no lo está.
    Ha triunfado sobre la muerte y gobierna todas las cosas según Su voluntad amorosa. Quizás lo más impactante y conducente a la conversión es la posibilidad de caer en la cuenta de que este mismo Omnipotente no está tan fuera de nuestro alcance.
    Vemos cómo gobierna el mundo con Sus poderosas manos de modo misterioso y maravilloso. Cuando volvemos hacia Él en el silencio de nuestro corazón, sentimos cómo Su mano poderosa nos sostiene con gran cuidado.
    La voz que proclamó en tono solemne: «Hágase la luz,» (Génesis 1, 3), es la misma voz tierna que susurra con cariño: «Dilectus meus mihi et ego dilecto meo.” Canticum Canticorum 2,16; Juan 17,23).

    Muchos han perdido a padres, cónyuges e hijos en circunstancias dolorosas. Cuando perdemos a un ser querido, podemos sentir que lo hemos perdido todo. Sin embargo, los tiempos difíciles pueden disponernos para escuchar la voz misericordiosa de Dios.
    A partir de aquí nos damos cuenta de que lo tenemos todo. Puede que hayamos perdido a quienes amamos, pero, acabamos de encontrar al que nos ha amado desde toda la eternidad.

    El Señor está cerca; deja que te abrace y te hable. «Déjate querer.» (Santa Isabel de la Trinidad).

  3. Pues anda que la esta «obispa»:

    «La obispa de Washington carga contra Trump: ‘Nos alineamos con los que buscan justicia por la muerte de Floyd'»

    Eso sí, con el apoyo de quien es peor que ella, el arrupita anti católico James Martin:

    «Desde Twitter, el padre jesuita James Martin ha dejado claro su rechazo al posado del presidente con la Biblia. ‘Déjenme ser claro. Esto es repugnante. La Biblia no es un atrezo. Una iglesia no es un fondo fotográfico. La religión no es una herramienta política. Dios no es su juguete’, ha escrito el padre Martin, acompañando su mensaje con la foto de Trump en la iglesia episcopaliana.»

    ¡La Biblia no es un «atrezo» se ha atrevido a manifestar semejante farsante, quien, por otro lado, está de acuerdo con el general Sosa en que como «en tiempos de Jesús no había grabadoras…».

  4. Dejemos que los muertos entierren a los muertos.

    Fijémonos más bien en los enlaces que nos pone el padre Canli. Esa es una Iglesia viva y con futuro. Demos gracias a Dios por ello.

    Lo que me sorprende es que haya tantos monjes en los monasterios alemanes. Porque no creo que con ese episcopado la gente se meta en masa ne los conventos. Tal vez sea que hay pocos conventos. Tal vez el P. Canali nos lo pueda explicar.

    1. PALETO
      ¿ha leido usted el artículo? Lo que es nauseabundo es que una señora que ha militado en un grupo terrorista o ha sido cooperadora del mismo no haga profesión publica de arrepentimiento si profesa en un convento. Y ocasiones ha tenido sobradas para hacerlo. Lo que es nauseabundo es que unas monjas y esta abadesa cooperen con un proceso separatista que perjudica a todos, y que niega los derechos de mas de la mitad de los catalanes y del resto de los españoles. Lo que es nauseabundo es que haya individuos como usted que o no se enteran de nada o son como retrasados mentales.
      No se en lo que creera usted, pero o es malo o idiota, no tiene escapatoria.

  5. Algún mérito sí hay que reconocerles a todas estas «abadesas»: han consagrado sus vidas a la destrucción de sus órdenes al menos –dado que la de la Iglesia no estaba en su mano aún–; y han logrado que órdenes y congregaciones mueran al fin con ellas.

  6. Es terrible, y no es un caso tan aislado como podríamos pensar. Ojalá pronto alguien tenga la lucidez y la valentía para hacer una lectura crítica de los años postconciliares en España y en la Iglesia en general, algo semejante a lo que hizo Ratzinger en 1985 en «Informe sobre la fe». Pienso que la historia será muy dura con muchas de las aplicaciones del Concilio y cómo éste se entendió y se vivió en muchas comunidades religiosas, presbiterios y parroquias… Han sembrado de sal el terreno, lo mejor es que todo eso se acabe y se cierre, sin una sola lágrima.

  7. No sé en este caso concreto como se habrá llegado a esto pero en general las religiosas no han hecho otra cosa que seguir directrices que les venían de arriba. Más victimas de una situación de crisis que otra cosa.

    1. Más sumisas y serviles a todas las directrices que venían de los machos, esos teólogos y superiores despoticos «de la Liberación» que han mangoneado las órdenes y la Iglesia, que ningún otro colectivo de mujeres de la sociedad.

  8. Bueno una cretina de tantas, tampoco es nada nuevo. La estupidez, la maldad, el cinismo y la fealdad suelen tener cosas en común. A mi me da que esta señora se hizo monja para que si seguían investigando algun asunto relacionado con el asesinato la pacata policía franquista la dejase en paz. Total diría, mejor en un convento que en la carcer. Es un suponer. La otra opción es que era bastante fea y mal encarada, y que a pesar de militar en el amor libre no pillaba cacho ni haciendose la borracha, y claro dijo pues pa no pillar na, me voy al convento. Aquí ya me mojaría mucho mas, y diría que es mucho mas que una suposición. Esta sinverguenza debería sufrir en sus carnes lo que ella pretende para otros. A lo mejor así aprendía. Dudo de que crea en Dios. Es mas estoy seguro. No cree en Cristo. Cree en la Revolución, como miles de soplapollas.

      1. Lo sería si esa bobadesa o usted mismo fuesen dignos de respeto o tuviesen educación o respeto por los derechos de los demas. No se si es que su neurona esta en cuarentena o es que es usted directamente cinico. Deme algunas lineas mas y le diagnostico. Pero esta abadesa es una corrupta y una siverguenza, en su juventud y ahora. Bueno en su juventud parece que ha sido algo mucho peor y el artículo dice que no se arrepiente. Es lo que tiene la valentía de la estupidez que no se rinde ni ante la evidencia.

        1. Le reitero lo que dije en el apunte anterior: Juan Nadie carece de respeto y educación, y está lleno de odio, y sin paz interior. Posiblemente su intransigencia, y la ausencia de paz interior, le lleva indirectamente a cometer errores ortográficos y de signos de puntuación en su expresión escrita. Suerte y le deseo lo mejor.

          1. LORENZO
            No es nada personal es que tengo alergia a la chorrada y a los chorras. Especialmente a los que defienden la corrupción en la Iglesia. Veo que a ti te parece muy bien que una abadesa que ha estado involucrada en una organización terrorista no se arrepienta y que además patrocine actividades políticas no ya cuestionables sin directamente malignas, desde sus habitos.
            Tu debes de tener mucha paz interior, debe de ser la paz de los cabestros, de los que no se enteran de nada. Esta señora es una corrupta, que emplea su posición religiosa para hacer política, y para perjudicar los derechos de todos los españoles. Pero lo peor es el haber corrompido una vocación si es que la ha tenido alguna vez. No es la única, en cataluña hay unas cuantas, pero claro tu en tu nirvana de paz interior no te enteras de nada. Ten cuidado porque si notas que llueve caliente, es que te estan meando en la oreja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *