PUBLICIDAD

Unas benedictinas que no lo parecen

|

Nos lo cuenta Catapulta en una muestra más de la galería del adefesio:

http://catapulta.com.ar/?p=9018

Afortunadamente les quedan tres telediarios.

¡Quién las ha visto y quién las ve!

 

 

9 comentarios en “Unas benedictinas que no lo parecen
  1. Hace un tiempo lleve a un joven a un monasterio en el que se veneran las reliquias de un santo joven muy popular. El muchacho estaba entusiasmado con el santo, tanto que estaba decidido a pedir el ingreso en ese convento. Hube de advertirle que «religiosos así, ya no existen». No lo entendió al principio pero pronto se dio cuenta de porqué se lo decía. Y pidió el ingreso en un Seminario Diocesano en el que está feliz, preparándose para ser un sacerdote según el Corazón de Cristo, así que viva el Vaticano II y su feliz primavera!!! Para seguir al Señor con radicalidad ya no es necesario profesar los «consejos evangélicos» en una orden, basta con vivirlos.

  2. Que modo más triste de perder la vida!. Con razón la Madre Angelica, cuyo aniversario fue ayer, viendo el derrotero por donde iban las cosas, y que su propia orden ya estaba sucumbiendo, pues ya se habían recortado el hábito y suprimido las rejas, y viendo que los obispos contemporizaban, cierto día, ante un Cardenal que justificaba los cambios, en su programa de TV se levantó y dijo «reniego de ti, iglesia liberal americana» y al día siguiente volvieron a ponerse los hábitos antiguos y a instalas de nuevo las rejas. Le dijeron de todo, pero puso firmes a los obispos que la temían. En España por desgracia ocurre lo mismo. Y aunque todas las Ordenes, monásticas y de vida apostólica, están para cerrar, proporcionalmente están peor aquellas que tienen rama masculina. Tengo entendido que Madre Dolores, sucesora de Santa Maravillas tenía prohibida cualquier inferencia en sus Carmelo de los «padres de la orden».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *