Una vez más muy bien el arzobispo de Oviedo

|

Resultado de imagen de "jesus sanz montes"

Claro que siempre habrá quien asegure que es un impresentable por no haber excomulgado a Pedro Sánchez, aceptar a Omella como presidente de la CEE y no haber destituido al Papa Francisco.

Si ya verán como sale alguien en el Blog poniéndole a escurrir.

<

Si es que los pluscuamperfectos son insaciables. Volvería Cristo al mundo y no le reconocerían por hereje.

http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=37530&whp=whp

 

Comentarios
9 comentarios en “Una vez más muy bien el arzobispo de Oviedo
  1. Me asombra el desparpajo de demuestra el Arzobispo de Oviedo al decir que han debido proceder al cierre de los templos, cuando nadie les ha obligado. Toda persona informada sabe que el Decreto que declara el estado de alarma no obliga ni mucho menos a cerrar los templos y, de hecho, en algunas diócesis no se han cerrado. La mayoría de los obispos -Sanz Montes incluido- han ido en esto más lejos de lo que exigía el que probablemente sea el Gobierno de España más laicista desde la II República.

    1. Sanz Montes es un tibio al que le encantan los juegos florales, la cursilería sensiblera y el poner velas a todos los santos y a los no santos, a ver si alguno le aplaude.
      Da gloria escuchar al gran Reig Pla en su catedral complutense ABIERTA A LOS FIELES en la homilía DE LA MISA DE HOY día 27; valiente, certero,
      e inspirado. Y confirmándonos en la fe, cosa que se le ha olvidado a la mayoría obispal .

      1. Añádale Ud que Sanz tiene cerrada su catedral, lo que indica el «nivelazo» del prelado y sus paradojas. Y que sus advertencias al Gobierno sobre el cierre de iglesias -Sánchez acaba de anunciar el reinicio de las misas con limitación del aforo- lo deja fuera de juego en el Comité Ejecutivo de la CEE. ¿No sabía que Omella y Osoro ya tenían cerrada esta negociación con el Gobierno? Probablemente estos dos y otros lo ninguneen porque lo conocen bien. Mucho piar y poco trino.

  2. Yo también he celebrado el whatsApp que circulaba de mi respetado sr. Arzobispo, a propósito de sus celebraciones de Semana Santa en la Santa Cueva. Pero varias personas me contestaron que era un bulo y que él mismo había pedido que no se difundiera. Siento tener que añadir que sus homilías eran muy poéticas, pero con pocas referencias al grave problema que padecemos. Menos mal que la Santina es siempre la presencia más eficaz y entrañable. Así que me gustaría mucho poder aclarar si fue un bulo o no.

  3. Aplaudo el escrito de Mons. Sanz Montes. Desde luego, qué gran hazaña de los demás obispos eligiendo a Omella el Tibio como su presidente.

  4. ¿Porqué leer?

    Fray Simon Teller OP
    27 de Abril de 2020

    Sed Contra: Un ensayo sobre la cultura moderna

    Un ensayo del «Sed contra,» es abordar una preocupación cultural y abordarla con la ayuda de alguna autoridad filosófica o teológica.
    En adelante se publicará un ensayo «Sed contra,» una vez al mes durante el año académico.
    «No leo libros … voy a Google y puedo obtener con rapidez información relevante.»

    -Un erudito de Rhodes, Nicholas Carr, tiene en The Shallows, un comentario sociológico sobre la forma en que Internet ha configurado el cerebro humano.
    He aquí la tesis de Carr: El uso de la Web ha cambiado la forma de relacionarnos con las palabras.
    El tiempo transcurrido ante una pantalla genera ciertos hábitos mentales, que afectan, entre otras cosas, a la forma en que leemos.
    Carr señala que en la lectura contemplativa, el tipo de lectura, que se materializa en los relatos, los argumentos y las ideas, están en decadencia.
    En cambio, la mayoría de las lecturas cobran forma a partir del escaneo de mensajes de texto, del desplazamiento por los canales de noticias, la lectura de artículos: En una palabra, la lectura como fuente de poder.

    Según la opinión de nuestro erudito de Rhodes, esta lectura tiene sus ventajas. ¿Porqué perder el tiempo leyendo un libro de principio a fin, cuando se puede encontrar la misma información en algunas búsquedas de Google Books? ¿Realmente importa cómo leemos, cuando se consigue la misma información por el ordenador?

    Sed Contra: «En los libros sagrados, el Padre, Que está en el cielo, viene amorosamente a encontrarse con Sus hijos y habla con ellos.» ( Dei Verbum , 21).

    La forma de relacionarnos con la palabra es importante, porque Dios ha elegido revelarse por escrito. En cierto sentido, Dios se ha «encarnado» en las palabras de la Escritura.

    «Porque las palabras de Dios expresadas en el lenguaje humano se han hecho semejantes al habla humana, como en otro tiempo el Verbo del Padre Eterno, habiendo tomado Carne de la debilidad humana, se hizo semejante a los hombres. ( Dei Verbum, 13).
    Antes de asumir la naturaleza humana, Dios primero se oculta en el lenguaje humano. Dios se esconde en la Biblia, en las palabras de los autores inspirados.
    Dios mismo es la «realidad» más profundamente representada por las palabras de la Escritura: toda la Escritura se cumple en Cristo.

    La forma de relacionarnos mediante las palabras es importante, porque en las palabras de los libros sagrados nos encontramos con el Dios que se nos revela.

    Podemos dar por sentado que la Biblia es un cauce de revelación. Pero, nada obligó a Dios a revelarse a través de las palabras: Teóricamente, podía haberse dado a conocer de otra manera. Y si en lugar de las Escrituras, hubieran sido inspirados los íconos, la música o incluso la arquitectura?
    Dios, en su sabiduría, eligió el cauce de la palabra para dar a conocer Su mensaje. Esto significa que los cristianos deben poder encontrarse con Dios donde está: En las palabras de los libros sagrados. Dios se vinculó a las palabras, así que nosotros debemos hacer lo mismo.

    Pero la autorrevelación de Dios a través de las Escrituras no se reduce a una mera comunicación de datos.
    La palabra revelación o Apocalipsis, no sólo significa que Dios nos ha hablado de Sí mismo, sino que nos invita a una relación personal con Él. Cuando se leen desde la fe las palabras inspiradas, se entra en un continuo diálogo. Porque Dios nos habla a cada uno personalmente a través de las Escrituras:

    «Cuando proclamo el libro sagrado … Dios dice esas palabras pensando en mí. Dios desea crear un diálogo de amor, apoderarse de mi vida e insertarla en la Suya.
    ¡Qué poder hay en esas palabras, si las recibo de este modo, de los labios de Dios! Adquieren la capacidad de alcanzar la profundidad del corazón humano, «penetrando sus junturas hasta el límite del alma y el espíritu.» (Arzobispo Mariano Magrassi, Orando con la Biblia, 83).
    Entrar en el mundo de la Biblia significa entablar una relación y, como todas las relaciones, ésta requiere un compromiso.
    Un compromiso moral, sí. Pero esta relación también requiere una especie de compromiso literario: El compromiso de una lectura atenta y pausada.
    Si queremos escuchar la voz de Dios en las páginas sagradas, debemos escuchar, lo que significa leer con el oído atento:

    La audición completa requiere una lectura atenta . Incluso antes de reflexionar, debemos escuchar y disponernos a una recepción fructuosa.
    De hecho, la actitud más importante ante el Dios que habla, es la apertura.
    Pero esto no se dará en plenitud si no leemos con una disposición comprometida. (Magrassi, 105).
    Hay muchas razones por las cuales la lectura contemplativa debe ser preservada, apreciada y promovida.
    Pero, la razón más fundamental es que Dios ahora mismo nos habla en las palabras de la Biblia. «El que tenga oídos para oír, que oiga.» (Mt 11,15).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *