PUBLICIDAD

Una profanación y un sacrilegio más

|

Resultado de imagen de custodia

He borrado el texto porque como muy bien me decís era falso. Pero creo que ello nos vale para que todos los lectores, y yo el primero, digamos con toda adoración: Bendito sea Dios en el Santísimo Sacramento del Altar. Pues si hay unos cuantos que lo digan, y seguro que sí, también bendita intoxicación que se ha resuelto en alabanza al Señor.

 

 

7 comentarios en “Una profanación y un sacrilegio más
  1. Ah, y apuntaros, por favor, a la Adoraciación Perpetua, si hay alguna en vuestra lugar de residencia. Siempre se necesita más gente. En Madrid capital hay cuatro o cinco capillas. También hay en Getafe, Alcalá… así hasta 50 capillas o más en España. Merece la pena… A veces nos rompemos la cabeza con formas “novedosas” de evangelización, mientras tenemos al Santísimo a la vuelta de la esquina, que es quien verdaderamente evangeliza, y no las estrategias ni los modelos innovadores. Volvamos a casa.

  2. Me uno a los comentarios; es falso.
    En ambas capillas hay un sistema de seguridad que evita existan incidentes desagradables; en horario nocturno el adorador de dentro abre previa vista de la persona que llama a la puerta por una videocámara.

    El único incidente ocurrió en las tensas jornadas post DUI en que un grupúsculo antisistema intentó dirigirse a la capilla de Santa Isabel que fue rodeada literalmente por la policia para evitar cualquier invasión o profanación…amén de que mucha gente joven del barrio bajó para defenderla llegado el caso que no llegó…

    No hay ningun peligro

  3. A mí me llegó ese mismo correo, pero hace cosa de un año. Me temo que es falso. En Barcelona hay dos capillas de adoración perpetua –en el Colegio Santa Isabel y en el Tibidabo– y creo que ninguna es de las carmelitas. No ha habido nadie maniatado. Ese correo sigue dando vueltas y vueltas, la gente se lo cree y atemoriza a potenciales adoradores. No hay nada que temer y sí mucho, mucho que ganar en la adoración eucarística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *