PUBLICIDAD

Una película que nos recomiendan

|

Película el manto negro

https://infovaticana.com/2023/12/16/el-manto-negro/

 

Comentarios
3 comentarios en “Una película que nos recomiendan
  1. He leído el artículo sobre la película «el manto negro».. Me ha recordado la gran labor de nuestros misioneros en los Virreinatos. Estos días, alguno, si ha podido ver videos o leer sobre el portentoso milagro de Nuestra Señora en el cerro del TEPEYAC y las consecuencias para los indios, la inculturizacion etc. Tenemos aquí la MISERICORDIA de Dios por un lado y de otro, la heroicidad de los misioneros. Imagino un poco, no puedo llegar a más, cómo debía de ser la gesta de esos hombrazos de Fe. Si, realmente, podrían estar tranquilos en sus países de origen, no complicarse la vida y mucho menos arriesgarse a ser Torturados-los indígenas no estaban para chiquitas-. Eso sí que es historia y no ciencia ficción. Se dice aquí que hay escenas muy duras de violencia y crueldad… Menos mal que todavía quedamos algunos con «estómagos sensibles», señal de que somos seres CIVILIZADOS y con cierta o bastante humanidad. En cuanto sí hay escenas escabrosos, naturalmente que eso debería el director del filme omitirlas… no somos tonticos y quien desee ver esta película, no creo que la vea por las escenas subidas de tono, que, repito, deben suprimirse y aquí está el ingenio para insinuar sin mostrar ni ofender (recordemos que la violencia es ficción en las pelis, no las escenas eroticas, pornos o lo que sea). En fin, recomiendo al «indigenista» Paco, el del Vaticano, que vea la gran labor de amor y fe de los misioneros. No creo que le interese, este señor pone «la cassette» del rollo pachamámico y la ecología sostenible y los llantos, rugidos, gemidos de la pobrecita madre tierra ; no es consciente del llanto de la Madre del Cielo por ver descarriados a sus hijos

    1. Muchísimo peor es el biopic hagiográfico que le hicieron al obispo Pedro Casaldàliga, con varias escenas de sexo explícito, y que se proyecta sin empacho en templos como el de San Antón, del Padre Ángel…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *