PUBLICIDAD

Una encuesta demoledora para la Iglesia católica en Chile

|

Es muy completa y tiene aspecto de haber estado bien realizada aunque vayan ustedes a saber. Los datos son espantosos para aquella Iglesia que se suicidó.  Y que sobrevivirá en una pequeña porción de fe y esperanza. La mena despojada de la ganga.

Los datos revelan una situación espantosa, que irá a más, hasta dejar la pusilla grex a la espera del Señor que, liberada de tanta podredumbre, volverá a hacer crecer los números de los creyentes aunque alcanzar los que hubo sea imposible o muy difícil.

Pues eso, más o menos, es lo que hay. Y a la baja. Para correr a cantazos a muchos. Con solideo.

Iba a añadir algo pero creo que tiene tal entidad que merece la entrada siguiente del Blog porque nos jugamos mucho en esa trampa saducea.

https://encuestabicentenario.uc.cl/wp-content//uploads/2019/11/EB_RELIGION.pdf

 

9 comentarios en “Una encuesta demoledora para la Iglesia católica en Chile
  1. Lei la encuesta chilena.
    Está realizada por sociólogos.
    No hay una sola pregunta sobre la influencia de la Fé en las opciones de vida, NINGUNA.

    Los que la encargaron y publicaron tiene tanto de Pastores como yo de submarinista.
    Con gente así, Dios sigue buscando quien lo anuncie.

  2. No me es posible seguir día a día los temas y comentarios de este Blog, por lo que pudiera incidir en algo ya tratado.
    Pero al hilo de los resultados de esta encuesta, estadística o lo que pudiera ser, recomiendo leer el libro recientemente publicado por el Cardenal Robert Sarah-Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos- «Se hace tarde y anochece». Léanlo con atención, les gustará.

    En otro orden de cosas, me gustaría preguntar a los comentaristas que suelen estar al tanto de la realidad eclesial de Zaragoza, si saben qué ha sucedido-si es que ha sucedido algo- con el Canónigo de la S.I.M. de Zaragoza D. Jesús Domínguez Longás. A principios de Septiembre se despidió de los fieles que habitualmente asistimos a la Misa de 10 que siempre celebraba él en la Santa Capilla de la Basílica de El Pilar porque se hacía cargo de una parroquia en un barrio humilde Zaragoza. Dejó, por tanto, de concelebrar en la Misa Conventual de las 9 de la mañana y de celebrar la de 10. Pero lo curioso, y por ende chocante, es que todos los días, sobre las 10 de la mañana, recién terminada la celebración de la Misa Conventual, a la que, insisto, él no acude, revestido con alba, cíngulo y estola, se sienta en el confesionario y en él permanece hasta las 11, aproximadamente. Y, por cierto, da gusto confesarse con él. Si por su condición de párroco no puede atender sus labores pastorales como canónigo, ¿cómo es que durante el tiempo en el que antes celebraba la Misa de 10, ahora está en el confesionario? Eucaristía a esa hora que, por cierto, celebra D. Manuel Almor, Vicario General de la Diócesis., que antes de las 11 no se podrá incorporar a su despacho.
    Ya lo decía el Dr. Iglesias Puga. Raro, raro, raro….

      1. No me parece tan sencilla la explicación. Que ha dejado de ejercer como canónigo, es obvio y es lo que extraña, no solo a mi. Y de ahí mi consulta. No se si será habitual «cesar» a un canónigo, que además era el Secretario del Cabildo, pero teniendo en cuenta la edad de varios de los canónigos y presbíteros que siguen participando en el culto y celebrando Misa en El Pilar, no se aprecia muy lógico que uno de los más jóvenes-pese a sus 70 años-y de los más ágiles y activos sea cesado y enviado a una parroquia de la parte sur de San José, lindando con La Paz. Y más siguiendo en activo, en su condición de eméritos o no, canónigos de más de 80 años, algunos de ellos con un gran deterioro físico.
        Resulta muy extraño y no me parece tan sencilla la sola explicación de «Cambio de destino». Algo ha pasado.

  3. la iglesia chilena no levanta cabeza, de seguir asi su extincion sera inevitable. y mientras tanto el pachapapa bergoglio feliz y contento de si mismo. vaya narcisista!

  4. Desde que los enfermos de odio y auto-odio impusieron a Francisco en la cabeza de la Iglesia, muchos hemos perdido el miedo que aún nos atenazaba por estas cosas. Ahora afrontamos la verdad cara a cara y vivimos mucho más libres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *