PUBLICIDAD

«Un tropel de monjas jóvenes se lanza a la calle en Barcelona por los presuspulitics»

|

De entrada pensé que Dolça Catalunya necesitaba también un diccionario, como el del proselitismo, pues ignoraba el significado de tropel. Y en Barcelona tropel de monjas jóvenes es un oxímoron. No habiendo monjas jóvenes no habiendo monjas jóvenes, ni tropel ni un par de ellas. Otra cosa sería en Madrid, La Aguilera, Soria, Cantalapiedra, Godella, Talavera, Galapagar, Belorado… Pero… ¿en Barcelona? Ils sont fous ces dolços? ¿Y Germinans recomendando la entrada? Además de que las monjas jóvenes no están a esos loros desplumados.

https://www.dolcacatalunya.com/2019/10/un-tropel-de-monjas-jovenes-de-barcelona-se-lanzan-a-la-calle-por-los-presuspulitics/

Leído el artículo se entiende perfectamente que el titular es irónico. No llegan a media docena de pobres estúpidas ancianas. A una de ellas incluso hay que sacarle una silla para que pueda participar en el grotesco numerito. Cuando cierren San Pedro de las Puellas, que será a no tardar mucho, motivo de alegría.

11 comentarios en “«Un tropel de monjas jóvenes se lanza a la calle en Barcelona por los presuspulitics»
  1. Pobrecitas mías! Son las mejores del convento. La superiora las ha sacado a la puerta del convento a ver si las turbas las pasean y les dan viaje. La superiora, la ecónoma y la maestra inútil de novicias están dentro contando las monedas recibidas por independentistas. Vírgenes necias y malas, machorras estériles pues nada aportaron a la Iglesia. Y sus pastores menos.

  2. En 1970 las conocí
    Había unas 70 monjas y de todas las edades y con hábito. El diablo ha pasado como un huracán como en tantas comunidades religiosas.

  3. Como dice el refrán, Cuanto mas viejas, mas pellejas. No hay mas que ver a la Forcadera, la monja pantalonera, y a su alma gemela, la Carambola, la cotorra parlanchina tucumana, dicharachera, redicha y sabelotodo, para comprender lo mal que está la vida religiosa en Cataluña. Tal como van y tal como son, que se extingan pronto para que dejen de hacer mas daño, y a empezar de nuevo.

    1. La Forcades esa se quitó el hábito y la toca para medrar en la política nacional-comunista locamente atea. Pero ni los separatistas catalanes la han querido. Y vuelve a los hábitos a enjugar su fracaso, porque en la Iglesia de Francisco cualquier grosería irredenta es bienvenida y readmitida con todos los honores.

  4. Qué pena tan tremenda.
    Regina Virginum, ora pro nobis, que esto va cuesta abajo y sin frenos.
    Me cuesta creer que sean positivamente malas, y que hayan empedrado su camino al infierno con buenas intenciones, añadiendo un suplicio más a la de la silla de ruedas, pero sí desnortadas, alucinadas por un futuro que no ha llegado, y, sin duda, muy mal guardadas por malos pastores. Los pastores malos y los perros, mudos

  5. Son muy ancianas, Paco Pepe, pero hacen mucho daño, que de eso se trata. Allí es donde se destapó a favor del aborto y la homosexualidad Teresa Forcades como guest star, con sus soflamas separatistas. Ubicado en la zona más cara de la ciudad, sirve de punto de reunión para cualquier cosa non sancta, ofreciendo el propio templo. Son varias las que van en taca taca. Alguna incluso ha tenido que pasar alguna temporada en casa de un familiar porque allí no hay nadie ya para ayudar a las enfermas, pues todas están achacosas. Pero el daño que no decaiga.

    Ocurre tres cuartos de lo mismo en santa María de Vallbona de les Monges. No hace mucho acudí con unos amigos al monasterio. Re cobra las entradas una monja anciana con el lacito de marras. (En el cenobio se puso la urna en el famoso referendum de hace dos años.) La sala capitular está destartalada, lo que significa que celebran las reuniones obligadas en torno a una mesacamilla o en blandos sofás para descanso de las octogenarias y nonagenarias posaderas. La exposición de la historia del monasterio corre a cargo de un entusiasma secesionista que cuenta la historia del Císter en la Marca Hispánica con una imaginación fabulosa, sin nada que ver con la historia altomedieval real. Aquellas famosas semanas de estudios monásticos, que tantos datos aportaron, han pasado en sus conclusiones por el tamiz de un onfalocentrismo atroz. Y por aquello de la historia maestra de la vida, las referencias mostrencas a la «actualitat» producirían risa, sino provocaran arcadas.

    1. Que hagan su tarea diaria y se dejen de estulticia, y de ciertas payasadas pues no es su sitio. Halloween no toca ahora, esas inquietas y andariegas, menos rezar cualquier cosa, las esposas vírgenes, se quedan sin aceite para las lámparas!. Necias!!!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *